CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo mantener el aliento fresco?

¿Cómo mantener el aliento fresco?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 12 septiembre 2016 en Odontologia

El mal aliento, conocido como halitosis, puede llegar a ser muy desagradable para el paciente y su entorno. Consiste en un olor desagradable que procede de la cavidad oral de quien lo padece. En muchos casos, a pesar de mantener una rutina de limpieza oral cada día, el paciente mantiene el mal aliento.

El mal aliento se puede clasificar en dos tipos: oral y extraoral. El mal aliento oral procede del interior de la boca y, generalmente, se debe a la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana. La mayoría de casos de halitosis son de tipo oral. No obstante también hay casos de mal aliento extraoral, que se debe a trastornos del sistema digestivo o a enfermedades muy concretas.

Las causas del mal aliento son diversas. A pesar de mantener una buena higiene oral, es común desarrollar halitosis por hábitos como el tabaco o el consumo de ciertos medicamentos. También la edad y la descomposición de los alimentos influyen en el mal aliento. El momento en el que más pacientes notan tener mal aliento es por la mañana, al despertar. Esto sucede porque durante la noche la producción de saliva disminuye, algo que provoca sequedad bucal y, en consecuencia, mal aliento.

Claves para mantener el aliento fresco

Existen tratamientos profesionales para los casos más graves de halitosis. Sin embargo, esta patología no suele ser difícil de tratar, por lo que hay varias pautas para los pacientes con mal aliento.

  • Beber mucha agua. La hidratación es muy importante para el organismo, también para la cavidad oral. Beber uno o dos litros de agua al día puede ahorrarnos diversos problemas orales como el mal aliento o la sequedad bucal.
  • Higiene bucodental. Uno de los factores clave para evitar el mal aliento es mantener una buena higiene oral. Si bien el cepillado es importante, realizar enjuagues a diario contribuye notablemente a mantener un aliento fresco.
  • Limpiar la lengua. La limpieza de la lengua es más importante de lo que muchos pacientes creen. Es importante no descuidar después del cepillado la higiene de la lengua, donde se acumula una gran variedad de bacterias. De hecho, los gérmenes de la lengua son una de las principales causas del mal aliento. Si bien se puede raspar la lengua con el cepillo de dientes, existen limpiadores linguales específicos para una limpieza de la lengua más profunda.
  • Otros trucos. Es útil masticar chicle sin azúcar con sabores agradables para mantener un aliento fresco durante el día. También hay alimentos que ayudan a combatir el mal aliento, como las manzanas y el té verde y la verdura.

Evitar el mal aliento es tan importante para el paciente como para su relación con el entorno. Con estos consejos podrás mantener un aliento fresco y duradero día a día.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo mantener el aliento fresco?"

    Deja tu comentario