CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cuidados del cepillo dental

Cuidados del cepillo dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 22 Mayo 2014 en Odontologia

En nuestra boca a diario entran agentes externos de todo tipo, por eso y para evitar cualquier posible infección que desencadene en una patología grave, debemos asegurarnos siempre de tener nuestro cepillo dental en óptimas condiciones; aquí van unos cuantos consejos que deberemos seguir para asegurarnos de que nuestra higiene bucal es óptima, y es que los cuidados del cepillo dental son muy importantes:

Características del cepillo

Lo primero que debemos tener en cuenta es que para asegurarnos de no dañar el esmalte dental, es recomendable que las púas de nuestro cepillo dental deben ser de nylon, y deben tener las puntas redondeadas, independientemente de si son de nylon o de cerdas naturales.
En cuanto a la dureza del mismo, debemos tener en cuenta para qué sirve cada uno:

  • Las cerdas de los cepillos duros son muy rígidas, y están recomendados para aquellas personas que no sufran de problemas de sensibilidad dental ni tengan un sangrado fácil de encías. Tampoco deberemos aplicar presión excesiva, ya que debido a su dureza podremos dañar la boca más fácilmente
  • Las cerdas del cepillo medio suelen ser las que usa la gran mayoría de la gente, ya que no tienen una dureza muy alta pero a su vez no gusten de un cepillo tan duro que pueda llegar a dañar su boca.
  • Los cepillos de dientes suaves están especialmente indicados para aquellas personas que tengan dientes o encías sensibles, o para aquellas personas que tengan enfermedades como la gingivitis, imposibilitando así el uso de un cepillo de dureza media.

Una vez sabemos esto pasemos a los consejos para el mantenimiento de nuestro cepillo; el primero y más simple es el no compartirlos con nadie, ya que estaremos corriendo el riesgo de contraer cualquier tipo de infección.
También deberemos lavar muy bien con agua el cepillo después de usarlo y dejar que se seque, ya que la humedad facilita que los microorganismos se acumulen. Lo mantendremos en posición vertical ya sea en un vaso o en un portacepillos.
La última es que a la que veamos que las cerdas comienzan a doblarse (o en su defecto, pasan más de tres meses desde que comenzamos a utilizar ese cepillo) deberemos cambiarlo, ya que habrá perdido gran parte de su eficacia.
Una correcta higiene en nuestra boca de buen seguro evitará muchos disgustos y facilitará que únicamente tengamos que hacerle una visita de rigor al dentista cada seis meses para un chequeo general.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cuidados del cepillo dental"

    Deja tu comentario