CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Diferentes patologías de la lengua

Diferentes patologías de la lengua

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 marzo 2016 en Odontologia

Hoy vamos a hablar acerca de las distintas patologías que podemos encontrar en la lengua. Algunas de las patologías pueden no resultar perjudiciales, mientras que con otras, deberemos correr rápidamente a nuestro dentista de confianza para que nos diagnostique y emita un tratamiento que minimice los daños que la enfermedad pudiera causar.

Tipos de patologías de la lengua

Comenzaremos este seguido de enfermedades hablando de la lengua fisurada:

Lengua fisurada, plegada o escrotal

La lengua escrotal, fisurada o plegada tiene una clínica consistente en un seguido de fisuras y grietas en el dorso lingual. Estas son ya presentes durante la infancia, y tienden a aumentar con el paso de los años. Encontramos esta patología en pacientes sanos, y se da con una mayor prevalencia en aquellos que tienen síndrome de Down, o en otros síndromes malformativos, como el de Melkersson – Rosenthal, además del de Cowden.

La forma de las fisuras así como su localización pueden ser muy variadas y de diferentes formas; estas pueden variar desde atravesar la superficie del dorso de la lengua de forma longitudinal, o bien de forma transversal u oblicua. En el caso de que se retengan alimentos en estas fisuras se pueden experimentar molestias sin mucha gravedad (por norma general se experimenta una sensación de dolor o escozor). El tratamiento de este dolor pasa por eliminar los restos alimentarios en base a un buen cuidado de la higiene oral. Si encontrásemos que coexiste una candidiasis, deberá prescribirse gel de miconazol.

Lengua geográfica

Esta enfermedad tiene una etiología desconocida. La lengua geográfica se observa mayormente en la población infantil, y se puede asociar a determinados cuadros de psoriasis o alergia. Debemos señalar una mayor incidencia en aquellos pacientes con trastornos emocionales.
Su clínica se manifiesta por unas zonas depapiladas rojas circulares y ovaladas en el dorso de la lengua. Estas presentan una delimitación muy precisa, además de contar con un halo blanquecino de leucodema. Debemos destacar una importante característica que es la posibilidad de cambio en cuanto a su posición y forma de unos meses a otros, por lo que se le considera migratoria. Fuera de esto, no cuenta con ninguna otra trascendencia, ni tampoco tiene potencial de malignización.

Sí que puede producir una sensación de escozor, pero también puede cursar sin presentar síntomas, y únicamente ser descubierta de forma casual mientras estamos realizándonos una revisión periódica, sin que el paciente haya advertido su presencia con anterioridad.
Desde el punto de vista morfológico, podemos observar hiperparaqueratosis y acantosis en los bordes de las lesiones, con acumulación de células inflamatorias. En el centro podemos encontrar también pústulas o microabcesos (abcesos de Monro), con migración de leucocitos y linfocitos dentro del epitelio.
Si el escozor que presenta esta patología fuera muy importante, deberemos seguir un tratamiento consistente en enjuagues con anestésicos locales (Lidocaina al 2%) o antihistamínicos en solución, sin embargo, lo más importante es que tranquilicemos a nuestro paciente, ya que de forma frecuente puede presentar cancerofobia. Deberemos quitarle importancia a la enfermedad, señalándole que persistirá durante mucho tiempo.

Glositis romboidal media

Esta entidad fue atribuida en el pasado a la persistencia del tubérculo impar, pero hoy en día está considerada más una infección crónica producida por el Cándida Albicans, favorecida por el hábito de fumar, así como por pequeños traumatismos o por la presencia de prótesis. En la línea media del dorso lingual, por delante de las papilas calciformes, podemos observar una zona eritematosa depapilada, o por el contrario, encontramos caracteres exofilíticos y vegetantes, peor nunca con induración ni caracteres infiltrativos.

Morfologicamente hablando destacan la ausencia de las papilas filiformes, un infiltrado inflamatorio predominantemente de estirpe linfocitaria y una hiperplasia de la capa espinosa. Mediante la tinción de PAS encontraremos hijas con relativa frecuencia, lo que demostrará que la infección micótica está presente.

Deberemos dejar de fumar, eliminar agentes irritantes y sobre todo instaurar tratamientos prolongados, en ocasiones que se alargan durante meses, con medicamentos antifúngicos con nistatina, gel de miconazol o pomadas de iketoconazol al 2%.

Lengua vellosa

La lengua vellosa consiste en una hipertrofia de las papilas filiformes que se encuentran en el dorso de la lengua, que pueden llegar a alcanzar 30mm de altura. Estas papilas tienen una acción mecánica, de modo que con los movimientos linguales que se producen durante el habla, mientras comemos, etc, se van desgastando de forma progresiva, lo que de esta forma impide que se de un crecimiento excesivo. Cuando esta función fisiológica para la que están preparadas no es llevada a cabo, estas crecen y se sobreinfectan por el hongo Cándida, lo que da lugar a la típica lengua vellosa. Los antibióticos de amplio espectro, así como los corticosteroides y la aplicación tópica de colutorios de forma indiscriminada (además del tabaquismo frecuente) favorecen la aparición y perpetuación de este problema.

Pueden darse casos de sensación urente en la boca así como halitosis, pero lo que más suele preocupar al paciente es el estado que la lengua presenta, ya que es frecuente que éste crea que está padeciendo un problema de salud grave. El color que puede presentar varía desde el blanco amarillento hasta al negro, esto dependerá de la acción de diferentes factores extrínsecos (café, tabaco…).
En caos de que la lesión sea provocada por la administración de antibióticos o la acción de agentes tópicos, resulta evidente que la medida que primeramente deberemos tomar es suprimirlo, si bien con esto no suele remitir. Es de vital importancia practicar una cuidadosa higiene oral, mediante un cepillado frecuente de la lengua, que estimule la descamación papilar. Además de esto también se deberá administrar un tratamiento antimicótico de forma prolongada, tal como se indicaba para glositis romboidal media.

Lengua dentada

Aquellas personas que tienen por costumbre apretar mucho a los dientes, bien debido a un problema de nervios o bien a consecuencia de macroglosias congénitas o adquiridas, presentan unas huellas en los bordes laterales y en la punta de la lengua. Para entendernos, es como si ésta dejara unos huecos a los dientes, deformándose para albergarlos. Irritación y roce de forma continuada a lo largo del día terminan ocasionando ardor y escozor. Para solventar esta sintomatología el paciente suele intentar empujar todavía más la lengua, lo que se convierte en un auténtico círculo vicioso.

La primera medida a tomar en la clínica dental pasa por intentar tranquilizar al paciente, indicándole que no es una enfermedad. Tenemos que explicarle detalladamente cuál es el motivo por el que esto se produce, y que la situación pasa por evitar este contacto mantenido que irrita la lengua, ya sea mediante un pulido de las piezas dentales o bien mediante la colocación de una férula dental con este mismo fin.

Hipertrofia de las papilas foliáceas

En los bordes laterales y posteriores de nuestra lengua encontramos algunos repliegues con carácter foliáceo, que se encuentran repletos de cúmulos linfoides. En ciertos casos éstos se engruesan debido a factores sistémicos, o con una mayor frecuencia, debido a causas de tipo irritativo. Cuando esto ocurre, el paciente suele pensar que se trata de una tumoración, desarrollando así un sentimiento de cancerofobia que hace que se encuentre en muchos momentos del día pendiente de su lengua y mirándose en un espejo. Entonces, éste comienza a notar escozor, muy probablemente cargado de una carca psicosomática.

Para esto no encontramos un tratamiento efectivo, por lo que será imprescindible que tranquilicemos al paciente, y le expliquemos que la hipertrofia puede llegar a resultar muy persistente, independientemente de los intentos por eliminarla. Deberemos de descartar la presencia de factores irritativos locales, y en el caso de que los haya, deberemos suprimirlos. Las medicaciones locales, como pomadas de corticosteroides, carecen de efecto. Por consiguiente, lo más adecuado pasa por que le expliquemos a nuestro paciente de forma clara que este es un proceso banal, y que en mayor medida de lo posible, lo mejor será olvidarlo.

¿Y tú, tienes algún tipo de patología en la lengua? Si crees que puedes estar sufriendo cualquiera de estos procesos que comentábamos con anterioridad sólo tendrás que dirigirte a cualquiera de las Clínicas Propdental en Barcelona. Allí, su equipo médico te realizará un completo diagnóstico para que, en caso de que realmente lo estés cursando, puedas terminar con la patología cuanto antes. ¡Acude a Propdental y vuelve a sonreír!

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Diferentes patologías de la lengua"

    Deja tu comentario