CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cirugia y tratamiento preimplantario

Cirugia y tratamiento preimplantario

Publicado por Dr. Dario Vieira el 29 julio 2015 en Odontologia

En ocasiones y para facilitar el tratamiento, se requiere un cierto número de intervenciones quirúrgicas antes de pensar en la colocación de implantes. El tratamiento preimplantario consiste en una serie de acciones que llevar a cabo antes de llegar a implantar una pieza o varias piezas dentales.

Extracción de raíces residuales

Salvo en el caso de sustitución unitaria de un diente del bloque incisivo-canino, donde el mantenimiento de la tabla ósea vestibular obliga a colocar el implante el mismo día de la extracción o en las semanas siguientes, las raíces residuales deben ser extraídas en una extracción de un diente y se establece cuando existen fenómenos inflamatorios o procesos importantes de caries. La invasión bacteriana local es un hecho real, con un riesgo no insignificante de diseminación hacia el lugar sea recepto, lo que puede perturbar el proceso de osteointegracion del implante. Es preferible extraer los diente perdidos en una primera sesión, remodelar los septos interdentales y vitalizados que cicatrizan lentamente y suprimir las invaginaciones epiteliales o el tejido de granulación eventuales. La inflamación habrá desparecido en un periodo aproximado de 2 meses, lo que facilita la anestesia del lugar que hay que implantar y evitar su eventual contaminación por bacterias procedentes de zonas próximas.

Regularización de crestas óseas

Se practica cuando la cresta ósea tiene forma de hoja; la regularicacion quirúrgica se decide en una sesión anterior a la colocación de implantes. Esta cirugía tiene por objeto suprimir las anfractuosidades y reducir las crestas óseas hasta una anchura que permita el taladro del lugar receptor del implante sin fractura de las tablas óseas vestibular o lingual. En nuestra opinión esta regularización debe efectuarse el día de la colocación de los implantes, pues no sobrecarga de manera considerable el tiempo quirúrgico implantario.

Eliminación de crestas flotantes

Las crestas gingivales flotantes deben eliminarse en una sesión quirúrgica anterior a la colocación del implante, pues en general muestran un aspecto inflamatorio y pueden fomentar la reabsorción del hueso subyacente durante el tiempo de sumersión de los implantes. No se recomienda realizar dicha eliminación durante la colocación de implantes, pues puede perturbar la necesaria estanqueidad de los tejidos gingivales al final de la intervención. Para colocar los implantes es preferible intervenir sobre una encía sana , ya que es mas fácil de suturar los dos bordes de una incisión franca y neta.

Desinserción de bridas y frenillos

Puede hacerse en una sesión anterior a la colocación de implantes, lo que permitirá colocar en buenas condiciones la prótesis provisional, frecuentemente removible. Puede igualmente realizarse al colocar los implantes: esta intervención, generalmente simple, se puede efectuar también algún tiempo después de la implantación, cuando la maduración de los tejidos permitan confirmar la indicación de desinserción.

Aporte de encía adherida

Como se sabe, la presencia de encía queratinizada adherida al punto de emergencia gingival del implante es necesaria para su salud a largo plazo (Godet, 1985; Bert, 1982, 1986). En efecto, una encía de este tipo limita los movimientos tisulares, evitando su inflamación, es poco susceptible de inflamarse, pues su vascularización es escasa, y sobre todo permite una higiene de calidad, pues su inervación tan reducida en relación a la mucosa alveolar facilita un cepillado eficaz e indoloro.

Las técnicas han sido descritas previamente (Bert, 1979, 1986); la incorporación puede ser preimplantaria, si la cresta ósea tiene una anatomía vertical, o posterior a la colocación de la prótesis provisional, si la cresta ósea es mas horizontal con un desdentamiento mas antiguo.

La opinión que prevalece actualmente es que la indicación de este aporte tisular no debe hacerse de manera precipitada y sobre todo nunca de forma sistemática antes de la colocación del implante.

En efecto, la maduración de los tejidos duran mucho tiempo y la experiencia clínica muestra que al cabo de unos meses aparece una queratinización natural bajo el efecto de la estimulación funcional y un cepillado eficaz.

Si la encía preimplantaria no tiene las características deseadas al cabo de un plazo de 6 meses, debe establecerse la indicación de la modificación tisular.

Tratamiento periodontal de dientes residuales.

La necesidad de intervenir sobre un punto no inflamado obliga a limpiar la boca en un primer tiempo operatorio por técnicas simples de legrado y un control de la higiene (preparación inicial). Una vez controlada la inflamación, los implantes pueden ser colocados y sumergidos, procediendo luego a tratar los problemas periodontales (injertos, colgajos, etc.)

En nuestra opinión, los implantes deben colocarse lo antes posible dentro del plan de tratamiento con objeto de no prolongarlo inútilmente y dejar un tiempo suficiente de sumersión de las raíces implantadas. Por ello en nuestras Clínicas Propdental podrá contar con especialistas que tras evaluar su situación y emitir un diagnostico, comenzaran el plan de tratamiento mas adecuado para su caso en particular.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cirugia y tratamiento preimplantario"

Deja tu comentario