CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cáncer de garganta

Cáncer de garganta

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 Abril 2015 en Odontologia

En la actualidad, miles de personas en todo el mundo son diagnosticadas de cáncer de garganta. Por suerte, cuando esta enfermedad se detecta en sus primeras etapas de desarrollo, la tasa de supervivencia de los pacientes que la padecen es del 90%. Sin embargo, muchos no consiguen identificarla hasta pasados unos meses, cuando se deciden acudir al médico o al dentista por melestias insoportables. Para aumentar las probabilidades de detección, diagnóstico, tratamiento y curación, así como para prevenir el cáncer de garganta, es fundamental conocer sus síntomas como también los factores de riesgo y los métodos de prevención que existen.

El cáncer de garganta es una patología oral que afecta a la laringe, la faringe y otras áreas circundantes. Se puede clasificar como cáncer de laringe, que se desarrolla en esa zona en concreto, o “de voz”, que evoluciona en las cuerdas vocales. El cáncer faríngeo se desarrolla, como el mismo nombre indica, en la faringe o en la propia garganta.

Los síntomas del cáncer de garganta

El diagnóstico precoz de esta enfermedad juga un papel crucial, como ya se ha indicado anteriormente, en el a tasa de supervivencia resultante. Se detecta el cáncer antes, de forma que existen mejores posibilidades de recuperación. Los síntomas más comunes pueden incluir:

  • Tos realmente persistente o tos con sangre
  • Ronquidos permanentes o cambios en la voz
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Dolor de oídos
  • Un dolor de garganta constante, que no desaparece
  • Un dolor bucal o el cuello por el que parece que hayas recibido un fuerte golpe
  • Sensación de tener un nudo en la garganta
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Los nódulos linfáticos agrandados
  • Padecer mal aliento

Cabe destacar que muchos de los síntomas del cáncer de garganta son también signos de otras enfermedades. La única manera de determinar si el paciente padece verdaderamente esta patología es contando con un diagnóstico adecuado realizado por un profesional médico.

El diagnóstico del cáncer de garganta

Existen diferentes pruebas que permiten el diagnóstico de la enfermedad. La endoscopia es un ejemplo de ello. Este método consiste en insertar un tubo con luz con una cámara conectada en la garganta, para así explorar la zona. La laringoscopia es algo similar pero, a diferencia del primer método, utiliza un laringoscopio. Si el médico observa cualquier tejido anormal, puede realiza una biopsia por instrumentos quirúrgicos y tomar muestras de dicho tejido.

Además de ello, también se pueden necesitar exámenes imagenológicos para determinar el tamaño y la ubicación del tumor y, también, si es operable. Radiografías, resonancias magnéticas, etc. Es preciso destacar que el cáncer de garganta tiene cuatro etapas. Cuanto mayor sea dicha etapa, más avanzada estará la dolencia y más difícil será de tratar.

Los factores de riesgo

Si bien los síntomas de esta condición puede afectar a cualquier paciente y en cualquier momento, existen ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de un diagnóstico negativo y que, de este modo, también pueden incrementar los números de desarrollar el cáncer. ¿Cuáles son estos factores de riesgo?

  • Fumar
  • El consumo de alcohol
  • Una mala higiene bucal
  • Una dieta carente de frutas y verduras
  • Aquellas personas que sufren de SIDA son más propensas a desarrollar este tipo de cáncer
  • La exposición al amoníaco, el ácido sulfúrico o al níquel
  • La edad es también un factor de riesgo, siendo más frecuente en mayores de 55 años
  • Antecedentes familiares de cáncer oral

Si el paciente se identifica con alguna de las categorías citadas, es preciso que se someta a revisiones periódicas y acuda a Clínicas Propdental para consultar su situación con los profesionales del centro.

¿Cómo puedo prevenir esta patología?

Mientras que, por desgracia, algunos casos de cáncer de garganta son inevitables y no se pueden tratar, muchos otros se pueden prevenir. Tomar las siguientes medidas puede disminuir el riesgo de su desarrollo:

  • No fumar: además de ser un factor de riesgo, fumar también convierte el tratamiento de esta patología en algo menos eficaz y convierte la curación en una tarea difícil.
  • Reducir el consumo de alcohol: beber con moderación es fundamental. Lo recomendable es que los hombres no consuman más de dos bebidas alcohólicas al día y las mujeres, una.
  • Comer sano: numerosos estudios sugieren que las vitaminas y los antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras pueden ayudar a prevenir el cáncer.
  • Tener especial cuidado con los productos químicos: la inhalación de vapores químicos peligrosos puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de garganta. Si el paciente suele trabajar con químicos, debe asegurarse de utilizar una máscara y ventilar adecuadamente la habitación.

El cáncer de garganta es un motivo de peso para visitar la clínica dental por lo menos dos veces al año. Las revisiones periódicas permitirán detectar la enfermedad de forma precoz y empezar el tratamiento lo antes posible.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cáncer de garganta"

    Deja tu comentario