CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Bruxismo: Remedios caseros para evitarlo

Bruxismo: Remedios caseros para evitarlo

Publicado por Imma Roca el 10 noviembre 2017 en Odontologia

Como hemos enseñado en multitud de artículos, el bruxismo consiste en el hábito involuntario de apretamiento o rechinamiento dental. En muchos casos, esta patología provoca problemas graves de desgaste dental, dolores de cabeza, de mandíbula, de oídos… Así como problemas tanto en músculos como en articulaciones. También afecta a las encías, que pueden estar inflamadas o debilitarse.

Según el motivo que causa el bruxismo, encontramos un seguido de tratamientos o remedios que están más o menos indicados según su origen:

Remedios caseros para el bruxismo

Entre los tratamientos a los que más se recurren encontramos la férula de descarga. Este protector bucal es confeccionado a base de resina o plástico. Se realiza un molde de los dientes del paciente bruxador y se procede a su confección.

La finalidad de esta busca conseguir una disminución muy importante en el rechinamiento, pudiendo así frenar el desgaste dental como consecuencia directa al bruxismo.

En los casos donde encontramos el bruxismo como consecuencia a una maloclusión o inestabilidad oclusal, tenemos que buscar la solución en el tratamiento de ortodoncia. Gracias a esta podremos corregir la mordida, que en este caso es lo que hace que el paciente bruxista rechine o apriete los dientes de forma involuntaria.

Pese a que encontramos métodos como la cirugía que también pueden curar el bruxismo como problema de origen funcional, tenemos que descartar esto como última opción. Su carácter de último recurso es debido a la complicación que esta técnica conlleva, así como al proceso de recuperación posterior.

Pese a todo esto, la gran parte de casos donde se da el bruxismo viene relacionado con un factor como es el estrés o la ansiedad. Por ello podemos utilizar ciertos remedios caseros para combatir un estado que lamentablemente a día de hoy, puede ser considerado una epidemia.

Remedios para aliviar el estrés

Como siempre, los remedios no son la panacea y dependerá del estilo de vida y los hábitos de cada paciente, que condicionarán si la técnica que aquí se explica es efectiva o no.

Asimismo, variará la efectividad en pacientes bruxadores nocturnos o diurnos, pues el bruxador nocturno necesita de la toma de consciencia de su problema para encontrar la solución que encamine su recuperación.

Sin más dilación, allá van:

  • Reduce tu actividad al atardecer.
  • Trata de relajarte al menos una hora antes de acostarte.
  • Intenta evitar las preocupaciones antes de irte a dormir.
  • Evita el ejercicio físico una vez entrada la tarde. Durante el día sí será recomendable para destensarnos.
  • Evita tanto el té, como el café como el alcohol antes de irte a dormir.
  • Evita fumar a partir de las 19:00 ya que el tabaco causa despertares.
  • Consigue un entorno confortable en tu dormitorio. Debe ser un lugar donde evitar los problemas y que facilite la relajación.

Asimismo, además de reducir el estrés y la ansiedad también podemos hacer estos ejercicios que nos pueden ayudar para calmar el dolor y reducir las molestias derivadas del bruxismo:

  • Aplica calor húmedo o hielo en la mandíbula. Esto calmará el dolor.
  • Evita el consumo de alimentos demasiado duros para no forzar la mandíbula.
  • No consumas chicle.
  • Realiza estiramientos en los músculos de la boca.
  • Bebe mucho agua.
  • Mantén una dieta rica en calcio. Esto mantendrá el esmalte fortalecido.

En aquellos casos que se presente dolor en los músculos de los hombros, el cuello y la cara será recomendable realizar unos pequeños pasos en forma de automasaje para fomentar la relajación muscular. Aquí se explica de forma más detallada:

Con la yema de los dedos en ambos lados de la mandíbula pasaremos a realizar movimientos suaves y lentos de forma circular, aproximadamente durante un minuto.

Usando los dedos índice, corazón y anular, colocándolos un centímetro por debajo de los pómulos, debemos presionar suavemente a fin de detectar las zonas con una mayor tensión o aquellas más dolorosas.

Repetiremos la acción anterior sobre la sien y por encima del hueso del pómulo, aproximadamente durante un minuto.

Para terminar, colocaremos el dedo índice sobre la muela inferior con la boca ligeramente abierta, pero sin estar en tensión y de la forma más relajada posible. Realizaremos presión hacia abajo por algunos segundos, mientras la boca trata de cerrarse. Esta acción se puede repetir las veces que sea preciso, siempre buscando relajar la mandíbula por completo.

Pese a que estos ejercicios y remedios pueden ser de utilidad para reducir los efectos negativos del bruxismo, es el dentista el encargado de vigilar el caso de cerca. No dejes pasar tu cita con tu dentista de confianza en Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Bruxismo: Remedios caseros para evitarlo"

Deja tu comentario