CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo podemos frenar el sangrado de las encías?

¿Cómo podemos frenar el sangrado de las encías?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 noviembre 2015 en Odontologia

En contra de lo que mucha gente cree, piensa y afirma, no existe un motivo “normal” para que una persona sana sufra sangrado de encías, a menos que antes se haya dado un golpe, haya sufrido un traumatismo, o tenga algún tipo de infección o enfermedad.

Debemos tener siempre presente que, de hecho, el sangrado de las encías puede suponer para nosotros el signo más claro de que estamos sufriendo un proceso de enfermedad periodontal. Dicho de otra forma, esto supone una evidencia contrastada de que tu organismo está peleando contra un proceso infeccioso en tus encías.

Pero si tú también sufres de este mal no te debes preocupar en exceso, y es que por lo menos no debes sentirte solo en esto. Algunos estudios apuntan a que por lo menos, la mitad de la población global muestra algún grado de infección en las encías. Pero con esto no estamos diciendo que sea algo normal y de lo que podamos dejarlo pasar, todo lo contrario. Esta patología puede suponer el hecho de estar sufriendo un proceso de enfermedad periodontal, que puede llegar a tener graves consecuencias en el caso de que lo dejemos pasar, inclusive llegando a perder las piezas dentales.

Frenar el sangrado de tus encías debe convertirse en una prioridad, y si quieres que deje de suceder, a continuación pasamos a mostrarte una serie de consejos que de buen seguro te ayudarán para que esto deje de ocurrir, y de paso, mejores tu salud bucodental en general.

Formas de evitar el sangrado de las encías

En primer lugar, debemos ser conscientes de que debemos realizar una visita periódica a nuestro dentista de confianza, para que nos someta a un examen de carácter exploratorio con el que descartar posibles patologías. Esto, realizado como mínimo de forma semestral, y acompañado de una limpieza bucodental profesional, puede suponer la diferencia entre sufrir una enfermedad en nuestra boca y no sufrirla. En el caso de que no acudas con regularidad a tu odontólogo de confianza y sufras el temido sangrado de encías, resulta lógico que debes aumentar la frecuencia con la que visitas al dentista. Es en ellas donde tu odontólogo se ocupará debidamente de la salud de tu sonrisa.

Seguimos con los consejos. Ciertamente las limpiezas bucodentales profesionales que se realizan de forma habitual están dirigidas a un público cuya salid bucodental y gingival es óptima. En el caso de que nuestro caso en particular no sea éste y adolezcamos de algún tipo de enfermedad en las encías o la boca, deberemos comunicárselo a nuestro odontólogo para que él sea quien determine cuál es el trato especial que deberemos recibir. Un procedimiento que destaca por su idoneidad en estos casos suele ser el curetaje y alisado radicular, con lo que se logra un ambiente ideal para lograr la recuperación, aunque de igual forma también existen otro tipo de tratamientos en los que los casos son más complejos o avanzados.

Naturalmente, también debemos tener muy en cuenta la gran importancia que supone el mantener una correcta higiene oral de forma diaria. Esto es algo que a día de hoy prácticamente todo el mundo sigue, pero no todos nosotros lo seguimos como deberíamos, y es que lo ideal es realizarse un cepillado dental dos veces al día, que se debería extender dos minutos aproximadamente.

No sólo debemos asegurarnos de que nos cepillamos de forma diaria, sino que debemos mirar más allá, y es que la forma en la que nos cepillamos también es importante para que nuestros dientes se limpien de forma correcta, evitando el que se lleguen a ocasionar inclusive daños de gravedad. Para ello, debe ser fundamental que contemos con un cepillo de dientes de cerdas blandas. Este deberá estar acompañado por una pasta dental con flúor y limpiar los dientes con movimientos circulares, alcanzando dientes y encías. En caso de duda, el dentista puede ayudarnos.

Para mejorar todavía más nuestra salud bucodental, también podemos incluir un colutorio que incluya agentes anti-bacterianos en nuestra higiene oral diaria. Este, nos ayudará a reducir la cantidad de bacterias de la boca, y pese a no servir como un sustitutivo de las demás técnicas higiénicas, fortalecerá nuestra salud bucodental y de paso refrescará nuestro aliento. En el caso de detectar sangrado de encías, ya sabemos que tenemos una infección en curso, la cuál está provocada por bacterias, de ahí el uso de colutorios específicos para tal fin. En caso de duda, puedes preguntar en tu farmacia o en tu dentista de confianza.

Para saber a qué nos enfrentamos, también es muy interesante que nos informemos acerca de la patología que estamos sufriendo. En este caso, el conocimiento de la misma es tan importante que puede ayudarte a salvar tus piezas dentales, y es que el sangrado de las encías está directamente relacionado con un aumento de riesgo de padecer enfermedades del corazón, diabetes, infecciones del pulmón y otros problemas de salud. Es decir, que tener las encías infectadas podría llegar a acortar tu tiempo de vida. Y es que, cuidando de la salud de tu boca, también vivirás más tiempo y con una mayor calidad de vida.

Directamente relacionado con lo que hablábamos justo antes, también debemos tener en cuenta que hay ocasiones donde las encías sangrantes pueden resultar ser un síntoma de problemas de salud más serios, más allá de una infección local. Algunos de los problemas que pueden sufrirse que provocan esto pueden ser desequilibrios hormonales, la leucemia o un trastorno de coagulación de la sangre. Su médico de confianza le explicará que la salud de sus encías también están relacionadas con el resto del cuerpo.

Una vez hayamos logrado sanear el estado de salud de las encías, tenemos que mantenerlo. Una buena manera de comenzar puede ser el mantener una dieta saludable, que si bien no nos ayudará a eliminar el sangrado gingival una vez se sufre, podrá prevenir la enfermedad periodontal. El consumo de frutas y verduras en crudo te proporcionará los minerales y las vitaminas esenciales para así poder mantener unos dientes y encías en un estado óptimo de salud. Si queremos evitar las infecciones, también debemos tener en cuenta la importancia de reducir el consumo de azúcares.

Naturalmente, aunque creemos que esto no hace falta ni decirlo, el tabaquismo es algo que en el caso de estar sufriendo sangrado de encías deberías dejar con tal de que la curación se acelere. ¿Por qué? Muy fácil: este insalubre hábito desprende un humo poniendo en problemas a las encías, dificultando la curación y en una gran multitud de casos, escondiendo los síntomas de enfermedad periodontal hasta el momento en el que se está en un estadío avanzado de la misma.

En último lugar, pero no menos importante, debemos hacer mención al método más importante de carácter higiénico para frenar y hacer frente a la enfermedad periodontal, y este no es otro que la utilización del hilo dental. ¿Porqué? Muy simple. Este, se postula como la mejor forma para eliminar los restos de comida y de placa, que acumulándose entre los dientes y en la línea de la encía, terminan por hacernos pasar un mal trago si se quedan ahí. En el caso de que sufras sangrado de encías y busques frenar este problema, sólo tienes que pasarte el hilo dental dos veces por días de forma cuidadosa con el fin de no dañar tus encías.

Siguiendo estos sencillos pasos, nos ahorraremos muchos dolores de cabeza. En el caso de que necesites una revisión para saber qué tal están tus encías, sólo tienes que acudir a las Clínicas Propdental, donde su cualificado y reputado equipo médico te asesorará sobre el estado actual de tu sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo podemos frenar el sangrado de las encías?"

Deja tu comentario