Causas del miedo al dentista
Inicio » Causas del miedo al dentista

Causas del miedo al dentista

Publicado por Laura Manonelles el 6 agosto 2014 en Odontologia

Actualizado el 21 noviembre 2014

El miedo al dentista puede estar causado por muchos factores distintos, pero uno de los más destacados son las malas experiencias durante la infancia, que permanecen como traumas en la memoria. Esto provoca que haya personas que solo vayan al dentista como último remedio, cuando el dolor se hace insoportable, lo que puede conllevar consecuencias catastróficas en forma de pérdida de dientes y de prótesis dentales.

Una de las causas principales es la mala experiencia durante la infancia

El miedo es -como la alegría, la tristeza o la vergüenza- un sentimiento básico que no se puede reprimir. Desde el punto de vista de la evolución humana, el miedo es una herramienta muy útil que nos previene de los peligros y si reaccionamos a él de manera razonable nos salva de posibles daños.

Por supuesto que las personas del siglo XXI ya no tienen los mismos miedos que las personas del pasado pero no obstante nuestras emociones básicas y nuestras reacciones a ellas casi no han cambiado. Nuestros miedos ya no solo están relacionados con situaciones peligrosas, sino con cosas que nos afectan psicológicamente o que no nos gustan.

Asimismo, el miedo es algo que te aprende y suele estar relacionado con experiencias traumáticas pasadas, normalmente producidas durante nuestra infancia y adolescencia. Las situaciones peligrosas que vivimos de pequeños son guardadas en lo más profundo de nuestra memoria, algo muy útil biológicamente para ayudarnos a desarrollarnos cuando somos mayores.

Una reacción a la sobre-exigencia                                                                                         

Un factor muy importante es la aparición de los miedos sociales, por ejemplo, es el hecho de sobre-exigirse mucho a uno mismo. Algunas personas se obligan ellas mismas a hacerlo todo perfecto y no soportan tener ningún tipo de fallo. Esto hace que aumente su propio miedo; miedo de hacer un fallo, de hacer el ridículo, o de ser criticado. Este problema suele ir acompañado de una falta de capacidades sociales y empatía, por lo que la búsqueda de al perfección suele terminar con el miedo como reacción.

Muchas veces el miedo no es una reacción a una situación realmente peligrosa, sino que puede estar causado por la falta de auto-estima. Como menos auto-estima tiene una persona, más inseguro se siente y más le crece el sentimiento de miedo a poder ser criticado. Algunas personas compensan este miedo con el consumismo material, otras dejan de hacer las actividades que les producen miedo y también hay quién afronta sus problemas.

¿Cómo es el miedo actualmente?

La mayoría de miedos hoy en día son artificiales, crecen de las experiencias, de la educación, de la inteligencia social y de los ejemplos de conducta. Cada día se realizan millones de inyecciones y millones de tratamientos dentales, y todavía hay muchas personas que consideran las visitas al dentista como un peligro insuperable.

Si lo estudiamos con detenimiento no es tanto un problema de miedo antes del tratamiento. Detrás del miedo dental normalmente hay un trauma infantil, vergüenza u otros sentimientos negativos relacionados con el miedo al dentista. En estas situaciones, el sentimiento de miedo e impotencia se desarrollan más rápidamente. En algunas personas, existe un sentimiento de vergüenza detrás del miedo a recibir tratamiento dental porqué piensan que su dentista les va a criticar su higiene oral incorrecta.

Hay personas a las que este miedo les acompaña toda la vida. Algo muy negativo, si tenemos en cuenta que puede comportar consecuencias patológicas notables como la afectación de la salud oral y general de estas. Si no se afronta el problema con la ayuda de un profesional, se trate de un miedo concreto (a las agujas, a una herramienta determinada) o a un sentimiento disperso que no se sabe muy bien de dónde ha salido, es muy difícil poder solventar el problema.

El miedo al dentista tiene soluciones prácticas

Si eres consciente de que tienes miedo al dentista, lo mejor es que se lo digas directamente. Antes que profesionales dentales, los odontólogos de Propdental son personas, y entienden perfectamente lo mal que se pasa ante una sensación de miedo.

Además, todos ellos cuentan con herramientas para eliminar el dolor y las molestias a través de la anestesia, o incluso pueden reducir los niveles de ansiedad y preocupación gracias a la sedación dental, una solución que aplicamos en nuestras clínicas dentales con niños o adultos que lo requieren y que da muy buenos resultados. Asimismo, como la sedación dental permite que los pacientes tengan buenas experiencia mientras están sentados en la silla dental, esto ayuda a reducir el miedo de cara a las próximas visitas, funcionando como un factor de “curación de la ansiedad al dentista”.

Sobre el autor:

Laura Manonelles
Laura Manonelles
Redactora y supervisora de contenidos web
Curso de rehabilitación oral e injertos óseos autólogos (2016)
Curso de odontología legal y forense (2013)
Título de operador en radiología por el Consejo Español de Seguridad Nuclear (2012)
Curso de Invisalign para personal auxiliar (2012)
Higienista dental (2010)
Diferentes cursos de prótesis sobre implantes de Klockner, Nobel Biocare, Phibo y 3I (2008-2009)
Curso de fotografía dental (2008)
Curso odontología en pacientes especiales (2007)
Curso de periodoncia en pacientes implantados (2007)
Curso de marketing aplicado a la clínica dental (2006)
Curso de administración y gestión de clínica dental (2005)
Curso de estética y blanqueamiento dental (2004)
Técnico superior en Industrias alimentarias (1999-2001)
Auxiliar de farmacia (1998-1999).
Auxiliar en odontología (1997-1998).

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Causas del miedo al dentista"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    934 914 914
    Pide cita