CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo usar el irrigador bucal?

¿Cómo usar el irrigador bucal?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 19 diciembre 2015 en Odontologia

El irrigador bucal es un desconocido para algunas personas, pero cada día son más aquellas que deciden incluirlo en su rutina de higiene oral diaria. Si quieres saber cuál es el motivo de esto sólo tienes que seguir leyendo, porque vamos a describir cuál es su funcionamiento, así como las recomendaciones del empleo del mismo.

Cómo usar el irrigador bucal

Una de las recomendaciones básicas antes de que comencemos a emplear el irrigador bucal es la consulta con el especialista acerca del empleo del mismo, ya que no todos los pacientes son aptos para emplearlo. Por ejemplo, aquellas personas que se hayan sometido recientemente a una intervención oral deberán evitar el usarlo, ya que podría poner en peligro la integridad de la misma.

Cuando hayamos comenzado a usar el irrigador bucal, deberemos saber que es normal que las encías presenten sangrado, al igual que cuando comenzamos a usar la seda dental. En el caso de que este sangrado persista con el tiempo deberemos acudir al dentista, ya que como hemos dicho muchas veces, esto podría ser un indicador de sufrir enfermedad periodontal, con lo que deberíamos valorar en qué estadio de la enfermedad nos encontramos.

En cuanto al uso del irrigador bucal, éste nos propone un sistema realmente simple que no requiere de ninguna habilidad específica por parte del paciente: Sólo tendremos que asegurarnos de que sólo sea la boquilla del irrigador la parte que entre en contacto con los dientes y encías del paciente, ya que en caso de tocar otra parte del instrumento podría causar daño en los tejidos orales. Además de esto, tenemos que recordar que este elemento está pensado para realizar una limpieza oral, por lo que por más que éste nos parezca un instrumento de lo más curioso o divertido, deberemos ceñirnos sólo a usarlo para la limpieza bucal.

Como decíamos, el uso del irrigador bucal está indicado prácticamente para todos los pacientes, pero existen excepciones, así como pacientes que deberán seguir una forma específica de empleo. Aquellas personas que tengan problemas relacionados con el corazón deberán consultar a su médico antes de emplear este sistema.

Como vemos, estas normas de uso destacan por su sencillez y no suponen ningún problema, por lo que si tenemos en cuenta los beneficios que conlleva el empleo del irrigador no resulta de extrañar que cada día sean más las personas que lo incluyan en su rutina de higiene oral, lo que, sumado a una visita al dentista en las Clínicas Propdental cada 6 meses a fin de realizar una evaluación rutinaria del estado de la dentición, nos asegurará una sonrisa libre de patología y deslumbrante que nos acompañará durante muchos años. ¿Y tú, ya te atreves a sonreír?

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo usar el irrigador bucal?"

    Deja tu comentario