CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cómo afectan los desórdenes alimenticios a tu boca

Cómo afectan los desórdenes alimenticios a tu boca

Publicado por Dr. Dario Vieira el 14 Abril 2014 en Odontologia

Sin ni siquiera darnos cuenta, muchas personas de nuestro alrededor pueden sufrir desórdenes alimenticios, que pueden formar parte de su vida cotidiana. Las alteraciones en los hábitos de alimentación implican insuficiente o excesiva ingesta de alimentos, en detrimento de la salud física y psicológica del paciente. También es importante tener en cuenta que los trastornos alimenticios no solo afectan a la salud general, sino también se relacionan con problemas de salud oral.

Los principales desórdenes alimenticios

En primer lugar, la anorexia nerviosa es uno de los trastornos alimentarios más conocidos. La alteración se caracteriza por un rechazo a mantener un peso corporal saludable, un miedo obsesivo a la ganancia de peso y una percepción irreal del peso corporal actual. La anorexia puede causar alteraciones en la menstruación, incluso que se detenga, así como a la pérdida ósea, pérdida de integridad de la piel.

En segundo lugar, encontramos la bulimia nerviosa, un trastorno que se caracteriza por atracones recurrentes de alimentos seguidos de purgas. Estas purgas pueden incluir vómito autoinducido, un uso excesivo de laxantes o diuréticos o un ejercicio físico excesivo. Los pacientes también pueden utilizar el ayuno como método de purga.

Los problemas dentales que surgen de un desorden alimenticio

Aunque muchos pacientes pueden pasarlo desapercibido, los desórdenes alimenticios tienen consecuencias severas sobre la salud oral. Además, pueden ser uno de los factores reveladores del trastorno por su gran efecto en la cavidad bucal. De entre los distintos problemas que pueden surgir destacan:

  • Erosión del esmalte dental y caries dental: los dentistas profesionales han estimado que es realmente común apreciar una mayor incidencia de caries dental en todas las formas de desórdenes alimenticios, así como tampoco es extraño detectar una extenso deterioro que puede inducir a la pérdida de los dientes. En el caso de paciente bulímicos, la ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono pone el esmalte en riesgo debido al aumento de los niveles de azúcar en la boca, un problema que se ve agravado con la incorporación de ácido del estómago en el entrono oral tras los vómitos autoinducidos. Los pacientes anoréxicos también son propensos a la regurgitación de ácido del estómago debido a la falta de alimentos en el mismo. Los pacientes que presentan desórdenes alimenticios requieren de un trabajo dental que, además de extenso, debe ser constante. La zona de la dentición que necesita de más atención es la parte trasera de los dientes, que es la más expuesta a los ácidos estomacales liberados en vómitos. Cuando el paciente no se cepilla los dientes con frecuencia, la línea de las encías también pasa a ser una de las zonas que más cuidado necesita, siendo propensa a las caries dentales.
  • Daños en los tejidos blandos: cuando se trata de pacientes bulímicos, la fuerza de los vómitos repetidos también afecta los tejidos blandos de la cavidad bucal. De hecho, puede provocar una inflamación de las amígdalas y de la úvula en la parte posterior de la garganta. Una lengua roja e hinchada o un paladar lacrado también son un indicador de desorden alimenticio, causados por la colocación de un dedo en la parte posterior de la garganta al proceder a los vómitos autoinducidos. Las uñas u otros utensilios utilizados pueden dañar el paladar.
  • Otros: los desórdenes alimenticios pueden comprender otros problemas bucales, tales como el dolor de encías, dolor crónico en la garganta, un esófago inflamado, hemorragias palatinas, disminución de la producción de saliva (que lleva al paciente a padecer el síndrome de la boca seca o xerostomía), el agrandamiento de las glándulas parótidas y problemas para deglutir.

Un trastorno alimentario es un problema importante de salud, que puede crear problemas en muchas zonas de nuestro organismo, siendo la cavidad bucal una de las más afectadas y evidentes. Por ello, es en estos momentos cuando la higiene dental se vuelve extraordinariamente importante, ya que algunos daños pueden ser minimizados con el uso adecuado del cepillo dental, el hilo o la seda dentales y el enjuague bucal. En este sentido, el dentista juega un papel de crucial relevancia para educar al paciente y asegurar un correcto hábito higiénico.

Al ser una enfermedad que puede ser detectada a través de los síntomas bucales, el dentista debe conocer los rasgos y características de este tipo de pacientes. Su labor como profesional, en conjunción con otros expertos, será determinante para frenar y paliar los efectos del trastorno. Además, una vez el paciente ha superado la enfermedad y abandonado los hábitos, el dentista es el encargado de regenerar su sonrisa a través del tratamiento más adecuado. Éste restaurará los dientes devolviéndoles un estado saludable para que el paciente pueda comer sin dolor y recuperar su salud.

En Clínicas Propdental queremos destacar la importancia de tratar odontológicamente a los pacientes que sufren desórdenes alimenticios. Además de detectar la anomalía si es desconocida, un tratamiento de la mano del dentista mantendrá su salud oral y ayudará al paciente a valorar las consecuencias del trastorno.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cómo afectan los desórdenes alimenticios a tu boca"

    Deja tu comentario