CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Disfunción temporomandibular: Un problema doloroso

Disfunción temporomandibular: Un problema doloroso

Publicado por Dr. Dario Vieira el 24 Octubre 2016 en Odontologia

Todas las personas que lo sufren lo saben: una anomalía en la articulación temporomandibular junto con la oclusión dental y los músculos que se encargan de la masticación provocan un molesto y doloroso conjunto de síntomas.

Las articulaciones que podemos encontrar en la mandíbula son las que sufren la disfunción temporomandibular, y las que provocan que el paciente aquejado de esta problemática se dirija a la clínica refiriendo dolores tanto articulares como musculares, pudiendo llegar a sufrir cefaleas y dolor de cervicales derivado de estos problemas.

Disfunción temporomandibular: ¿Cómo me afecta?

antes de tratar el problema, tenemos que conocer por qué está ocurriendo. Encontramos tres factores que ocasionan tanto disfunción temporomandibular como malestares en la mandíbula:

  • Los factores predisponientes: estos factores se relacionan con aquellos hábitos cotidianos, así como con la salud general de la que disponga el paciente.
  • Los factores iniciadores: estos tienen que ver con los traumas físicos que se generan en un accidente anterior.
  • Los factores perpetuantes: estos son aquellos que están ligados a los comportamientos sociales y emocionales del paciente.

Alguna de la sintomatología más evidente que presenta la disfunción temporomandibular es la reducción de la apertura de la mandíbula, el dolor muscular en la cara del paciente o las molestias que éste presenta en las articulaciones temporomandibulares. Estas últimas se encuentran junto al aparato auditivo. El paciente con este cuadro suele notar un gran malestar, motivo por el que se dirige a su dentista de confianza para que éste realice un examen que defina los motivos de la problemática.

Todo tipo de movimientos que van desde la masticación de los alimentos hasta el simple acto de hablar trae consigo un fuerte dolor al paciente. Lamentablemente, esta problemática puede llegar a resultar realmente compleja, siendo difícil de tratar. Un meticuloso análisis del dentista mientras éste le realiza la revisión médica resultará crucial de cara a encontrar la afección en la articulación temporomandibular.

El objetivo siempre será emitir un diagnóstico acertado dejando de lado hipótesis errónea, como que los dolores del sistema masticatorio estén motivados (y por ende se traten) como si fueran efectos secundarios de tratamientos orales. De esta manera, aplicaremos el remedio correspondiente a fin de restaurar la salud en las articulaciones, eliminando el dolor desde la raíz obviando tratamientos paliativos.

En algunos casos, el tratamiento del dolor de esta disfunción no sólo puede ser solucionado mediante tratamiento médico, ya que en aquellos casos donde por ejemplo el paciente sea bruxador, éste deberá modificar ciertos aspectos de su vida para tratar de disminuirlo.

Como vemos, existe una salida a esta enfermedad, siempre sabiendo que tenemos que poner de nuestra parte para asegurarnos de llevar la terapia a buen puerto.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Disfunción temporomandibular: Un problema doloroso"

    Deja tu comentario