CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Comer sano para tu boca

Comer sano para tu boca

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 Diciembre 2014 en Odontologia

Todo el mundo sabe que visitar al dentista es una parte esencial del cuidado de los dientes. Las visitas regulares son, por supuesto, muy importantes. Pero lo que mucha gente no sabe es que la buena higiene dental comienza mucho antes de acudir al dentista. Puede que estés pensando: “lo sé, empieza con el cepillado y el hilo dental”. Pero de hecho, la salud oral empieza incluso antes de la higiene diaria. Las bases de una sonrisa saludable comienzan en el supermercado.

Una boca sana empieza por comer sano

Los chequeos dentales pueden detectar problemas en fases tempranas y solucionarlas, pero solo una buena nutrición puede dar a tus dientes y encías las bases que necesitan. Si tu dieta es rica en nutrientes buenos para tu boca, tendrás menos opciones de desarrollar enfermedad periodontal, caries dental o incluso pérdida ósea.

Entonces, ¿qué nutrientes son los más importantes para tu boca? Estos son los más básicos que debes intentar incluir en tu dieta:

Calcio
Todos sabemos que el calcio ayuda a desarrollar huesos y dientes fuertes. La mayoría de mujeres embarazadas tienen este aspecto muy en cuenta durante el embarazo y comen muchos lácteos durante la gestación para favorecer a sus futuros hijos. Pero, ¿sabías que el calcio sigue siendo muy importante para tus dientes cuando eres adulto?

El calcio nos protege contra la caries dental a lo largo de nuestras vidas. Además, un estudio publicado en la ‘US National Library of Medicine’ concluyó que las personas de la tercera edad que incluían una cantidad de calcio adecuada en sus dietas, tenían más probabilidades de mantener sus dientes a medida que se hacían mayores.

Las mejores fuentes de calcio son los yogures, los quesos, la leche y las verduras de hojas verdes. Si tienes problemas para comer algunos de estos alimentos, habla con tu doctor para que te ayude a recibir la cantidad de calcio adecuada mediante suplementos.

Y es que el calcio es como un tanque que se debe rellenar durante la infancia, pero que de no mantenerse en la edad adulta, se va vaciando, provocando consecuencias nefastas para la salud.

Vitamina D
La vitamina D se llama a veces ‘vitamina del sol’ ya que la piel la puede sintetizar durante la exposición a la luz solar, pero también podría llamar la ‘vitamina de la sonrisa sana’. No solo por lo que ayuda a tus dientes, sino también por lo que ayuda a tus encías. Otro estudio publicado en la ‘National Library of Medicine’ apunta una conexión importante entre los niveles bajos de vitamina D en la dieta y la gingivitis. Esto significa que las personas que incluyen mayores niveles de vitamina D en su dieta, tienen las encías más sanas.

Mientras que la mayoría de nosotros recibimos mucha vitamina D gracias a la exposición solar, las personas que viven en climas dónde no hay tanto sol, deberían tomar suplementos de dicha vitamina, especialmente durante los meses de inverno.

Vitamina C
En el siglo XVIII los marineros británicos recibieron un mote que todavía perdura en la actualidad, ‘los Limeys”, debido a la obligación de sus superiores de tomar un jugo de lima cada día durante los viajes largos. ¿Por qué? Porqué las limas son una fruta rica en vitamina C y, sin ella, los marineros sufrían una enfermedad terrible llamada escorbuto que provoca sangrado de las encías, entre otros efectos. Hoy en día, la vitamina C sigue siendo necesaria para mantener unas encías sanas y tomar alimentos con esta vitamina es esencial para evitar la enfermedad periodontal.

Quizá la vitamina C es la más fácil de incorporar a tu dieta. Algunas frutas como las fresas, los albaricoques, las naranjas, las limones y las limas son fuentes ideales de esta vitamina, así como el tomate y las coles de Bruselas.

Nunca debes dejar de banda el cepillado y el hilo dental, los chequeos regulares, ni las limpiezas dentales profesionales, pero lo que nunca puedes olvidar es controlar tu dieta en el día a día. Asegurar que estos tres elementos forman parte de tu dieta diaria te ayudará a mantener unos dientes y unos encías sanas. Si quieres más consejos acerca de la alimentación, pídeselos a tu dentista o a un especialista en nutrición.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Comer sano para tu boca"

    Deja tu comentario