CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo afecta el tabaco a nuestra salud oral?

¿Cómo afecta el tabaco a nuestra salud oral?

Publicado por Imma Roca el 25 noviembre 2017 en Odontologia

Que el tabaco tiene un impacto muy negativo en nuestra salud es sabido por todos. Lo que mucha gente no tiene tan claro es el impacto que el tabaco tiene en nuestra boca, y es que las sustancias que llevan los cigarrillos pueden llegar a hacernos un auténtico estropicio en la sonrisa.

Hay evidencias científicas que demuestran la relación que existe entre el tabaco y la enfermedad periodontal.

Fumar es un factor que aumenta el riesgo de sufrir enfermedad periodontal, y hay una relación directa entre la cantidad de tabaco consumida por los pacientes fumadores y la gravedad de la enfermedad periodontal.

A continuación enumeraremos los efectos que el tabaco causa en el periodonto:

  • Consumir tabaco acrecenta la severidad de la enfermedad periodontal, así como la progresión y la incidencia.
  • Los pacientes fumadores cuentan con un peor pronóstico en las formas de tratamiento periodontal, tanto a corto como a largo plazo.
  • El tabaquismo y el consumo de alcohol suponen efectos negativos en la salud y en el bienestar de los pacientes. Asimismo, la incidencia de patologías orales graves como el cáncer oral aumenta exponencialmente.

Tabaquismo y periodontitis: un factor de riesgo

Encontramos datos que sugieren que el tabaco causa defectos en la función de los neutrófilos, también empeora la respuesta de los anticuerpos del suero a los patógenos periodontales y además aumenta la posibilidad de disminución de los fibroblastos gingivales.

La periodontitis es menos severa y menos prevalente en los pacientes que han dejado el hábito que en los fumadores habituales, lo que nos indica que podemos dejar el hábito y recuperaremos nuevamente un mayor grado de salud.

Fumar también ejerce tanto efectos sistémicos como locales en la periodontitis. Además, tiene una influencia directa en el grado de respuesta frente al tratamiento de la enfermedad periodontal.

Encontramos una relación directa entre el tabaquismo y la periodontitis. También en la pérdida del hueso alveolar, la pérdida dentaria y la prevalencia y la severidad con la que se da la enfermedad periodontal.

Los pacientes fumadores con periodontitis presentan menor sangrado gingival y menor inflamación que los pacientes no fumadores, lo que enmascara los síntomas.

También sabemos que el fumar se asocia con la reducción en el contenido mineral óseo esquelético.

Es normal que en la clínica encontremos características clínicas típicas de la periodontitis en fumadores.

En los pacientes fumadores podemos observar con frecuencia la recesión gingival, sobre todo en los dientes anteriores superiores e inferiores.

En el momento en el que la recesión aparece en espacios interproximales, esto suele darse donde aparecen troneras gingivales estrechas o comprimidas.

La periodontitis asociada al tabaco se debe considerar como una categoría de enfermedad independiente, ya que esta tiene una clínica específica, y sus pacientes un comportamiento que dista del paciente no fumador.

¿Puede un paciente fumador llevar implantes dentales?

El hecho de fumar hace que el éxito del tratamiento de los implantes dentales se comprometa.

Hay que tener en cuenta que la vascularidad en los pacientes fumadores está disminuida. Para la correcta integración ósea necesitamos sangre, que es la que se encarga de transportar las células necesarias para que este proceso se produzca de forma favorable. Cuanto más tabaco fumemos, mayor será el riesgo de fracaso.

Fumar incrementa el riesgo de sufrir cáncer oral, además de enfermedad periodontal y otras lesiones orales.

El tabaquismo se ha convertido en una pieza clave dentro del campo de la odontología preventiva, y es que de no evitar el consumo de esta sustancia ponemos en un compromiso todas las estructuras orales.

¿Los vapeadores también afectan a la salud oral?

Si bien hoy en día ya no están tan de moda como años atrás, lo cierto es que el cigarrillo electrónico sigue siendo motivo de preocupación entre muchos pacientes, que no están del todo seguros acerca de si el uso del vapeador también está exento de riesgos.

Respecto al uso del vapeador, tenemos que decir que si bien se supone que está confirmado que no existen los vapeadores pasivos, dependerá del tipo de líquido que le echemos al propio vapeador.

Los vapeadores generan vapor con el líquido que les echemos, y la cantidad de nicotina que este tiene es variable. Si bien es cierto que al ser considerado un método para dejar de fumar hace que encontremos concentraciones bastante más bajas de nicotina que en los cigarrillos tradicionales, no quiere decir que la cantidad que lleve sea suficientemente baja como para ser considerada, ni mucho menos, inocua.

Nicotina: Un peligro para la boca

La nicotina es el enemigo número uno para la sonrisa: afecta negativamente ala boca, a la lengua y a las encías. Asimismo, también tiene un impacto negativo en la curación de las enfermedades orales que podamos estar sufriendo.

Dejar este hábito debe ser prioritario para todos los que tengan en cuenta la importancia de la salud, ya no oral, sino en general.

Si antes hablábamos sobre la relación entre el tabaco y la periodontitis, ahora haremos un resumen de las otras problemáticas orales que podemos sufrir debido al tabaquismo:

  • Recesión gingival

La recesión gingival tiene un vínculo muy estrecho con el tabaquismo. Este hábito provoca un impacto muy negativo en las defensas del cuerpo para combatir la enfermedad periodontal.

Asimismo, la combustión del cigarrillo también causa cambios en el tejido oral que favorece el acúmulo de las bacterias, por lo que la placa se desarrollará más fácilmente.

Los pacientes fumadores también sufren una disminución en la capacidad de respuesta de los vasos sanguíneos.

La combinación hace que los pacientes fumadores sean muy susceptibles frente a la recesión gingival, y que los efectos se magnifiquen cuando esta hace acto de presencia.

  • Halitosis

La presencia de nicotina en el cuerpo también hace que la secreción salival se altere, por lo que muchos pacientes sufren de sequedad oral.

El tabaco también puede irritar tanto las mucosas como las vías respiratorias, pro lo que algunos pacientes fumadores refieren este problema en clínica.

Tanto las sustancias del vapeador como las del tabaco se adhieren a las mucosas de la boca, por lo que encontramos un olor característico en el aliento.

  • Bruxismo

Sabemos que la causa del bruxismo tiene más que ver con un factor psicológico, pero también podemos encontrar una afectación incrementada debido a estimulantes como la nicotina.

De la misma forma que actúa la nicotina, la cafeína y otros estimulantes también acrecentan el problema del bruxismo.

Como vemos, no son precisamente pocos los problemas que ocasiona el tabaquismo. Dejarlo siempre debe ser la opción a tener en cuenta. SI necesitamos ayuda, nuestro dentista puede darnos consejos y pautas para hacer este trámite más llevadero.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo afecta el tabaco a nuestra salud oral?"

Deja tu comentario