CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Centrar el Tac para modificar la guía quirúrgica

Centrar el Tac para modificar la guía quirúrgica

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 Noviembre 2015 en Odontologia

Para modificar la posición y anulación final de los implantes, necesitamos una referencia inicial que permita estas modificaciones.

Si al radiólogo no le informamos de cómo debe de ser realizado el estudio de la mandíbula, se suele tomar como referencia el borde inferior de la misma; para el maxilar superior suele tomarse como referencia el paladar duro desde su borde posterior hasta la espina nasal anterior. Para que todos los cortes axiales que realice el radiólogo del maxilar a estudiar sean perpenduculares al eje longitudinal del implante, deben saber en qué posición están estos.

El centrador de TAC está compuesto por una “galleta”, donde se adherirá la guía radiológica, y un arco extraoral con unas banderolas a cada extremo, que se conectará de forma rígida con la galleta. En el centro de cada banderola hay una cruz; la parte horizontal de la cruz es una continuación de la rama horizontal del arco extraoral. La parte vertical de la cruz (que por supuesto cruza a 90 grados a la parte horizontal) la haremos coincidir por medio de un paralelómetro con la posición del implante sobre el modelo de la guía radiológica. El centrador de TAC con la guía quirúrgica adherida a él se prueba en la boca de paciente para que quede estable con el resto de dientes, si los hubiera, o sobre los rebordes alveolares edéntulos. Se instruye al paciente cómo colocársela y retirársela y se envía al centro radiológico.

Una vez que el paciente es introducido en el escáner, el radiólogo dispone ahora de una referencia extraoral que le indica cómo debería ser cortado el maxilar en función de cómo esperamos colocar el implante. Hará coincidir un haz de luz láser con la parte horizontal de la cruz de la banderola extraoral del centrador, que está a 90 grados de la posición “ideal” del implante, obteniéndose de esta manera los cortes axiales del maxilar perpendiculares al implante, consiguiendo de esa manera una reconstrucción sagital real a la posición del implante sin posibilidad de distorsión.

TAC: Planificación prequirúrgica

Después de llegar a un diagnóstico definitivo, tendremos que planear nuestro tratamiento haciendo posible reproducir en la realidad (en la boca del paciente) aquellos objetivos que determine el tratamiento, que son el respeto de las estructuras anatómicas, la rehabilitación morfo – funcional, la distribución óptima de la carga y al elección apropiada del implante en sus dimensiones y en su tratamieto de superficie, en función e la densidad ósea esperada.

Esta predicción de los objetivos del tratamiento, tiene con el programa SimPlant para PC una herramienta que simplifica el proceso de planificación implantaría, permitiendo, en el caso de que fuera necesario, correcciones de angulaciones vestíbulo – lingual y mesio – distal de la posición del implante con medidas reales en grados y milímetros, para su posterior corrección en la guía quirúrgica y poder así realizar una verdadera cirugía guiada (perforación ósea dirigida).

Con SimPlant tenemos en la pantalla de nuestro ordenador unos 45 cortes axiales, 20 cortes panorámicos y 100 cortes sagitales, todos ellos con una distancia entre sí de 1 milímetro.

Todas las proyecciones son interactivas, de tal forma que lo que se marque en un plano aparece automáticamente en los otros dos, lo que permite el dibujar fácilmente con el ratón el trayecto del N. Dentario en la proyección que mejor se visualice.

Permite valorar la densidad ósea alrededor del implante o en cualquier punto de las imágenes los tres planos, por la cantidad de píxeles de color, expresando la densidad en unidades Housenfield (hueso tipo IV < 300, hueso tipo III 300 – 700; hueso tipo 2: 700 – 1.200, hueso tipo 1 > 1.00) (medición objetiva) permite realizar mediciones en milímetros reales, mesio – distales en las proyecciones panorámicas y axiales; mediciones vestíbulo – linguales en milímetros reales en la proyección sagital, medición de angulaciones vestíbulo – lingual en la proyección sagital (Tilt) y medición de angulaciones mesio – distales en la proyección panorámica (Tolt).

Con esta información, y siempre que hayamos realizado la guía radiológica con un centrador de TAC en un paralelómetro, podremos realizar las correcciones necesarias con el modelo de la guía radiológica para convertirla en quirúrgica modificarla y realizar una perforación ósea dirigida. Permite hacer rellenos virtuales de seno expresando el volumen del relleno, lo que permitirá calcular con exactitud la necesidad del material de injerto. Tiene imágenes en 3 dimensiones que nos muestran con detalle los relieves óseos con visión central desde dentro del seno.

En cuanto a la planificación protésica, el programa SimPlant nos proporciona el ángulo de emergencia de la próitesis, el tipo de aditamiento protésico (pilar cínico, estándar, UCLA, recto o algulado) pudiendo variar a voluntad la longitud de los mismos, así como su angulación; el punto donde se ejercerá la carga (cúspide céntrica o fosa céntrica o borde incisal), la proporción corona – implante y realizará un diagrama de fuerzas de la carga esperada en función de la proporción corona implante, ángulo del implante y el aditamiento protésico y distancia entre el punto de carga y el eje del implante.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Centrar el Tac para modificar la guía quirúrgica"

    Deja tu comentario