CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cuida la salud oral de tu bebé

Cuida la salud oral de tu bebé

Publicado por Imma Roca el 14 noviembre 2017 en Odontologia

¿Cuándo podemos considerar que nuestra boca está sana? Bien, pese a que esta pregunta se suele repetir mucho en la clínica, la verdad es que si nos atendemos a la más pura de las lógicas, acertaremos: una boca saludable es aquella que está libre de enfermedades o problemas, y además está bien higienizada. En esencia, eso es una buena salud oral.

Manteniendo un buen nivel de salud oral aumentaremos exponencialmente la posibilidad de evitar patologías orales, pero… ¿Y aquellos que no se la pueden higienizar por sí mismos?

Efectivamente, hablamos de los bebés. Para asegurarnos de que estos tiene una buena salud oral debemos realizar un examen periódico en los dientes de los más pequeños.

Un diente sano tendrá una coloración uniforme, ya que si se encuentran puntos o manchas es que algo no funciona como debería. En casos como este un odontopediatra puede convertir nuestras dudas en respuestas.

Si el pequeño todavía no cuenta con dientes deberemos limpiar su boca con un paño húmedo y suave. Este, que deberá estar muy limpio debe ser pasado por la zona de las encías.

Una vez que los dientes hayan comenzado a salir podremos hacer uso de los cepillos de dientes específicamente diseñados para sus necesidades. Además, si les acostumbramos al uso del cepillo desde bien pequeños evitaremos que tengan problemas orales, además de facilitar que su hábito se mantenga para siempre.

El mantenimiento de la salud oral de los pequeños

Debemos limpiar los dientes de leche para prevenir la llamada caries del biberón. Los primeros dientes pueden picarse por el contenido en azúcar de la leche materna, algo que haría que el bebé sintiera dolor y sufriese diferentes problemas.

Hay que tener en cuenta que los dientes de leche no sólo existen para que los más pequeños puedan morder, sino que también mantienen el espacio de los dientes definitivos para que no hayan problemas de apiñamiento cuando salgan.

Una vez el pequeño ha cumplido los dos años, podremos empezar a usar pasta dental específicamente formulada para niños. Esta, gracias a su aporte de flúor, protegerá al bebé de las caries, fortaleciendo de esta manera sus dientes.

Encontramos algunos trucos que pueden ser útiles para todos aquellos que quieran que su bebé realice una buena rutina de higiene oral. Es fundamental que la familia le incentive y acompañe durante el cepillado los primeros años, para que así pueda adquirir este hábito de forma sencilla.

Otro truco para asegurar su salud oral no es otro que llevar al bebé al dentista antes de que este cumpla su primer año de edad. Así, el odontopediatra nos dirá si todo está marchando correctamente en su boca.

Asimismo, hay que recordar que tanto el chupete como el biberón no son buenos compañeros de cama cuando el pequeño se va a dormir. Un uso continuado de estos puede ocasionar problemas en la alineación dental, sobre todo si endulzamos con algo la zona a chupar del bebé, ya que estaremos favoreciendo la aparición de patologías orales.

Recordemos que para evitar la aparición de la caries y demás patologías en la boca del bebé es muy importante pasarle un paño suave, húmedo y limpio por la zona de las encías, incluso cuando este no tenga dientes.

Para terminar, tenemos que recordar que la dieta en el bebé es fundamental. Nunca deberemos abusar de los azúcares, sobre todo si el niño aún es muy pequeño. De hacerlo, además de acostumbrarlo a un hábito alimenticio que pude traerle problemas en el futuro, facilitaremos la aparición de caries en su pequeña boca.

Para que el niño no ponga pegas a la hora de lavarnos los dientes podemos buscar algún aliciente para que este quiera realizar el cepillado: por ejemplo, encontramos multitud de cepillos adaptados para ellos que además traen motivos de dibujos e incluso diferentes formas que seguro que harán que los más pequeños se mueran de ganas por usar esta herramienta.

Una buena idea para estimularle a realizar la higiene oral es ayudarle en la toma de decisiones respecto al cepillo: de qué sabor quiere escoger la pasta, el cepillo que más le gusta… Todo esto no dejan de ser pequeñas tonterías, pero bien usadas de buen seguro que podremos hacer que nuestro retoño se tome mucho más en serio el hábito de lavarse los dientes.

Si todavía que ha quedado alguna duda o necesitas hablar con un especialista en odontopediatría no lo dudes y acude a cualquiera de nuestras clínicas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cuida la salud oral de tu bebé"

    Deja tu comentario