Inicio > Blog > Consecuencias de la falta de dientes

Consecuencias de la falta de dientes

Publicado por Dr. Daniel Abad el 15 septiembre 2019 en Artículos sobre Odontologia general

Perder uno o varios dientes afecta gravemente nuestra sonrisa, tanto a nivel estético como funcional. ¿Qué consecuencias tiene la falta de dientes?

Son varias las consecuencias de la falta de dientes que se manifiesta por una serie de trastornos funcionales, estéticos, psicológicos y sociales.

Con la pérdida total de los dientes, se producen además una serie de alteraciones en los tejidos orales y peri-orales que deberán intentar corregirse cuanto antes en tu clínica dental Propdental mas cercana.

Perder un diente es más que un problema estético, esta pérdida puede influenciar y empeorar tu salud buco-dental y asimismo, contribuir a padecer patologías orales.

Sea cual sea la causa de la pérdida dental será crucial el rehabilitar el espacio del diente perdido para preservar la salud oral. Pérdida de hueso, movimientos dentales, retracciones gingivales, mal-oclusiones,… pueden evitarse con la rehabilitación oral.

En este artículo te explicamos como la ausencia o la pérdida de dientes puede comprometer tu salud oral.

¿Qué patologías puede conllevar la pérdida de dientes?

La pérdida de dientes, total o parcial, puede conllevarte problemas más allá de la estética o en tu autoestima.

Así pues, puedes padecer problemas funcionales tales como:

  • Una deficiente fonación. La ausencia de ciertos dientes puede complicar mucho la correcta pronunciación de ciertos sonidos o letras.
  • Complicaciones en la masticación. La ausencia de dientes y la mal-posición de los dientes restantes complicará la correcta trituración de los alimentos.  Ello implicará que el aparato digestivo tenga que realizar un sobre-trabajo en la digestión y puede conllevar pues problemas gástricos.
  • Más desgaste de los otros dientes. Es habitual que personas que pierden dientes en un lado coman solamente por el lado opuesto o donde tienen más dientes, ello originará un desgate prematuro de estas piezas dentales. Asimismo podrá afectar perjudicialmente a la salud de tu ATM (Articulación temporo-mandibular).
  • Encías más debilitadas. Las encías no están concebidas para masticar y muchas personas que presentan ausencia de dientes mastican con estas. Ello acelerará la pérdida de hueso en estas zonas además de dolores, rozaduras,…
  • Habrá mayor susceptibilidad a padecer una patología periodontal.
  • Mal-oclusiones. La ausencia de un solo diente puede provocar el movimiento de los demás debido a que los dientes siempre irán a una maxintercuspidación (MI), es decir, a contactar unos con los otros. Estos movimientos dentales podrán originar diastemas, retracciones gingivales, extrusiones dentales,…
  • Asimismo, pueden originarse caries “por ausencia” en los dientes contiguos a la zona edéntula (del diente perdido) debido a que su acceso al cepillado puede ser complicado.

La pérdida de dientes y consiguiente pérdida de hueso, puede afectar incluso a la forma o morfología de nuestro rostro.

Por ejemplo, ante la pérdida de los dientes anteriores y la no-rehabilitación del área podemos experimentar un hundimiento de los labios.

¿Qué puede provocar la pérdida de los dientes?

Es importante evitar al máximo la pérdida de nuestros dientes, aunque ello, con el avance de la edad (la vejez) en ocasiones puede ser complicado. Conservarlos y preservarlos debe ser nuestra prioridad y conocer las causas que pueden favorecer a su pérdida es clave para evitar ello.

La caries dental

La caries dental es una enfermedad contagiosa e infecciosa que afectará a la anatomía dental destruyéndola con el paso del tiempo y el no-tratamiento. Asimismo, podrá originar la pérdida irremediable de la pieza dental.

Una caries dental siempre se deberá tratar con celeridad en la consulta dental. La caries dental es la principal causa de las fracturas dentales y de la pérdida prematura de estos mismos.

¿Cómo podemos prevenir la caries dental?

Podemos prevenir la caries dental siguiendo una serie de simples consejos, que son:

  • Tener unos correctos hábitos de higiene buco-dental.
  • Debemos cepillar nuestros dientes siempre tras cada comida al menos durante tres minutos.
  • El cepillado más importante siempre será el de antes de acostarnos a dormir.
  • Asimismo, debemos utilizar tras el cepillado el hilo o la seda dental, los cepillos interproximales, un irrigador bucal,… para limpiar los espacios interproximales (los espacios entre los dientes).
  • Realizar revisiones periódicas en la consulta dental.
  • Una dieta sana. Evitar alimentos y bebidas con alto contenido en azúcar es importante, asimismo, alimentos con un alto contenido en carbohidratos.

La prevención es clave y todos debemos realizar revisiones periódicas en nuestra clínica dental, al menos una vez cada seis meses o al año.

Si presentamos caries estas se deberán tratar sin demora, siguiendo siempre las indicaciones del profesional o dentista.

Pero si quieres comer estos, lo más importante es que te cepilles muy bien tus dientes tras su ingesta.

Las patologías periodontales

Las patologías periodontales, la gingivitis y la periodontitis o piorrea, pueden provocar la pérdida prematura de las piezas dentales.

Una gingivitis sin tratar correctamente podrá derivar en una periodontitis o piorrea.

La piorrea o periodontitis afectará a las estructuras de soporte de los dientes, es una patología crónica e irreversible, y puede provocar la pérdida de estos.

¿Cómo podemos evitar las patologías periodontales?

Para tener unas encías fuertes y sanas deberemos.

  • Mantener unos correctos hábitos de higiene buco-dental.

Como en el caso anterior, en la prevención de la caries, nuestros hábitos de higiene buco-dental son claves.

Un correcto cepillado después de cada comida, el uso del hilo o la seda, de un enjuague adecuado (si procede),…

  • Realizar revisiones periódicas en la consulta dental.

Prevenir siempre será el mejor de los tratamientos.

  • Realizar al menos una vez al año una tarterectomía o una higiene dental.

Aunque nos cepillemos tras cada comida, usemos el hilo,… siempre hay zonas de difícil acceso a la higiene dental y donde el sarro se acumulará.

Este sarro se deberá eliminar en la consulta dental mediante una tartrectomía o una higiene. Tras este tratamietno se realizará un pulido.

  • Controles periódicos y mantenimientos si presentas periodontitis.

Si presentas piorrea debes saber que  esta es una enfermedad crónica que se deberá controlar y tratar periódicamente en la consulta dental.

Se deberá realizar periódicamente un mantenimiento periodontal para eliminar el sarro de las bolsas periodontales y preservar sanas las estructuras de soporte de tus dientes.

La piorrea o periodontitis es irreversible pero esta, con los cuidados y controles adecuados, puede estacionarse, es decir, frenarse.

Traumatismos y golpes en los dientes

Esta es una causa poco habitual pero si debemos contemplarla ya que un golpe en un diente puede provocar su avulsión o fractura y pérdida.

Siempre, tras un golpe o una contusión en una pieza o varias piezas dentales deberemos acudir a la consulta dental para que nos valoren correctamente.

Si apreciamos un cambio de color en la pieza contusionada asimismo, deberemos acudir sin demora a la consulta dental.

¿Cómo prevenir los golpes o traumatismos dentales?

Ello es complicado ya que todos podemos padecer una caída fortuita, un golpe,… Siempre deberemos intentar proteger nuestra boca.

No obstante, si realizas deportes de contacto o de riesgo deberías utilizar un protector bucal.

Asimismo, deberían llevar un protector bucal las personas que siguen un tratamiento de ortodoncia y realizan deportes de riesgo o de contacto.

Relación entre la ausencia de dientes y la pérdida de hueso maxilar

La ausencia de dientes o su pérdida prematura es más que un problema estético ya que puede provocar varios problemas maxilares.

Algunas de las patologías más recurrentes son la deriva dental o el movimiento de los dientes, desgastes dentales, retracción gingival,… 

Asimismo uno de los efectos negativos más importantes es la pérdida del hueso alveolar que rodeaba al diente perdido y que puede dificultar la rehabilitación de este espacio.

En este artículo te explicamos que causa la re-absorción ósea o la pérdida del hueso alveolar y cuáles son los tratamientos para revertir ello.

Consecuencias que provoca la pérdida de hueso

Las consecuencias ante la pérdida de hueso pueden ser funcionales, estéticas y morfológicas.

Entre estas encontramos:

  • Retraimiento. Resultado de la pérdida de hueso maxilar los labios tienden a retraerse, a mostrarse más hundidos y planos. Esta es una característica del envejecimiento y afecta mucho a la estética.
  • Arrugas. Sobre todo en la zona superior del labio superior. Ello es resultado del retraimiento anteriormente comentado.
  • Movilidad dental. Como ya te hemos comentado anteriormente, la pérdida de hueso alveolar provocará la movilidad dental e incluso, puede provocar la pérdida prematura de tus dientes.
  • Alteración en la oclusión. Debido a la pérdida de hueso o a la pérdida de uno o más dientes, los demás dientes se moverán provocando un trauma oclusal y una oclusión anómala.
  • Asimismo, ello puede provocar problemas o alteraciones en la articulación temporo-mandibular o ATM.

En resumen, la falta de dientes, pueden traernos graves problemas, como son:

  1. Problemas de estética dental.
  2. Dificultad para masticar y comer bien
  3. Desequilibrio en nuestra boca.
  4. Los dientes adyacentes se mueven.
  5. Envejecimiento prematuro facial.

¿Qué causa la pérdida del hueso alveolar?

De inicio, establecer la causa de la pérdida del hueso alveolar es un tema complicado. Ante todo, esta se podrá prevenir e identificar precozmente si haces una revisión periódica con tu dentista (al menos una visita al año).

Mediante una radiografía panorámica o una OPG se podrá establecer la salud del hueso alveolar y actuar si procede, precozmente para que esta no avance.

Es muy importante establecer las causas de la pérdida de hueso con celeridad para tratar de impedir esta y controlar el proceso.

Pero, ¿Cuál es la causa de la pérdida de hueso? Algunas de las causas más habituales que provocan la pérdida de hueso pueden ser:

Pérdida de hueso por extracción dental

Cuando se realiza la extracción de un diente y el espacio de este no es rehabilitado mediante la colocación de un implante, el hueso deja de recibir estímulos y se re-absorbe o pierde.

Esta pérdida de hueso no solo afectará a la zona del diente extraído sino que podrá afectar a los demás dientes, sobre todo a los adyacentes que se moverán al intentar mantener en contacto con los dientes antagonistas.

Para evitar ello, la mejor y única opción de rehabilitación tras la pérdida de un diente será la colocación de un implante dental.

Las prótesis fijas o puentes y las prótesis re-movibles no impiden la pérdida del hueso alveolar.

Pérdida de hueso por piorrea o periodontitis

La periodontitis o piorrea es una enfermedad crónica que normalmente se inicia  por una gingivitis sin tratar.

Esta patología provocada por una acumulación de sarro sub-gingival (debajo de las encías) provoca la recesión gingival y la pérdida de las estructuras de soporte de los dientes, entre estas el hueso alveolar.

La periodontitis además de provocar la pérdida del hueso alveolar puede, irremediablemente si no es tratada y controlada, provocar la pérdida de los dientes.

Todos debemos realizar al menos una vez al año una higiene dental.

Si tu encías están inflamadas, duelen, sangran (o no) al cepillado,… acude a un dentista para que este te revise correctamente y te trate.

Si presentas piorrea o periodontitis deberías consultar con un periodoncista.

Pérdida de hueso por un traumatismo

Un fuerte golpe o una contusión pueden limitar o detener la estimulación que este trasmite al hueso alveolar y provocar en el tiempo una re-absorción o pérdida del hueso.

Siempre, tras un golpe o una contusión en un diente deberemos acudir de urgencia, inmediatamente a la consulta dental y dicha pieza, se deberá controlar periódicamente.

Pérdida de hueso consecuencia de padecer una patología

La osteoporosispuede provocar la re-absorción ósea, es decir, personas que presenten esta enfermedad deberán tener un especial cuidado dental y deberías realizar revisiones periódicas.

Esta patología se origina por un desequilibrio entre los niveles de calcio y de fósforo originando con ello una disminución de la densidad ósea que afectará a todo el cuerpo.

Las personas con diabetesdel tipo II tienen una mayor susceptibilidad a padecer una patología periodontal y como tal esta provoca la pérdida de hueso alveolar.

Las personas con diabetes tipo II deben extremar su higiene buco-dental y deberán realizar revisiones periódicas en la consulta dental (normalmente cada 4-6 meses).

Pérdida de hueso por el uso de prótesis muco-soportadas o dentaduras de quita y pon

Estamos hablando de prótesis re-movibles que no solo no provocan un estímulo en el hueso alveolar sino que estas están apoyadas sobre la mucosa y el mismo, lo que provocará su pérdida.

Con el paso del tiempo las prótesis de “quita y pon” o re-movibles se mueven y se desajustan y ello es causado por la pérdida de hueso o su re-absorción.

Es muy importante que las prótesis re-movibles estén bien adaptadas y no se muevan. 

Si tu prótesis no está bien ajustada deberás acudir a un dentista sin demora.

Consecuencias de perder uno o varios dientes

La falta de uno o varios dientes provoca todo tipo de inconvenientes para la salud dental, tanto a nivel estético como funcional:

  • La falta de dientes provoca problemas evidentes a nivel estético. En función del diente perdido, al sonreír puede verse el agujero de este diente que falta. Esto puede provocar grandes complejos al sonreír. Por otro lado, la falta de dientes favorece la acumulación de biofilm oral. Por ello es más fácil la formación de sarro alrededor de otros dientes, que también altera la imagen de la sonrisa.
  • Además la pérdida ósea que conlleva la falta de dientes provoca, con el paso del tiempo, la deformación de los rasgos faciales. La principal consecuencia es el hundimiento del labio.
  • Problemas de masticación. La falta de uno o varios dientes tiene consecuencias sobre la dentadura y puede provocar la mala trituración de los alimentos. Esto también puede provocar problemas sobre las encías, que hacen más esfuerzo.
  • Pérdida de hueso. Es una de las principales consecuencias de la pérdida de dientes. Si la pieza perdida no se sustituye cuanto antes, se pierde más hueso maxilar y se acelera el desgaste dental.
  • Movilidad dental. El espacio que deja un diente perdido puede provocar con el tiempo que el resto de piezas dentales se muevan provocando deriva dental y problemas en la oclusión, ATM,…

Consecuencias de la pérdida de dientes en el tiempo

Las consecuencias de la pérdida de dientes se produce a distintos niveles afectando tanto tu estética dental como en la capacidad funcional. Podemos agrupas las principales consecuencias de la falta de dientes en alteraciones faciales, alteraciones funcionales e intraorales.

Alteraciones faciales por la falta de dientes

Las consecuencias faciales de la falta de dientes son:

  1. Disminución de la dimensión vertical.
  2. Pérdida de soporte óseo para los tejidos peri-orales; labios distorsionados: Hundimiento labial, pérdida de expresión labial, boca ensanchada.
  3. Pseudoprognatismo debido a que la mandíbula rotará en sentido antihorario sobre el eje intercondilar buscando la estabilidad que aportaban los dientes. Asimismo, los distintos mecanismos de reabsorción en ambos maxilares acentúan la discrepancia entre las dos arcadas (en el maxilar superior predomina la reabsorción en cara vestibular, mientras que en la mandíbula predomina la reabsorción en la zona lingual).
pérdida de hueso por la falta de dientes

Alteraciones intraorales de la pérdida de dientes

Las consecuencias intraorales de la falta de dientes son:

  1. Disminución del área de mucosa adherida, con una menor zona de soporte.
  2. Reabsorción del proceso alveolar, que en la mandíbula es más intensa que en el maxilar superior. Cuando esta reabsorción es muy intensa provoca la aparición en superficie de irregularidades o alteraciones de la mandíbula como las apófisis geni o exótosis, dificultando aun más el asentamiento de una prótesis dental removible.
  3. Pérdida de propioceptores del ligamento periodontal que controlan la intensidad de las fuerzas masticatorias. Disminución de la sensibilidad epicrítica.
  4. Macroglosia relativa, al invadir la lengua el espacio entes limitado por las piezas dentales

Alteraciones funcionales

Las consecuencias funcionales de la falta de dientes son:

  1. Trituración insuficiente de los alimentos necesitando mecanismos compensatorios para su digestión.
  2. La pérdida de propiocepción y las diferencias morfológicas entre la prótesis y los propios dientes producen problemas dinámicos durante la masticación que obligan al paciente a aprender nuevos patrones de movimientos masticatorios.
  3. En el desdentado total se retrocede a un patrón de deglución infantil, utilizando los músculos peri-orales y la lengua para ofrecer apoyo a la mandíbula. La falta de estabilidad mandibular provoca una dificultad en la elevación de la hipo faringe con una mala deglución de saliva y bolo alimenticio, dando lugar a atragantamientos y alteraciones digestivas.
  4. Problemas de fonación. El desdentado total pronuncia mal los fonemas o sonidos linguo-dentales y labio-dentales.

Defectos del reborde alveolar en las regiones edéntulas

Los defectos del reborde alveolar en las regiones edéntulas se clasifican en tres clases:

  • Clase I: Se ha perdido el tejido en dirección vestibulolingual, y la altura es normal en dirección ápicocoronal.
  • Clase II: Se ha perdido el tejido en dirección ápicocoronal, y la anchura es normal en dirección vestibulolingual.
  • Y Clase III: Es una combinación de Clase I y Clase II, ya que hay pérdida tanto en altura como en anchura.

La función del proceso alveolar es albergar las raíces de los dientes y actuar como transmisor de fuerzas masticatorias. Cuando se van perdiendo los dientes comienza un proceso de reabsorción ósea, que en el desdentado total de larga duración termina alcanzando un grado extremo, presentando el reborde alveolar un aspecto aplanado o cóncavo con desaparición del fondo vestibular. Esta atrofia progresiva conduce a dificultades en la retención y estabilidad de una prótesis completa, creando al paciente problemas funcionales y psicológicos importantes.

¿Cómo solucionar la falta de dientes?

Hay diversas opciones para solucionar la pérdida de una o varias piezas dentales:

  • Puentes dentales fijos. Los puentes son prótesis dentales fijas colocadas sobre diente naturales tallados. Este tratamiento conlleva tallar los dientes sanos, para facilitar su colocación, lo que debilitará estas piezas dentales. Este tratamiento de rehabilitación oral no impide la re-absorción del hueso alveolar o pérdida de este en el paso del  tiempo.
  • Prótesis dentales removibles o dentaduras postizas. Las prótesis pueden ser fijas o re-movibles. Las prótesis re-movibles se retiran a diario y se fijan mediante la adhesión. En caso de perder la mayoría de dientes, el dentista puede recomendar la colocación de una prótesis dental completa y fija. Son un tratamiento más rápido y sencillo, aunque puede dar problemas con el tiempo.
  • Implantes dentales. Es un producto sanitario 100% bio-compatible que se asemeja a la raíz de un diente natural y que se ósteo-integra al hueso alveolar. Actualmente es la mejor opción de tratamiento ante la pérdida u ausencia de una pieza dental y asimismo, es el único tratamiento que permite mantener el hueso alveolar, es decir, impide, la re-absorción ósea.

¿Cómo se tratará la pérdida de hueso?

Existen dos tratamientos principales ante la pérdida de hueso o su ausencia, estos son:

  • Injerto de hueso. Normalmente se empleará hueso artificial 100% bio-compatible que permitirá solucionar los problemas estructurales provocados por la re-absorción ósea.
  • Elevación de seno.  Esta técnica quirúrgica que se realiza en el maxilar superior permite aumentar la atura y anchura ósea para permitir la colocación de implantes dentales. Es una técnica segura y efectiva.

Estas prácticas quirúrgicas se realizan con total seguridad en la consulta dental; Si presentas una pérdida de hueso deberías consultar con un cirujano oral.

¿Cómo podemos prevenir la pérdida de hueso?

A continuación te dejamos una serie de consejos para prevenir y estabilizar la pérdida de hueso alveolar. Estos son:

Prevención

Como decimos siempre: Vale más prevenir que curar. En este caso, el realizar revisiones periódicas en nuestra clínica dental será clave para anticiparnos a cualquier patología oral y dental y también, ante una pérdida de hueso. Al menos una vez al año deberíamos visitar a  nuestro dentista.

Higiene. Cepilla correctamente tus dientes y encías tras cada comida durante tres minutos. Utiliza el hilo, la seda dental, cepillos interdentales,… para limpiar las zonas interproximales. Realiza una tartrectomía o una higiene dental al menos una vez al año en tu clínica dental.

Si tienes periodontitis o piorrea, no olvides que esta es una enfermedad crónica y que se deberá tratar y controlar periódicamente en la consulta dental, normalmente cada seis meses.

Estimula tu sistema inmunológico. Adopta una dieta sana, rica en frutas y verduras (vitaminas) y recude los azúcares y los hidratos de carbono. Aléjate de los malos hábitos como el tabaco y el consumo de alcohol.

Implantes dentales. Si te han realizado una extracción dental piensa en la importancia de rehabilitar el espacio del diente perdido, colócate un implante dental. Como ya te hemos comentado este es el único tratamiento que permite preservar el hueso alveolar y además, es el tratamiento más duradero, cómodo y conservador.

¿Cómo puedes prevenir las patologías originadas por la pérdida de dientes?

Las patologías originadas por la pérdida de dientes se podrán evitar mediante la rehabilitación de los espacios edéntulos, es decir, del o de los dientes perdidos.

Es muy importante que preservemos nuestra salud buco-dental y la rehabilitación oral es una parte fundamental para ello.

La mejor opción de tratamiento ante la ausencia o la pérdida de piezas dentales será la colocación de implantes.

El implante dental, a diferencia de los demás tratamientos de rehabilitación como son las prótesis re-movibles o las prótesis fijas, permite preservar en salud el hueso alveolar.

Asimismo, el tratamiento mediante la colocación de implantes es el más conservador, duradero, estable, cómodo,…

Si te falta alguna pieza dental, te recomendamos que consultes con un cirujano oral la posibilidad de llevar a término este tratamiento.

En Clínicas Propdental nos preocupamos por tu salud oral.En nuestras clínicas dentales de Madrid, Barcelona y Badalona quedamos a tu disposición si quieres hacernos alguna consulta o realizar una primera visita.

Sobre el autor:

Dr. Daniel Abad
Daniel Abad es un reconocido implantólogo especialista en la implantes dentales con más de 20 años de experiencia.

A lo largo de su excelente trayectoria se ha especializado en la implantología dental y la cirugía bucal.

Licenciado en Odontología y Estomatología por la Universidad de Barcelona (1994)

Máster en Cirugía e Implantología Bucofacial por la Universidad de Barcelona (1997)

Máster Europeo de láser en Odontoestomatología EMDOLA (2010-2012)

Profesor del Máster de Cirugía e Implantología Bucofacial en la Universidad de Barcelona (1998-2012)

Profesor del Máster de Integrada de Adultos de la Universidad de Barcelona (2012-2014)

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Consecuencias de la falta de dientes"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Llámanos
Pide cita