CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Qué debo hacer para conseguir unos dientes perfectos?

¿Qué debo hacer para conseguir unos dientes perfectos?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 Enero 2016 en Odontologia

Cualquiera que quiera conseguir unos dientes perfectos sabe que la importancia de la higiene oral es fundamental. Es por ello que será muy importante que logremos distinguir entre los mitos y las verdades que asoman en este campo. Desde el equipo de Propdental hemos preparado este artículo desmintiendo algunos mitos y corrigiéndolos, para que de este modo, te acerques un poco más a tu “sonrisa de ensueño”. ¿Te apetece leerlo?

Mitos y verdades para conseguir unos dientes perfectos

Mucha gente ha escuchado que se debe esperar hasta después de desayunar para cepillarte los dientes…. Esto es falso. No pasa nada por cepillarte los dientes justo al levantarte, ya que estarás eliminando las bacterias que se han formado en la dentadura durante la noche. Si desayunas nada más levantarte sí que puedes hacerlo posteriormente, lo importante no es tanto el momento, sino la acción.

Lo ideal es usar el hilo dental después de lavarse los dientes”. Esto es un mito falso. Hacerlo antes de cepillarte los dientes servirá para que después de que remuevas los restos de comida y placa acumulada en los espacios interdentales y sean eliminados a posteriori gracias al cepillado.

“Tienes que enjuagarte con agua abundante la boca después de cepillarte los dientes”. Esto no es correcto, pese a que se suele creer lo contrario. Esto eliminará el flúor que contiene la pasta, así que lo ideal es que realicemos un cepillado dental con una cantidad no excesiva y evitemos realizar grandes enjuagues con agua después de esto.

El hilo dental es bueno para la dentición, independientemente de cómo se use”. Naturalmente que no, ya que si bien el uso de la seda dental resulta fundamental para conseguir unos dientes perfectos, deberemos saber cómo usarlo a fin de evitar dañar las encías y dientes. Pasar el hilo entre el punto de contacto con un movimiento de sierra, para seguidamente colocarlo en forma de C y fregar uno de los dientes. Posteriormente, deberemos fregar el del lado. Ese es el modo ideal.

Otro mito que se suele escuchares el de que deberemos cepillarnos los dientes justo después de comer, cuando tampoco es cierto. Naturalmente que debemos cepillarnos los dientes, pero deberemos esperar entre 30 y 40 minutos a fin de que la saliva de forma natural restaure el nivel de pH de la boca, de otro modo haría que nos fregásemos la boca en ácido, lo que podría traer erosión dental y aumentaría la sensibilidad de nuestra dentición.

Dos cepillados dentales bastarán para mantener una buena higiene oral”. Esto no es del todo cierto. Pese a que el cepillado dental es la columna vertebral de la higiene oral, deberemos usar como mínimo una vez al día el hilo dental, a ser posible antes de ir a dormir para eliminar los restos de alimentos en los espacios interdentales. Las bacterias sufren una multiplicación más acentuada por la noche debido a que este entorno con menos saliva les favorece, por lo que antes de irnos a dormir tendremos que aplicar una completa rutina de higiene oral.
Hay gente que se cepilla los dientes después de cada comida, incluso aquellas personas que hacen 5 comidas diarias. Esto es completamente contraproducente y un mito extendido entre aquellos que buscan unos dientes perfectos a toda costa, ya que realizar un cepillado excesivo de dientes podría traer desgaste del esmalte y recesión gingival.

No puedes dejar tu cepillo dental en el baño, ya que resulta anti-higiénico”. Esto es un mito. Si bien es cierto que debemos cubrirlo con un capuchón para evitar que entre en contacto con ciertos gérmenes, la verdad es que puedes dejarlo en el baño sin ningún problema.

Los cepillos eléctricos son mejores que los manuales”. Esto no es cierto de por sí, pese a que ciertamente tienen algunas ventajas. Ambos son herramientas completamente válidas para nuestros dientes, pero lo verdaderamente importante es saber aplicar la técnica correcta, más que el “con qué” hacerlo.

Todavía algunas personas creen que usar un cepillo dental con cerdas duras es lo mejor para eliminar los restos de comida de sus dientes. Esto es falso, y es que este tipo de cepillos fácilmente puede cargarse tus encías y tu esmalte, por lo que siempre que sea posible intentaremos optar por un cepillo de cerdas blandas de farmacia.

La vida media de un cepillo son 6 meses”. No, de hecho, esta vida media que la gente afirma se ve reducida hasta la mitad. Lo normal es que se cambie cada 3 meses, ya que después de este tiempo, las cerdas comenzarán a desgastarse y perderán efectividad, por lo que no cepillarán de forma adecuada, no pudiendo llegar a algunas partes recónditas en nuestra boca.

Conseguir una sonrisa sana y bonita no siempre es tarea fácil, pero de buen seguro dará muchas alegrías a quienes decidan cuidarla. Lo más importante es que sigamos una buena rutina de higiene oral, que empleemos colutorio, seda dental y un cepillo dental en óptimas condiciones, y que tratemos de dar esquinazo a aquellos alimentos que contengan un exceso de azúcar en su composición.

Asimismo, tenemos que hacer especial hincapié en la importancia de una visita periódica de carácter semestral a nuestro dentista de confianza. Él será el encargado de decirnos en qué estado se encuentra nuestra sonrisa, si necesitamos algún tipo de tratamiento o si mostramos signos o síntomas de enfermedad. Tener unos dientes perfectos requiere dedicación, pero decidir otorgarle la dedicación necesaria también será la herramienta que haga que nos mantengamos alejados de tratamientos costosos, complicados y dolorosos. ¿Y tú, todavía no te has beneficiado de la primera visita gratuita a las Clínicas Propdental? Acude a tu clínica más cercana y comienza a sonreír.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Qué debo hacer para conseguir unos dientes perfectos?"

    Deja tu comentario