CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Claves de las enfermedades periodontales

Claves de las enfermedades periodontales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 marzo 2016 en Odontologia

Las enfermedades periodontales más conocidas son la gingivitis y la periodontitis, una de las principales causas de la pérdida de dientes en adultos. Aunque no lo parezca, muchas son las personas que padecen una leve manifestación de estas patologías pero que ni siquiera se dan cuenta de ello. El sangrado gingival, el dolor, la inflamación… Son síntomas que identificamos como normales y creemos que ya van a desaparecer por sí solos. ¿Cómo surgen estas enfermedades, entonces? Pues bien, se producen principalmente por la acumulación de placa bacteriana, una especie de película fina que se adhiere a la superficie de los dientes. En la cavidad oral podemos encontrar más de 700 tipos de bacterias depositadas que, si no se remueven con una adecuada higiene dental y con limpiezas dentales profesionales periódicas, favorecen enfermedades graves.

Los dentistas en Clínicas Propdental conocen las implicaciones de la gingivitis y la periodontitis y, por ello, insisten enormemente en su prevención. Se estima que en España entre el 85 y el 90% de la población mayor de 35 años padece estas patologías en algún grado, ya sea leve o severo. La periodontitis, la más grave, afecta al 30-38% de los adultos también mayores de 35 años. Aunque las formas más avanzadas de las enfermedades periodontales se dan sólo entre el 4 y el 11% de la población, debemos seguir luchando por su prevención y reducir cada vez más su frecuencia de aparición. Antes de responder a las preguntas que planteamos a continuación, veamos cuáles son las diferencias exactas entre gingivitis y periodontitis:

  1. Gingivitis: es una inflamación superficial de la encía. Su principal síntoma es el sangrado y, si se controla adecuadamente, es reversible y su progresión puede pararse.
  2. Periodontitis: es la fase más avanzada de las enfermedades periodontales, que se desarrolla debido a una gingivitis mal tratada. Es una infección profunda de la encía y el resto de tejidos que dan soporte a los dientes. Por ello, puede provocar, en última instancia, la pérdida de piezas dentales. La periodontitis aumenta su frecuencia de aparición con la edad y el daño que causa no es reversible.

¿Cómo se detectan?

Las enfermedades periodontales suelen detectarse cuando aparecen sus síntomas típicos: el sangrado (sea espontáneo o durante el cepillado), el enrojecimiento de las encías, mal aliento, hipersensibilidad a las temperaturas extremas, movilidad o separación de dientes, retracción de las encías e incluso percepción de alargamiento del diente. No es que estas circunstancias se den todas a la vez, sino que pueden variar en función del grado de afectación del paciente. No obstante, ante cualquiera de estas manifestaciones, es importante que el paciente programe una visita con su dentista, quien realizará un correcto diagnóstico de su situación y determinará un tratamiento si es necesario.

La mayoría de profesionales recomienda visitar el consultorio al mínimo indicio de sangrado, el síntoma más primario y propio de los primeros estadios. Recuerda que la gingivitis, si no se trata adecuadamente, puede evolucionar hacia una periodontitis. Evitar este proceso es sencillo, sobre todo si conocemos los principales factores de riesgo y los esquivamos: fumar, el estrés, enfermedades generales como osteoporosis o diabetes, los cambios hormonales y los antecedentes familiares. Algunos no se pueden evitar, pero podemos controlarlos con la ayuda del odontólogo.

¿Cómo se tratan las enfermedades periodontales?

La mejor manera de revertir la gingivitis y evitar, entonces, la periodontitis es a través del control de la placa bacteriana. De hecho, es también el método de prevención por excelencia. Además del cepillado dental en casa, el uso de hilo dental, de enjuagues bucales, de cepillos interdentales y del limpiador lingual, también debemos programar limpiezas dentales profesionales en la clínica. El higienista dental es el encargado de explicar cómo mejorar las técnicas de higiene oral en casa y también de realizar estas limpiezas en el consultorio.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que, cuando hablamos de periodontitis, ya no basta con las medidas anteriores. En estos casos, se necesita el raspado y alisado radicular para limpiar debajo de la encía y eliminar todas las bacterias que allí se habían acumulado. Si el paciente presenta una fase tremendamente avanzada, posiblemente sea necesario someterlo a cirugía periodontal. Una vez finalizado el tratamiento, es esencial seguir un programa de mantenimiento dental para garantizar la persistencia de los resultados.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Claves de las enfermedades periodontales"

Deja tu comentario