CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Las consecuencias orales de la bulimia y la anorexia

Las consecuencias orales de la bulimia y la anorexia

Publicado por Imma Roca el 16 noviembre 2017 en Odontologia

Que la anorexia y la bulimia son de los trastornos más preocupantes que podemos encontrar entre las adolescentes es un hecho. Las personas que padecen trastornos relacionados con la conducta alimentaria siguen en auge en todos los países desarrollados, incluyendo España.

Pese a que es complicado estimar todos los casos debido a que muchos de ellos no se tratan y lo llevan de forma extremadamente solitaria, podemos calcular que aproximadamente 400.000 adolescentes y jóvenes sufren bulimia y anorexia en nuestro país.

Pese a que no existe ningún grupo o sexo que se encuentre totalmente a salvo de este problema, lo cierto es que la incidencia es muchísimo más grande entre las niñas y chicas de entre 12 y 25 años de edad, periodo donde son más vulnerables mentalmente.

¿Qué consecuencias traen la bulimia y la anorexia?

Todos sabemos lo que son la bulimia y la anorexia. La prevalencia de estas patologías, así como el impacto mediático que han tenido en nuestra sociedad hacen que todo el mundo conozca las características generales de este problema.

Ambos trastornos pueden destrozar física y mentalmente a aquellas personas que la padecen, pero más allá de esto, también a las personas que se encuentran alrededor del enfermo, sobre todo sus familiares más cercanos.

Hay que tener en cuenta que esta enfermedad no puede ser tomada a broma, ya que encontramos casos donde los pacientes fallecen a causa de esta.

Pese a que en algunos casos estos trastornos terminen en desgracia, por suerte podemos decir que la mayoría de personas que se someten a un tratamiento profesional y obtienen el apoyo necesario, terminan por recuperarse.

Esto no quiere decir que las pacientes vuelvan a un peso considerado como normal, sino que va mucho más allá: hay que recordar que estas no dejan de ser enfermedades psiquiátricas, y que tienen que ser tratadas como tal.

El tratamiento que lleva a la recuperación es un largo y complejo camino, difícil de llevar a cabo sin la colaboración del paciente.

Nos basamos en la autoaceptación de la persona como elemento clave, ya que al final es lo más importante y motivo por el que aquellas personas con bulimia y anorexia se autodestruyen poco a poco: no se aceptan a sí mismas.

Para ello tenemos que enseñar al paciente que otro estilo de vida es posible, basando sus hábitos en un estilo de vida saludable, consiguiendo así que tengan un control responsable sobre la alimentación.

Aunque el paciente se recupere por completo, puede ser que la enfermedad termine dejando secuelas irreversibles. Que queden estas secuelas o no dependerá de la severidad con la que se haya aparecido la enfermedad.

El papel de la salud oral en el marco de los trastornos alimentarios

La salud oral se ve muy resentida cuando sufrimos trastornos alimentarios, debido a que estamos vomitando y desnutriendo nuestro cuerpo.

La anorexia hace que nos impongamos unas restricciones totalmente fuera de lugar en la comida, mientras que la bulimia hace que comamos compulsivamente para luego vomitarla.

Se can casos donde las personas que padecen estos trastornos alimentarios alternan estas dos enfermedades, cuando no se combinan.

¿Qué efecto tienen los trastornos alimentarios en la boca?

Muchas son las consecuencias que podemos sufrir en nuestra boca debido a estas problemáticas. Vamos a explicar rápidamente algunas de las más frecuentes y problemáticas:

Rotura y desgaste dental

El desgaste y la rotura dental están causados fundamentalmente por el hábito de vomitar.
Cuando vomitamos estamos llevando los ácidos del estómago a la boca, por lo que afectan gravemente al esmalte.

Pese a que es la cara interna del diente la que más sufre con esta problemática, la realidad es que el ácido termina por dañar toda la superficie. Esto merma tanto el esmalte como el propio diente en sí.

Esto hace que, naturalmente, terminen siendo mucho más propensos a las roturas.

  • Caries

Tener un bajón en las defensas, combinándolo con los hábitos de consumir refrescos azucarados y carbonatados convierten a nuestra boca en un terreno abonado para que aparezcan caries.

Estas bebidas suelen ser usadas para llenar el estómago, motivo por el que debemos hacerles una mención especial.

  • Hipersensibilidad

Además de la pérdida del propio esmalte que causan los ácidos del estómago, también nuestra dentina termina quedando al descubierto, causando así sensibilidad dental.

Esta sensibilidad se manifiesta especialmente cuando el diente entra en contacto con alimentos que están muy fríos, así como ácidos o calientes.

También es normal que este tipo de pacientes suelan sentir molestias mientras se cepillan los dientes.

  • Retracción gingival

Es común que los pacientes bulímicos se cepillen los dientes muchas veces al día y de forma muy agresiva, a fin de esconder el hecho de que han vomitado. El cepillado dental cuando es repetida muchas veces ya causa retracción de por sí, pero debemos recordar que además tendremos todavía el ácido estomacal en nuestra boca, por lo que básicamente lo estaremos frotando por toda nuestra cavidad oral.

Es muy común encontrar retracción gingival debido a este problema, que además una vez esta hace acto de presencia genera hipersensibiliad y un impacto estético muy negativo.

  • Pérdida dental

Cuando estamos desnutridos nuestro organismo sufre, pudiendo sufrir problemas como la osteoporosis. Esto hace que nuestros huesos se debiliten progresivamente, incluyendo también nuestros maxilares.

El hueso maxilar hace de soporte del diente, por lo que una degeneración progresiva de los huevos nos puede provocar pérdida dental debido a perder el sostén dental.

¿Un dentista puede notar la presencia del trastorno alimenticio?

En muchos casos, gracias a su experiencia y a las consecuencias de los síntomas, el dentista es el primero en reconocer este problema.

En caso de sufrir este problema debemos ponernos en manos expertas cuanto antes. Las consecuencias pueden ser fatales, tanto para nuestra boca como para nuestra salud general. Este tema es mucho más grave de lo que podamos llegar a creer.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las consecuencias orales de la bulimia y la anorexia"

Deja tu comentario