CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cuidar la boca en la adolescencia

Cuidar la boca en la adolescencia

Publicado por Anabel Propdental el 25 mayo 2016 en Odontologia

Las patologías dentales más comunes en a actualidad son la caries dental y la enfermedad de las encías, que afectan tanto a niños como a adultos. Son especialmente frecuentes durante la adolescencia: los jóvenes son propensos a descuidar los hábitos orales a esta edad, las bacterias se acumulan en la cavidad oral y, como consecuencia de ello, aparecen síntomas de gingivitis y periodontitis. Estas afecciones, si no se tratan, pueden incluso provocar pérdida de dientes. De hecho, es la primera causa de caída de piezas dentales en adultos mayores. ¿Qué podemos hacer para evitar esta situación? Insistir en las visitas periódicas al dentista. Los adolescentes deben programar citas a la clínica dental al menos una vez cada seis meses, para recibir una revisión completa e iniciar un tratamiento si es que hace falta. Los dentistas en Clínicas Propdental insisten en cuidar la boca en la adolescencia, empezando por el cepillado dental y acabando por el uso del limpiador lingual. Recordemos que, aunque el cepillado es la piedra angular de la higiene oral, hay otros procederes que deben aplicarse cada día: la limpieza interdental, de la lengua y la irrigación bucal, como también el uso de enjuagues.

Consejos dentales para cuidar la boca en la adolescencia

Hemos dicho que, durante la adolescencia, es difícil comprometerse con la salud bucal. Muchos jóvenes no reciben el cuidado dental que necesitan o incluso la información necesaria para tomar decisiones inteligentes sobre sus hábitos de higiene. Por ello, nuestros dentistas ponen a disposición de estos pacientes y de sus padres una serie de consejos, totalmente útiles para esta etapa en concreto. Entonces, ¿cómo podemos cuidar la boca en la adolescencia?

  1. Limitar el consumo de refrescos: el consumo de bebidas gaseosas por parte de niños y adolescentes va en aumento. Cada vez son más los hogares que en los que se consumen y, además, lo hacen durante las comidas. El azúcar en las bebidas azucaradas puede causar caries dental, y los aditivos pueden, también, erosionar los dientes y dañar el esmalte. Aunque lo mejor es apostar por el consumo de agua y limitar al máximo los refrescos, hay dos formas de ingerir este tipo de bebidas sin dañar masivamente los dientes: usando una pajita o enjuagándose la boca con agua después de consumirlas. Todo ello puede reducir el riesgo de caries dental.
  2. Utilizar el protector bucal: durante la adolescencia es frecuente practicar deportes de riesgo, que pueden ser la causa de lesiones orales graves. Situaciones de riesgo se pueden prevenir con el protector bucal, una especie de férula que protege los dientes y evita, sobre todo, fracturas o caídas. Según estudios recientes, al año se registran alrededor de 200.000 lesiones en la boca y la mandíbula, accidentes que se podrían evitar con un protector bucal. Es esencial recordar que, además de utilizarlo, este dispositivo debe mantenerse limpio y almacenado en un recipiente ventilado.
  3. Los piercings bucales, tus peores enemigos: los piercings en la lengua siempre han sido una moda que ha acompañado, sobre todo, a los adolescentes. Es una moda totalmente estética, y algunos se adhieren a ella como seña de identidad. No obstante, es importante, antes de decidirse, tener en cuenta los problemas que nos puede provocar, sobre todo a nivel de salud oral. Las personas que tienen piercings en la lengua astillan sus dientes con el arete cuando comen, duermen, hablan o mastican. Las fracturas pueden afectar solamente el esmalte (algo que puede arreglarse con un empaste o con una corona dental) o pueden ser más profundas, lo que haría necesario un procedimiento de conducto radicular o incluso la extracción del diente afectado. Las infecciones también son muy comunes con los piercings en la boca.
  4. Dedica tiempo a la higiene bucal: cuidar la boca en la adolescencia es fundamental, y no sólo deben tenerse en cuenta los riesgos que hemos apuntado. Es importante que los jóvenes mantengan hábitos saludables, pero también que sigan con las pautas de higiene oral adecuadas. Cepillarse los dientes después de cada comida, pasarse el hilo dental diariamente, acudir al dentista cada seis meses, usar el limpiador lingual…. Todo es esencial. Como complemento fundamental también está la alimentación. Seguir una dieta sana y equilibrada también tiene mucho que ver con la salud bucodental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Cuidar la boca en la adolescencia"

Deja tu comentario