CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Bacterias en el cepillo de dientes

Bacterias en el cepillo de dientes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 mayo 2016 en Odontologia

Que el cepillo de dientes es la piedra angular de higiene dental y que sirve principalmente para eliminar las bacterias de la boca no es ninguna novedad. Sabemos que es esencial cepillarnos los dientes como mínimo dos veces al día y que hay que hacerlo a conciencia para acabar con la placa bacteriana. Pero, ¿sabías que los gérmenes y las bacterias también pueden acumularse en sus filamentos? Está comprobado que hay más microbios en la boca que en cualquier otra parte del cuerpo, y que algunos de ellos se depositan sobre el cepillo cuando nos lavamos los dientes. Además, los guardamos en el baño: un lugar de entorno propicio para las bacterias debido a la humedad y calidez del ambiente. ¿Cómo podemos evitarlo? Los dentistas de Clínicas Propdental te ayudan a neutralizar los gérmenes que podrían quedarse y habitar en tu cepillo de dientes.

  • Antes de empezar el cepillado, lo primero que tienes que hacer es lavarte las manos con agua tibia y jabón.
  • Una vez has acabado, enjuaga el cepillo delicadamente también con agua tibia y colócalo en posición vertical. No lo cubras hasta que no esté completamente seco, dado que el ambiente húmedo podría estimular el crecimiento de bacterias.
  • Recuerda: no debes compartir el cepillo de dientes con nadie, ni guardarlos de forma que los filamentos puedan entrar en contacto mutuo. Las bacterias podrían pasar de uno al otro y se producirían contagios.
  • Para evitar la acumulación de bacterias, debes cambiar el cepillo cada tres o cuatro meses. Todos los dentistas lo recomiendan porque es una forma de prevenir la contaminación, pero también porque los filamentos se desgastan y pierden efectividad en el momento de limpiar los dientes.

El capuchón protector del cepillo de dientes

El capuchón protector es muy útil para resguardar el cepillo de dientes de las bacterias pero, como ya hemos comentado, no debe utilizarse justo después del cepillado. Las cerdas están húmedas y, al estancarlas con el capuchón, se crea un ambiente propicio para el desarrollo de microorganismos desagradables. No obstante, es muy útil cuando está seco y, sobre todo, para ir de viaje. El capuchón ayuda a mantener el cepillo limpio y libre de infecciones gracias a los orificios de ventilación que contiene. Para que su uso sea beneficioso y nos ayude a conservar los filamentos del cepillo bien limpios, es preciso comprar un capuchón protector de marca certificada. Solo así evitaremos la proliferación de bacterias.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Bacterias en el cepillo de dientes"

    Deja tu comentario