Inicio > Blog > Diabetes y salud bucodental

Diabetes y salud bucodental

Publicado por Dra. Taissa Espinoza el 21 julio 2016 en Artículos sobre Odontologia general

La diabetes es un trastorno en el que el cuerpo no produce insulina, la hormona que procesa la glucosa entre las células para suministrarles energía. Este trastorno presenta dos tipologías distintas.

En la diabetes tipo 1 el cuerpo no genera insulina, mientras que el tipo 2 no produce o no usa la insulina de forma adecuada.

La diabetes puede afectar tanto a niños como adultos, y está muy relacionada con la salud bucodental del paciente.

La falta de insulina provocada por la diabetes provoca que la glucosa permanezca en la sangre.

El exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios en la salud del paciente en los que se incluyen problemas en dientes y encías.

Muchas patologías dentales proceden de la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana en la boca.

Así, la glucosa favorece el crecimiento de estas bacterias.

De este modo las personas diabéticas pueden desarrollar enfermedades o infecciones dentales como la gingivitis y periodontitis con más frecuencia.

Los principales síntomas de estas complicaciones son en enrojecimiento e inflamación de las encías, así como un sangrado frecuente al cepillar los dientes.

Otros síntomas son la halitosis o mal aliento y dolor al comer o beber alimentos muy fríos o calientes.

Consejos para una buena salud bucodental con diabetes

  • Higiene dental diaria. En el caso de tener implantes o dentaduras postizas es importante realizar una limpieza adecuada, porque su mala higiene puede favorecer la acumulación de placa y el desarrollo de infecciones en partes concretas de la boca.
  • Cuidar la alimentación. Es fundamental seguir el plan de alimentación pactado con el médico para regular la diabetes. Los alimentos a evitar son igualmente perjudiciales para los dientes, como el caso de los azúcares.
  • Hacer ejercicio. Antes de establecer cualquier rutina de ejercicios es importante consultarlo con el médico.
  • Revisar los niveles de glucosa. Es recomendable revisar cada día los niveles de glucosa e ir apuntándolos en una libreta para un mayor control. En caso de que los niveles sean demasiado altos o bajos durante más de tres días, hay que acudir al médico.
  • Evitar hábitos perjudiciales. El tabaquismo o el consumo de alcohol son hábitos muy perjudiciales, tanto para la diabetes como para la salud bucodental.
  • Acudir al odontólogo. Es importante que el dentista de confianza sepa acerca de la enfermedad. Así se podrán ajustar los tratamientos y las técnicas para mantener una buena salud dental a la vez que el paciente cuide la diabetes.

Diabetes y salud bucodental

¿Qué relación tienen?

Los pacientes con diabetes no producen la cantidad suficiente de insulina o bien su organismo no la administra con eficacia.

Hay diferentes tipos de diabetes y diversos estudios la han relacionado con patologías bucodentales, especialmente con la periodontitis.

¿Sabes como esta relacionada la Diabetes y tu salud oral?

Las patologías más relacionadas con la diabetes las enfermedades periodontales. Es decir, la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis consiste en una inflamación de las encías, que conlleva su sangrado, aunque es reversible. No obstante, una gingivitis no detectada o sin tratar puede pasar a ser periodontitis. La periodontitis también es conocida como piorrea y conlleva la movilidad de las piezas dentales, además de otros síntomas como el mal aliento. Esto se debe a que la infección es más severa. De hecho, en los casos más graves de periodontitis el paciente puede llegar a perder la pieza dental.

¿Qué relación hay entre diabetes y salud oral?

Según varios estudios las personas diabéticas tienen más riesgo de desarrollar las enfermedades periodontales.

También son susceptibles a la xerostomía, la sensación de sequedad bucal. Además de otras patologías bucodentales como la boca ardiente o algunas irritaciones, como el herpes labial. La diabetes altera el sistema inmunológico del cuerpo. Esto provoca que algunos diabéticos tengan periodos más largos de cicatrización tras intervenciones, además de desarrollar algunas infecciones. También puede haber alteraciones en la percepción del gusto. En este sentido es fundamental adaptar la dieta a la enfermedad, evitando alimentos muy azucarados.

No obstante se ha demostrado que los pacientes diabéticos que controlan sus niveles de azúcar tienen un riesgo menor de desarrollar estas patologías orales. Por tanto, una de las claves para reducir los riesgos es controlar esta enfermedad. Además es imprescindible mantener una buena salud bucodental. Para conseguirlo se recomienda el cepillado dental después de cada comida. También es aconsejable el uso del hilo dental y del enjuague bucal. Además es importante acudir al odontólogo de confianza una vez cada seis meses. Un buen cuidado de esta enfermedad también conlleva cuidar la salud bucodental.

Sobre el autor:

Dra. Taissa Espinoza
Graduada en Odontologia en la Facultad de Odontología de la  Universitat de Barcelona.
Postgrado de Estética y Rehabilitación, en la Facultad de Odontología de la  Universitat de Barcelona.
Diploma de Especialización de Odontopediatria en Athenea Dental, dirigido por el Dr. Echarri.
Curso en la nuevas tendencias en Odontopedria avalados por la Sociedad Española de Odontopediatria.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Diabetes y salud bucodental"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita