CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Desvelando mitos y verdades sobre la caries dental

Desvelando mitos y verdades sobre la caries dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 28 abril 2014 en Odontologia

La caries dental es el problema oral que afecta a más personas y por ende se ha convertido en la infección bucal más conocida en la sociedad. Esto ha provocado una concienciación de las personas muy positiva que ha ayudado a implementar métodos de prevención para evitarla. Pero por otro lado, también ha hecho que se crearan falsos mitos alrededor de sus causas y sus consecuencias. En este artículo hemos recogido las principales creencias que hay en la sociedad acerca de la caries dental para ver si se tratan de verdades o de mitos.

La caries dental está asociada a algunos mitos que se deben desmentir

Lee atentamente la lista de mitos y verdades sobre la caries dental para descubrir cómo se desarrolla, se causa y se trata la caries dental:

1- El azúcar es la primera causa de la caries: Se puede considerar verdad.
En realidad, es el ácido producido por las bacterias de la boca lo que causa la caries dental. Sin embargo, estas bacterias producen ácido cuando se come cualquier alimento con carbohidratos y el azúcar lo es. El arroz, las patatas, el pan, la fruta o las verduras también lo son. Una vez que el ácido crea una pequeña cavidad en el diente, las bacterias tienen un agujero dónde alojarse que está fuera del alcance del cepillado dental. Es ahí donde continua metabolizando carbohidratos y produciendo ácidos, lo que hace que la cavidad vaya creciendo.

Debemos tener en cuenta otro aspecto, el riesgo de sufrir caries no depende de la cantidad de carbohidratos que comemos, sino del tiempo que tus dientes están expuestos a ellos. Es mucho más insano para tus dientes, comer carbohidratos durante todo el día que hacerlo de manera abundante a la hora de comer.

2- La exposición a comida ácida provoca caries dental: verdad.
La comida ácida, como el limón, los zumos de cítricos o según qué refrescos no provocan caries dental pero ponen tu esmalte en peligro. Los ácidos pueden destruir tu esmalte y debilitar el diente. Una vez el diente pierde la protección del y se expone la dentina se vuelve más propenso a la caries dental.

3- Los niños tienes más posibilidades de sufrir caries dental que los adultos: mito.
Con el uso de selladores, de agua fluorada y tratamiento preventivo se ha reducido a la mitad la prevalencia de caries en los niños de edad escolar en los últimos 20 años. Sin embargo, se ha producido un incremento en las caries de personas adultas. Esto tiene que ver con diferentes factores, como el uso de medicinas que secan la boca y reducen la saliva. La saliva es un elemento vital para luchar contra la caries porqué ayuda a neutralizar los ácidos, desinfecta, elimina las bacterias y evita que la comida se pegue a tus dientes.

4- Una aspirina colocada detrás de los dientes ayuda a reducir el dolor dental: mito.
Tragarse la aspirina es lo que reduce el dolor dental. Debido a que la aspirina es un ácido, si la colocamos detrás de los dientes estamos poniendo en riesgo los tejidos de la boca, así que siempre debemos tragárnosla.

5- Todos los empastes dentales necesitan reemplazarse: mito.
Los empastes dentales tienen que cambiarse si se rompen, si se forma una cavidad a su alrededor o si se fractura el diente. Si no sucede ninguno de estos problemas, puedes mantener el mismo empaste dental durante toda la vida.

Los empastes tienen una esperanza de vida determinada, pero esta depende del desgaste de los dientes y de los hábitos orales. Si te cepillas los dientes dos veces al día, usas el hilo dental diariamente y re enjuagas la boca, reducirás el número de caries dental y tus empastes duraran más tiempo.

6- Si tienes una caries, te enteras: mito
La caries dental leve no provoca síntomas. El dolor que asociamos a la caries dental llega cuando la cavidad ha avanzado y empieza a dañar el nervio. Al dejar avanzar la caries, nos exponemos a la necesidad de procedimientos más invasivos para solucionarla, como el tratamiento endodóntico. Por eso es importante realizarse chequeos dentales periódicos.

Igualmente, una vez se ha iniciado la caries dental, no se cura por sí sola. Una caries siempre crece una vez llega a un punto en el que ya no puedes limpiarla.

7- Una vez se trata el diente, la caries se frena: verdad.
Es posible sufrir caries dental en otras partes del diente, pero el daño en concreto que fue tratado es eliminado por completo. Si después de recibir un empaste sigues una buena higiene dental, es muy difícil que vuelvas a sufrir caries dental en ese punto. Estas probabilidades aumentan si el empaste se rompe o desgasta, ya que podría dejar entrar las bacterias en un sitio al que tú no llegarías a limpiar con el cepillo.

8- Es más fácil sufrir caries entre los dientes: verdad.
Cualquier zona en la que se puedan esconder las bacterias y que tú no puedas alcanzar con el cepillo de dientes o el hilo dental es susceptible de provocar caries dental. Las ranuras profundas de detrás de los dientes anteriores es un buen lugar para la caries, por ejemplo. Del mismo modo, muchas personas no utilizan el hilo dental, con lo que se exponen a un mayor riesgo de sufrir caries dental entre los dientes, una zona difícil de limpiar con el cepillo.

9- Los agujeros entre los dientes facilitan las caries dentales: verdad.
Si tienes un pequeño agujero entre los dientes y no puedes limpiarlo, es más fácil que se desarrolle una caries dental en él. Los agujeros más grandes suelen ser más fáciles de limpiar, con lo que son menos propensos a la caries.

10- Las grietas y agujeros en los dientes comportan caries dental: verdad.
Si estas son un escondite para las bacterias dónde el cepillo de dientes no puede llegar, dichas zonas serán más propensas a desarrollar caries dental. Enjuagarse los dientes es una buena manera de llegar a sitos en los que el cepillo no puede hacerlo.

11- La sensibilidad dental significa que tienes caries: mito
No tiene porqué ser así. Quizá el motivo sea que tienes hipersensibilidad o que sufren recesión gingival que expone la raíz del diente. Hay muchas cosas, incluyendo la caries, que pueden provocar un aumento de sensibilidad.

12- Las caries son el único motivo para el tratamiento endodóntico: mito.
Es necesario tratamiento endodóntico si el nervio de dentro del diente está dañado. Esto puede ser provocado por caries dental u otros motivos. Las grietas o las fracturas traumáticas también pueden ser motivos o incluso el bruxismo.

13- El bruxismo puede provocar caries dental: verdad.
El bruxismo es una de las actividades más dañinas para los dientes. De hecho, pueden producir grietas y fracturas en los dientes que al ser expuestas a una dentina más débil pueden comportar caries dental. Es muy común que el bruxismo conlleve la colocación de coronas dentales, la restauración de dientes fracturados o la necesidad del tratamiento endodóntico.

14- No debemos preocuparnos de las caries dentales en los bebés: mito.
Es importante cuidar los dientes de leche de los pequeños, ya que además de provocar dolor en los bebés, pueden escampar la infección en otras partes del cuerpo y, en caso de tener que ser extraídas, dificultan el mantenimiento del espacio para los dientes permanentes.

15- El cepillado el hilo dental y el enjuague bucal es la mejor manera de prevenir la caries: ¡VERDAD!
La prevención es la clave para no sufrir caries. Con ella conseguimos remover las bacterias, reducir la placa, el mal olor y el avance de la gingivitis. Siga una buena prevención y verás disminuir tus problemas orales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Desvelando mitos y verdades sobre la caries dental"

    Deja tu comentario