Complicaciones en exodoncias del tercer molar
Inicio » Complicaciones en exodoncias del tercer molar

Complicaciones en exodoncias del tercer molar

Publicado por Janepropdental el 22 mayo 2014 en Odontologia

Actualizado el 23 mayo 2014

Las complicaciones en exodoncias del tercer molar suceden cuando nos sometemos a una esta operación tan frecuente pueden surgir alguna complicación intraoperatoria o posoperatoria, en cualquier caso el dentista responsable de dicha operación deberá estar preparado y muy bien cualificado para solventar cualquier problema, reacción o efecto adverso que pueda ocurrirle al paciente, con tal de ayudarle y tratar rápidamente lo que suceda antes de que pudiese empeorar o causarle alguna secuela. Es fundamental que el paciente siempre ha de sentirse cómodo cuando esté con el dentista y asegurarse de que está preparado mental y físicamente para todo lo que pudiese ocurrir.

Definiríamos una “complicación” como un evento desagradable que ocurre durante o después de una intervención. En el caso de que este suceso no fuera advertido, tratado o su tratamiento no fuera correcto podría llegar a provocar serias consecuencias o secuelas al paciente.
Las complicaciones que pueden surgir a la hora de extraer el tercer molar son las mismas que a la hora de extraer cualquier otro diente, podría ser debido a la complejidad de la técnica de extracción de un diente incluido.
Podemos dividir las complicaciones entre las intraoperatorias, que suceden mientras está ocurriendo la operación, las posoperatorias inmediatas que son las que suceden en las 24 horas tras la operación y las tardías, que son las que podrian surgir pasadas las 24 horas y que podrian incluso dejar secuelas.

Complicaciones intraoperatorias

  • Hemorragia: Una hemorragia podría ser causada por la lesión de algún vaso de cierto calibre que al lesionarse pueda sangrar y no permitir que el dentista vea el campo de la operación. El tratamiento de estos casos consistiría en clampar el vaso sangrante con una pinza hemostática tipo mosquito, y posteriormente hacer una ligadura o electrocuagulación del vaso.
  • Fracturas: Durante la extracción del tercer molar se puede llegar a producir una fractura de una de las raíces del molar por cualquiera de sus partes o también se puede producir daños a algún diente vecino. Las fracturas normalmente se producen por aplicar una fuerza excesiva con el botador en el momento de su luxación.
  • Desplazamientos: Los desplazamientos que pueden ocurrirse en algún fragmento o en todo el tercer molar se pueden llegar a producir muy a menudo por intentar extraerlos con los elevadores. Los desplazamientos más frecuentes de la mandíbula son hacia el conducto dentario inferior, el suelo de la boca y el espacio submandibular.
  • Dilaceraciones de los tejidos blandos: Los desgarros ocasionados en la mucosa normalmente son causados por un diseño inadecuado del colgajo, cuando este es insuficiente y el separador aplica una excesiva tensión en los extremos de la incisión. También podrían causarse quemaduras y abrasiones sobre el labio anestesiado al aplicar la pinza de mano recalentada durante la ostectomía o la odontosección.
  • Enfisema subcutáneo: Un enfisema subcutáneo ocurre normalmente por la utilización de la turbina en la exodoncia quirúrgica. Se trata de una incursión de aire en los tejidos profundos faciales. Si esta complicación llegase a ocurrir seria necesaria la hospitalización del paciente urgentemente para realizar un control y controlar la infección.
  • Lesiones nerviosas: Durante la extracción del molar se pueden lesionar en distinto grado, el nervio lingual como el nervio dentario inferior. Estas lesiones pueden causar alteraciones transitorias o permanentes del nervio afectado.

Complicaciones posoperatorias

De las complicaciones posoperatorias podemos encontrar dos tipos, las complicaciones inmediatas, que son las que se dan a ver al poco tiempo de finalizar la operación y las complicaciones tardías que podemos observarlas al cabo de unos días tras la operación.

  • Complicaciones posoperatorias inmediatas: Entre las primeras 12 y 24 horas tras la operación, es normal un ligero sangrado que puede aparecer, es controlable poniendo un poco de presión con una gasa. Pero en caso de que sea bastante cantidad de sangre ya hay que estar mucho mas atentos al paciente y realizar controles de las constantes vitales: Controles de la respiración, el pulso y la tensión arterial. Se deberá realizar una exploración quirúrgica de la zona operatoria para la localización y solución del origen de la hemorragia.

Pueden provocarse hematomas en la piel del paciente, debido a la colección sanguínea que llega a disecar los planos faciales o el periostio, y todo se traduce clínicamente por la aparición de tumefacción, equimosis y la palpación de una masa de consistencia dura.
Otra de las complicaciones más frecuentes es el Trismo, tras la operación muchos pacientes presentan una incapacidad o limitación para abrir la boca hasta los límites normales. Esto puede ser a causa de varias razones como serían: La contracción muscular protectora debido a la inflamación, el dolor postoperatorio, la presencia de infección en los espacios vecinos o también podría ser a causa de una lesión de una articulación temporomandibular durante la intervención quirúgica.
También se pueden dar casos donde el paciente presente la aparición de vesículas herpéticas u otras apariciones desagradables que son producidas mayoritariamente por el estrés psicológico.
Y por último, hay varios pacientes que demuestran rechazos y reacciones a los medicamentos que les mandan, debido a que puedan tener algún tipo de intolerancia digestiva, dolor gástrico o abdominal, vómitos… O también manifestaciones alérgicas.
Complicaciones postoperatorias tardías: Tras completar la operación puede ocurrir que algún paciente note un dolor muy fuerte en la zona operada a los 3 o 4 días después de haberla realizado, eso podría tratarse de varios problemas que deberían vigilarse y llegar a tratarse para poder evitar que llegue a algún problema mayor.
Uno de los problemas más comunes y frecuentes es que la herida, a pesar de haberse limpiado y curado, se infecte. La infección puede haber aparecido por diversos motivos como por ejemplo, deberíamos considerar una pericoronaritis o un abceso dentario. Con un antibiótico correcto es generalmente suficiente para controlar esta complicación.
También podríamos encontrar en algún paciente la formación de secuestros, que suelen aparecer cuando la herida quirúrgica no se desbrida correctamente, creando una infección que puede infectarse y ocasionar una supuración o formación de tejido de granulación.

 

Para poder evitar la gran mayoría de las complicaciones tras la operación quirúrgica es muy importante seguir todos los consejos que el dentista tiene que dar al paciente para que la herida pueda curar bien y correctamente sin que sufra ningún problema y que pueda acabar recuperandose lo antes posible. En el caso de que el paciente tuviese algún problema debería tener un número de emergencias de su dentista para que le pudiese ayudar de inmediato.

Sobre el autor:

Janepropdental

Comentarios

329 comentarios para "Complicaciones en exodoncias del tercer molar"

  • El 06.11.2018 , Salma ha comentado:

    Hace una semana me extrageron mis 4 muelas (terceros). Y me advirtieron que podría tener una lesión en un nervio. Estoy bajo medicación y una parte del labio y mentón no siento nada (seguro si hubo lesión). Me comentan que puedo requerir terapia. ¿Sabe cuanto tiempo dura la terapia?

    • El 07.11.2018 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días Salma.
      Presentas una parestesia. hay dos tipos de parestesias.
      – Reversible. Con el paso de los meses hay una recuperación total de la sensibilidad mermada. El espacio de tiempo puede comprender hasta seis meses.
      – Irreversibles. Con el paso de los meses no habrá una recuperación de la sensibilidad mermada.
      Las parestesias se deberán controlar y si procede tratar; Consulta con un maxilo-facial.
      Un cordial salduo.

  • El 13.10.2018 , Andrea de la Rosa ha comentado:

    Buenos días, el día miércoles me realizaron una cirugía maxilo-facial y todo estaba en orden hoy día sábado al despertar note que estaba más hinchado mi cachete pero en estos días he estado bajo mucho estrés, puede ser por eso o debo de acudir al dentista nuevamente?
    Gracias

    • El 15.10.2018 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días.
      La inflamación, así como las molestias, tras una extracción dental o una cirugía oral, pueden acontecer desde el momento de finalizar el tratamiento quirúrgico y aumentar en las posteriores 72 horas o tres días. Trascurrido este espacio de tiempo, ambos procesos deberán ir remitiendo paulatinamente con el paso de los días, de no ser así, se deberá acudir a la consulta dental para descartar o no un proceso infeccioso en la zona tratada.
      Consulta con tu dentista si tienes dudas y sigue sus indicaciones.
      Un cordial saludo.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

934 914 914
Pide cita