CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Desórdenes temporomandibulares: Tratamiento

Desórdenes temporomandibulares: Tratamiento

Publicado por Dr. Dario Vieira el 28 Febrero 2016 en Odontologia

Antes de que comencemos a hablar acerca del tratamiento de los desórdenes temporomandibulares, tendremos que conocer cuáles son los aspectos básicos de la anatomía de la boca y la mandíbula. Esta última se encuentra en conexión con el cráneo mediante dos articulaciones, una a cada lado de la cabeza. Debido a la complejidad de estas estructuras y al tipo de trabajo que éstas desempeñan, se considera que las articulaciones temporomandibulares son las más complejas de todo el cuerpo humano.

Es por este motivo por el cual sufrir un mínimo de daño, ya sea a causa de un golpe, del estrés o por cualquier otro motivo, termina por causar una serie de efectos secundarios en forma de incomodidad durante la apertura y el cierre de la boca, dolor e inclusive incapacidad para la masticación.

Los desórdenes temporomandibulares son muy comunes

Diferentes investigaciones indican que, aproximadamente, entre un 50 y un 70% de la población tiene uno o más signos de desorden temporomandibular relacionado con la masticación. Pese a esto, sólo un 7% de los pacientes que presentan sintomatología necesitan tratamiento para corregir este problema-

Hoy en día todavía no hemos descubierto una única razón que sea la causante de estos problemas, de forma que los médicos todavía creen que su etiología es multifactorial. Las principales son las que enumeraremos a continuación:

  • Desórdenes estructurales
  • Golpes y traumatismos
  • Inflamaciones
  • Desórdenes oclusales (incluye pérdida dentaria, mala oclusión, etc…)
  • Apretamiento o rechinamiento dental durante el sueño (el llamado bruxismo nocturno).
  • Rechinamiento dental.
  • Hábitos poco saludables
  • Inflamaciones
  • También se le encuentra relación con factores y problemas psicológicos como es la ansiedad, la depresión o el estrés.

La importancia de un diagnóstico precoz

En todo caso, se sabe que una de las causas puede desencadenar la aparición de otras, lo que hace que este desorden termine por agravarse con el tiempo. Es por este motivo por el que el diagnóstico precoz resulta muy importante para poder llevar a cabo el tratamiento necesario.

En cualquier caso, tampoco será necesario que nos dejemos llevar por el pánico. Como decíamos anteriormente, el 93% de los pacientes que muestran algún síntoma no necesitan ningún tipo de tratamiento, ya que es el mismo cuerpo que termina por adaptarse a la nueva situación. El tratamiento únicamente será llevado a cabo en aquellos casos donde el desorden es agudo, e inhabilita el correcto funcionamiento de la mandíbula. En la mayor parte de los casos, el tratamiento se enfoca en eliminar los síntomas, no así las causas.

Tratamiento de los desórdenes temporomandibulares

Las formas de tratamiento dependen del diagnóstico que el odontólogo de las Clínicas Propdental realice. Usualmente, éste suele comenzarse con un tratamiento consistente en varias fases, que al principio son conservadoras y sintomáticas. El objetivo de este tratamiento suele ser la reducción de la tensión muscular de la mandíbula, que en una gran parte de los casos es la que causa las molestias. Podemos encontrar muchas formas de lograr dicha relajación, de forma que se considerarán todas ellas en cada paciente.

En el caso de que se diagnosticaran hábitos propios del bruxismo, como pudiera ser el rechinamiento o el apretamiento dentario, deberá considerarse la opción de utilizar una férula nocturna. Esta aplicación de plástico se encargará de separar los dientes superiores de los inferiores, y evitará que las mandíbulas entren en contacto. De esta forma, podemos afirmar que la férula permite que los músculos de la masticación se mantengan relajados, reduciendo su tensión de esta forma. No sólo esto, sino que además, con este aparato, también se proviene el daño de los dientes, y sobre todo del esmalte dental.

En los casos más severos, las radiografías que se toman en la zona suelen mostrar que tanto los cartílagos como los huesos de la zona se han dañado; en esta situación deberemos contactar con un cirujano maxilofacial.

La cirugía: La última opción de tratamiento

Normalmente, en rara ocasión se tiene que valorar la opción de realizar una intervención quirúrgica, y es que se trata de un tratamiento muy invasivo, y que, además, como todas las cirugías, conlleva algunos riesgos. Como anteriormente decíamos, en la gran mayoría de casos, el sistema de masticación se adapta a los desórdenes que ya hay y consigue terminar aportando una correcta funcionalidad, pese a los defectos que presenta. Sólo en los casos donde los pacientes no logran recuperar la funcionalidad, el dentista decide optar por el tratamiento de cirugía oral.

¿Crees que tú también puedes estar sufriendo algún tipo de desorden temporomandibular? Entonces no lo dudes y coméntaselo a tu dentista de confianza en las Clínicas Propdental. Puedes beneficiarte de su primera visita gratuita para que, de esta manera, puedas volver a sonreír cuanto antes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Desórdenes temporomandibulares: Tratamiento"

    Deja tu comentario