CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cubrir una retracción gingival

Cubrir una retracción gingival

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 febrero 2015 en Odontologia

Si tuviéramos que tratar de cubrir una retracción gingival podríamos usar un injerto conectivo y un colgajo desplazado lateral. Lo que no podemos utilizar, por normal general, es un injerto gingival libre, ya que no recibe irrigación suficiente porque es la raíz denudada, sin embargo el injerto conectivo la recibe, y sobrevive, del colgajo que lo cubre. Ahí la retracción es mínima, de unos 4 milímetros cuadrados), y si las dimensiones son generosas el injerto gingival libre puede prender, aunque no es lo recomendado. Si la zona radicular expuesta no llega a cubrirse con un injerto conectivo, por no haber colgajo que lo pueda cubrir, se puede optar por hacer un injerto gingival libre, para conseguir encía, y tras dos meses, mediante un par de incisiones verticales y la disección del periostio, se conseguiría levantar un colgajo y posicionarlo coronalmente y asi, cubrir la raíz expuesta de manera predecible (Tecnica de Bernimoulin).

Habiendo descrito la técnica del injerto de tejido conectivo, se explica ahora la técnica del colgajo desplazado lateralmente. Muy utilizados hasta la aparición del injerto conectivo, los colgajos desplazados fueron objetos de numerosas variaciones técnicas que serían imposibles de describir aquí, y por otra parte, de muy poco interés a día de hoy. Se describe ahora el procedimiento tradicional, que es utilizado en la gran mayoría de ocasiones en defectos únicos en incisivos inferiores

Prerrequisitos

Los prerrequisitos para poder llevar a cabo con éxito un colgajo de desplazamiento son los siguientes:

  • Biotipo gingival grueso.
  • Suficiente encía en el diente vecino (zona dadora) del defecto.
  • No raíz denudada oculta en el diente de la zona dadora.

Los dos primeros requisitos son necesarios para conseguir éxito predecible, mientras que el último pretende que no aparezca une efecto en la zona dadora al cubrir la receptora.

Terapéutica

Al diseñar el colgajo se tendrá en cuenta que el pedículo del colgajo debe ser al menos la mitad más ancho que su altura, y que la altura de la encía de la zona dadora será al menos de 4 o 5 milímetros, y al menos de la misma altura que el defecto a cubrir (la mucosa alveolar no se une a la raíz).

  • Enjuague con colutorio de clorhexidina al 0,12/0,20% durante 1 minuto.
  • Anestesia infiltrativa en fondo de vestíbulo y en cada una de las papilas.
  • Incisión con hoja de #15 desepitelizando los márgenes gingivales del defecto, de manera que se forme una V de conectivo al descubierto (estos dos bordes se suturarán más adelante, y por lo tanto, no pueden star epitelizados).
  • Desde el punto más coronal del palo de la V más cercano a la zona dadora, incisión intrasulcular hasta, como mínimo, uno o dos dientes laterales correspondientes a la zona dadora (mejor dos que uno).

Desde ese punto, el bisturí secciona la encía hasta el hueso en dirección paralela al palo más cercano de la V, llega hasta la línea mucogingival y entonces se desvía hacia el defecto formando un ángulo aproximado de 140 grados en plena mucosa alveolar, sin llegar hasta el hueso. Esta incisión final mide unos 3 milímetros. Se pretende así poder facilitar la movilización del colgajo hacia el diente receptor.

Con el bisturí y el disector deberemos levantar un colgajo de espesor total (mejor de espesor total en la mitad mescal y de espesor parcial en la mitad distal -para que no quede hueso expuesto en la zona dadora-, pero es más difícil, si no se tiene una base de experiencia previa suficiente). hasta la línea mucogingival, en donde la disección es necesariamente a espesor parcial.

Con el bisturí y el disector se trabaja en la buena liberación del colgajo y del periostio, sin comprometer la vascularización del colgajo. Una vez finalizada la disección se lleva a cabo un meticuloso raspare de la raíz expuesta, a la vez que se separa ligeramente del diente el palo de la V distal a la zona dadora. Se irriga con clorhexidina o con suero salino.

Se posiciona el colgajo sobre la zona receptora, se comprime con una gasa húmeda unos instantes y se fracciona con cuidado el labio. El colgajo no deberá noveles del diente. Si lo hiciera, será necesario identificar las zonas retentivas y disecarlas.

Una vez el colgajo adecuadamente movilizado, se produce a la sutura de los dos palos de la V y la mitad apical de la inserción, alejada del defecto, mientras que la parte coronal puede saturarse para acercar bordes, o en ocasiones con cierre primario.

Comprimir la zona receptora con una gasa húmeda durante 1 minuto, para evitar la formación de un coágulo.

Postoperatorio

Durante el proceso de cicatrización, el paciente debe manipular lo menos posible esa zona, sin levantar el labio para ver el colgajo, hablar sin gesticular en exceso, ni cepillarse los dientes. hay que prestar atención ha estas pautas las primeras 48 horas ya que son las mas criticas.

Deberá enjuagarse durante al menos 2 semanas con clorhexidina al 0,2/0,12%.
A los 10-14 días se deberán retirar los puntos, salvo los puntos que queden ocultos por el injerto. El cepillado de la zona no se deberá iniciar hasta que los puntos hayan sido retirados, para entonces será necesario el uso de un cepillo de cirugía (disponible en farmacias) y el sistema Stillman.

El colgajo de desplazamiento lateral es un tratamiento excelente cuando las condiciones son adecuadas y se puede llevar a cabo, pero son muy sensibles a la técnica. De todas formas siempre llevan una retracciones de la zona dadora de 1mm, pero los resultados son muy favorables estéticamente y los fracasos suelen deberse a errores generados en las variables anatómicas que envuelven cada caso en particular.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cubrir una retracción gingival"

    Deja tu comentario