CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Casos prácticos para la Endodoncia

Casos prácticos para la Endodoncia

Publicado por Silvia el 10 abril 2015 en Odontologia

Cuando la estructura del diente se encuentra parcialmente dañada es necesario llevar a cabo una endodoncia ya que se trata del único tratamiento eficaz a la hora de recuperar tanto la estética como la funcionalidad de la pieza dental. A continuación vamos a hablar de una serie de casos prácticos para la Endodoncia, es decir aquellas situaciones orales que podremos resolver a través de esta intervención que también se conoce como tratamiento de conductos o “matar el nervio”.

Casos prácticos para la Endodoncia o Tratamiento de conductos

Por norma general podemos decir que la Endodoncia está recomendada en aquellos casos en los que los conductos del interior del diente se encuentran dañados debido a la presencia de bacterias en la zona, afectando tanto al nervio como a la raíz o al hueso maxilar. Dicho de otra forma podemos decir que se requiere esta intervención cuando se produce la muerte de la dentina y esta puede ser causada por las siguientes situaciones:

  • Caries dental avanzada: Una de las principales causas por las cuales se daña el nervio del diente se debe a la caries dental profunda, puesto que si bien es cierto que en su fase inicial afecta solamente al esmalte del diente hay que decir que con el paso del diente la infección irá penetrando hacia el interior del diente afectando al nervio y poniendo en serio peligro la estructura del diente.
  • Dientes fracturadas: En caso de producirse una fractura en el diente se permite la entrada de bacterias y otro patógenos a través de los conductos radiculares, siendo esta una situación muy común que causa la necrosis pulpar.
  • Traumatismos dentales severas: Finalmente no nos podemos olvidar de esta otra situación puesto que un golpe fuerte en la raíz de la pieza dental provoca una infección en los conductos radiculares.

En estas situaciones optar por la endodoncia es la alternativa más recomendable y cada vez son más los pacientes que se someten a esta intervención, que consiste en la extracción del nervio dental afectado y seguidamente se sellan los conductos radiculares para evitar la entrada de bacterias hacia el interior del diente. A diferencia del empaste, que sirve para solucionar una caries en su fase inicial, hay que decir que la endodoncia es un tratamiento algo complicado y que requiere varias sesiones para conseguir resultados. Por esta razón se recomiendan las visitas regulares al dentista con el objetivo de tratar el problema con la mayor prontitud posible.

Otra de las particularidades de tener afectado el nervio dental es el dolor intenso, uno de los síntomas más característicos de esta infección y que hace posible que sean muchas las personas que buscan una solución rápida y eficaz.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Casos prácticos para la Endodoncia"

Deja tu comentario