CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cuando tu hijo tiene miedo al dentista

Cuando tu hijo tiene miedo al dentista

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 mayo 2014 en Odontologia

Conseguir que tus hijos se cepillen los dientes dos veces al día puede ser un poco complicado, pero lo que suele ser realmente difícil para algunos padres es llevar a sus hijos a la visita con el dentista. El miedo al dentista es bastante común entre los niños, especialmente para los más pequeños que se ven abrumados por las luces, los sonidos y las herramientas típicas de la clínica dental.


Como padre puedes ayudar a reducir si miedo

Los chequeos y las limpiezas dentales regulares son igual de importantes para niños que para adultos, y es esencial ayudar a los niños a sentirse cómodos para crearles buenos hábitos de cara al futuro. Ahí van algunas cosas que puedes intentar para ayudarles a superar sus miedos y hacer que las visitas al dentista sean menos traumáticas.

  • Habla con los niños acerca del dentista e intenta crear expectativa y emoción en ellos. No les digas: “no te dolerá” o “no tengas miedo”, ya que muchos niños no asocian la visita al dentista con la posibilidad de sufrir dolor o miedo hasta que tu lo les hablas de ello. Enfócalo de una manera divertida.
  • Explícales la importancia de prevenir en el tratamiento dental. Puede que les molesten un poco las limpiezas dentales pero se trata del mejor tratamiento para evitar procedimientos más incómodos, costosos e invasivos para su salud.
  • Como más joven sea tu hijo empiece con las visitas regulares con el dentista, más acostumbrado estará cuando se haga mayor. Así evitará tener miedo y cogerá buenos hábitos orales durante toda la vida.
  • Siempre que puedas, pídeles la cita en la clínica dental el mismo día que tu y deja que estén en la sala mientras el higienista dental practica la limpieza de tus dientes. De este modo verán que no tienen nada que temer y estarán más tranquilos a la hora de recibir su tratamiento.
  • Mantén las visitas periódicas bastante seguidas (cada 6 u 8 meses) para evitar problemas que puedan surgir de la falta de cuidado como la caries dental o la acumulación de placa. Recuerda que como más tiempo pase entre visitas, más difícil será llevar a cabo la limpieza.
  • En caso que notes que tu hijo está nervioso, informa al dentista que lo tratará para que haga todo lo que esté en sus manos. Los odontopediatras conocen muy bien todos los recursos disponibles y saben cómo conseguir que los niños se sientan cómodos durante el tratamiento.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cuando tu hijo tiene miedo al dentista"

    Deja tu comentario