CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Aumentar o disminuir la dimensión vertical

Aumentar o disminuir la dimensión vertical

Publicado por Laura Manonelles el 5 Agosto 2015 en Odontologia

La dimensión vertical es parte fundamental a valorar tanto en rehabilitaciones sobre dientes naturales o prótesis. Gracias a ella, obtendremos una correcta oclusión, además de una fonación y estética correctas.
Su aumento o disminución son parte de las tareas a realizar para poder alcanzar la correcta oclusión y evitar así problemas funcionales, musculares y articulares.

Como aumentar o disminuir la dimensión vertical

En una posición de reposo con la dentición separada, debe existir una distancia entre ambos maxilares de 2 a 4 mm. Asimismo, esta relación inter-maxilar se la conoce como dimensión vertical y guardará una importante correlación con la dimensión y anatomía de los molares en el sector posterior de la arcada dentaria y también con la sobremordida en el sector anterior.

El aumento se realizará en función o partiendo de dos principios básicos, estos son:

– El primer principio nos habla de la capacidad que tiene el complejo muscular de adaptación frente a un aumento o disminución de su longitud. El músculo no esta preparado para soportar una sobrecarga de contracturas “isométricas”, es decir, que al contraerse no conlleve un movimiento. Esto ocurre cuando apretamos los dientes en máxima intercuspidación y ello no produce ningún tipo de movimiento. El músculo se contrae “en vano”. Pero en problemas de alargamiento y acortamiento, se comportan mucho mejor, al no ser contracturas “isométricas”

– El segundo principio hace referencia a que cuando se varias la dimensión vertical estando el cóndilo en relación céntrica, este no variará su posición sino que sencillamente va a rotas. Así, no se crearán sobrecargas sobre el sistema cóndilo-menisco-fosa, no se modificará su posición inicial y se seguirá respetando la Adaptación que el cóndilo realiza a lo largo de su vida cambiando de forma, ante las sobrecargas recibidas, gracias a la actividad que desarrolla el cartílago articular como amortiguador.

Como se aumentará la dimensión vertical

La dimensión vertical se podrá incrementar, si fuera esto necesario, de tres formas diferentes:

– Aumentando la dimensión vertical en el maxilar superior

– Aumentándola en el maxilar inferior

– Haciéndolo en ambas arcadas a la vez

Para saber si la dimensión vertical está disminuida, es conveniente examinar la estética de la cara y de la oclusión; Observar si existe una profundización de los surcos faciales, una destrucción dental, una posición adelantada del mentón, etc.

Aumentar la dimensión vertical se puede realizar de forma protésica y según el caso que estemos realizando, será en un maxilar o en ambos.

En aquellos casos en que por algún motivo no podamos solucionar el problema de tener una dimensión vertical reducida, se recomiendo al menos, utilizar una férula por las noches, ya que es cuando más se producen las parafunciones, como el bruxismo, de apretar o rechinar los dientes. Con este tipo de dimensión, deberemos evitar sobrecargas, ya que la musculatura sobre mucho por estar reducida. Con la altura conseguiremos devolver la altura fisiológica perdida.

Como se disminuirá la dimensión vertical

Existen varias técnicas para reducir esta dimensión; estas son:

– Ajustado de la oclusión del sector posterior, profundizando fosas y remodelando cúspides

– Rebajando el sector posterior. Normalmente el paciente o la persona padece de cefaleas o dolor en los músculos de la cara
Utilizando mini-implantes para la intrusión dental. Estos se retirarán al alcanzar una correcta dimensión vertical
– Instruyendo el sector posterior mediante implantes dentales habituales

– Extrayendo el sector posterior. Esta técnica se realizará cuando el paciente acuda a la clínica en una situación de mucho dolor muscular o articular y con una gran discrepancia oclusal; habrá que intentar equilibrar su oclusión. Regularizando la oclusión y posteriormente realizar un tratamiento de ortodoncia

Mediante cirugía ortognática. Esta es, sin duda, la forma más agresiva para cerrar una mordida abierta y solamente optaremos a realizarla cuando las demás técnicas no son posibles o no han conseguido alcanzar una dimensión vertical correcta. Es deseable que al realizar esta intervención, el paciente esté asintomático de la patología de la ATM

La técnica más utilizada es el ajuste oclusal y con ella conseguimos disminuir la dimensión vertical a base de profundizar en las fosas y remodelar las cúspides dentales en el sector posterior. Así pues, si se rebajan las piezas dentales o protésicas en el sector posterior (dándoles anatomía), se conseguirá una aproximación en el sector anterior de una proporción de 1 a 3 o 4 mm.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Aumentar o disminuir la dimensión vertical"

    Deja tu comentario