CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cuánto tiempo necesitamos para tener una sonrisa perfecta?

¿Cuánto tiempo necesitamos para tener una sonrisa perfecta?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 25 febrero 2016 en Odontologia

Realizar acciones cotidianas como ver la televisión, intercambiar WhatsApps con nuestras amistades o navegar por internet suelen repetirse a lo largo del día, y dicho sea de paso, suelen quitarnos bastante tiempo al cabo de la semana. Lo que quizás no sepa todos los que están leyendo este artículo es que con apenas media hora a la semana, menos de lo que duraría un capítulo de tu serie favorita, tendremos tiempo suficiente para tener una sonrisa digna de Hollywood; si bien cepillarnos los dientes no es algo tan entretenido como observar como Poniente se disputa el Trono de hierro, seguro que a la larga nos terminará reportando muchos más beneficios.

Si no dedicamos un tiempo suficiente al cuidado de nuestros tejidos orales podremos tener problemas serios tanto a corto, como a medio y largo plazo. Factores como el cansancio, el estrés, la ansiedad o la búsqueda de la inmediatez terminan dejando de lado los correctos hábitos de higiene oral, y estos resultan importantísimos para frenar todo tipo de enfermedades generales como dentales. Aproximadamente debemos dedicar una media de 4 minutos cada día a realizar la rutina de higiene oral, y esto se traduce en aproximadamente 30 minutos cada semana. Como vemos, cuidar la sonrisa no tiene que suponer un sacrificio, sino debemos adquirirlo a modo de responsabilidad para, de esta manera, evitar los temibles dolores de muelas, así como los complejos tratamientos que se requieren frente a una patología oral que de no realizar podríamos terminar por sufrir en el futuro.

Tu sonrisa sólo te pide 4 minutos al día

En las Clínicas Propdental aconsejamos a nuestros pacientes seguir diferentes prácticas que aquí explicamos, que si se realizan de forma constante y minuciosa de buen seguro ayudarán a que tengamos una sonrisa bonita y sana durante mucho tiempo. Tenemos que tener en cuenta que deberemos realizarnos un cepillado dental como mínimo dos veces al día, al mediodía y por la noche. Lo ideal es que nuestra boca se divida en cuadrantes para hacerlo más sencillo, y nos apliquemos en limpiar la zona unos 30 segundos por cuadrante. Es muy importante que no olvidemos la cara interior del los dientes, así como las superficies masticatorias.

  • El cepillado dental dura dos minutos

Si el cepillado dura menos de este tiempo, con toda probabilidad seguirán alojándose restos de partículas de alimentos en ciertos puntos de la boca donde lo habremos hecho suficiente énfasis por eliminarlo, lo que podría terminar derivando en acumulación de sarro y terminar causando la carie dental.

  • Debes cepillarte después de cada comida

Una vez hayamos comido, tendremos que dejar pasar unos 20 minutos para que se restaure los niveles de pH de la boca, ya que si nos la lavamos inmediatamente después de comer los ácidos pueden escamparse y terminar ocasionando problemas serios de erosión dental con el paso del tiempo.

  • Realiza todos los cepillados sin saltarte ninguno

Encontramos diferentes estudios que han demostrado que con saltarse una sola sesión de cepillado dental ya se incrementa un 70% el riesgo de contraer enfermedades orales. ¿De verdad compensa?

  • Tu cepillo, pensado especialmente para tus necesidades

En el caso de que desconozcas cual es el tipo de cepillo que más te conviene, puedes aprovechar y preguntárselo a tu dentista de confianza en las Clínicas Propdental. Seguro que él será capaz de darte unas pautas para que sepas elegir el cepillo que más te convenga, y de paso te ofrecerá unos trucos para que tu cepillado dental resulte más efectivo. En el caos de que tengas los dientes grandes, lo más recomendable será seleccionar un cepillo dental que tenga la cabeza completa. En el caso contrario y tengas los dietes demasiado pequeños, el cepillo que deberemos usar deberá ser de un menor tamaño. Por otro lado, los niños cuentan con cepillos dentales específicamente pensados para cubrir sus necesidades específicas.

  • Elige la pasta ideal para tu caso

¿Cuentas con problemas orales? Las encías sensibles, problemas de fluorosis o dientes sensibles pueden ser tratados mediante diferentes tipos de pasta dentífrica, que buscan dar respuesta a las necesidades específicas que encontramos en cada grupo de pacientes.

  • El hilo dental debe ser usado cada día

Pese a que a algunas personas les cueste un esfuerzo extra, el uso del hilo dental como mínimo una vez al día es fundamental, ya que su lsista de beneficios lo convierten en un aliado imprescindible. Naturalmente, su uso se incluye en la rutina de higiene oral perfecta.

  • El colutorio elimina bacterias y refresca tu aliento

Los enjuagues orales se plantean específicamente para eliminar tanto las partículas alimentarias suspendidas en la boca como los acúmulos de bacterias que el cepillo y la seda dental no han logrado remover. Este método se usa para redondear la higiene oral, y ya de paso, dar un fresco olor a nuestro aliento. Su uso se indica tanto en adultos como en adolescentes.

  • Vigila de cerca tu cepillo dental

No porque vaya a hacerte nada malo; tranquilo que no se escapa. Lo que sí se escapa, y más concretamente se suelta y abocina son sus cerdas. Los cepillos dentales no comparten el beneficio de “para toda la vida” que sí hacen las técnicas de implantología dental. En el momento en el que tu cepillo tenga más de 3 meses o notes que sus cerdas digan “Basta”, será hora de comprar uno nuevo. A ser posible de los más suaves, para de esa manera evitar dañar los tejidos orales.

  • El cepillo eléctrico, una opción a tener en cuenta

Pese a que debemos tener en cuenta que este remedio no es una panacea, diversos estudios científicos han demostrado que el uso de un cepillo eléctrico aporta resultados ligeramente superiores a los manuales, pese a que el uso del cepillo manual también es perfectamente válido si se usa correctamente; de hecho es probable que un cepillo tradicional limpie más y mejor si se aplica una correcta técnica que un cepillo eléctrico usado con una técnica deficiente. Este tipo de cepillo deberá tener siempre las cerdas lo más suaves posibles, y tenemos que hacer una especial mención acerca de la técnica del cepillado para así cerciorarnos de que eliminamos los restos de placa. Como parte buena del cepillo eléctrico, es que no nos tendremos que preocupar por traumatizar el tejido gingival si lo usamos, ya que el sistema de fregado impide que esto ocurra.

  • El irrigador bucal, tu aliado para la higiene con Ortodoncia

El irrigador bucal es un pequeño dispositivo que si bien no se ha extendido mucho, cada día cuenta con más aceptación. Esta pequeña turbina que dispara agua a presión puede ayudar mucho a aquellas personas que cuentan con ortodoncia tradicional de brackets metálicos, ya que gracias a este irrigador veremos como los restos de partículas alimentarias y placa que no alcanzamos con una rutina de higiene oral normal ahora se van gracias a la acción de este “lavado a presión”.

Como podemos apreciar, estos consejos que aportamos son muy simples y básicos, por lo que seguirlos es tarea bien sencilla. Prácticamente todos estos se relacionan con la prevención, ya que es sin lugar a dudas la parte más importante de la Odontología. Gracias a la correcta prevención de enfermedades orales como la caries dental, conseguimos o bien darle esquinazo o bien frenarla en un estadio temprano, donde podremos deshacernos de estas con técnicas sencillas e indoloras, no teniendo que pasar por el trauma que supone una caries profunda o una pérdida de diente, con todo lo que lleva consigo, tanto estética como funcionalmente.

Para cerciorarnos del buen estado de nuestra boca, deberemos realizar una visita de control a nuestro dentista de confianza en Propdental cada seis meses como mínimo. De esta forma, no sólo nos podremos someter a una limpieza dental profesional para eliminar el sarro que nosotros no podemos eliminar mediante la rutina de higiene oral, sino que también obtendremos un certero diagnóstico de nuestro estado actual de salud bucodental y nos beneficiaremos de conseguir, en caso de que existiera, un diagnóstico precoz de enfermedad.

¿Y tú, conoces ya todos los beneficios de esos cuatro minutos que hay que dedicarle al día a la sonrisa? Si todavía no te ha quedado claro haznos una visita, y deja que nosotros mismos seamos los encargados de explicártelo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cuánto tiempo necesitamos para tener una sonrisa perfecta?"

Deja tu comentario