CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Efecto de las parafunciones en el tratamiento con implantes dentales

Efecto de las parafunciones en el tratamiento con implantes dentales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 31 marzo 2014 en Odontologia

Las fuerzas parafuncionales sobre los dientes o los implantes dentales se caracterizan por una repetición continuada y prolongada de la oclusión, siendo una práctica de lo más dañina para las estructuras citadas. Sin embargo, la fuerza que generan los hábitos parafuncionales es más perjudicial cuando se aplica sobre las prótesis implantológicas.

La verdad, la causa más frecuente de fracaso de los implantes, después de unos excelentes resultados quirúrgicos, es la parafunción. De este modo, es esencial valorar cuidadosamente la existencia de dichas condiciones durante las primeras fases de planificación del tratamiento implantológico.

Las particularidades de las parafunciones

Las parafunciones pueden agruparse en bruxismo, apretamiento y empuje de la lengua. En algunas ocasiones, diferentes dentistas asocian las dos primeras condiciones. Sin embargo, el bruxismo presenta graves consecuencias por sí solo.

Odontológicamente entendemos el bruxismo como el rechinamiento horizontal y no funcional de los dientes. Puede afectar severamente la función masticatoria, los implantes, las prótesis e incluso las estructuras dentales naturales. En el ámbito implantológico, un estudio sobre pacientes bruxistas con implantes dentales demostró que un 80% de ellos realizaba el hábito mientas dormía. El bruxismo puede ser nocturno, hecho que dificulta aún más su diagnóstico.

El hábito no representa una contraindicación grave para los implantes, pero dificulta su plan de tratamiento y eficacia posterior. De este modo, el primer paso es reconocer la condición a través de sus síntomas. Los pacientes que padecen bruxismo pueden experimentar repetidos dolores de cabeza, un amplio historial de fracturas dentales o de las mismas restauraciones y un disconfort mandibular durante el día o al levantarse. En ocasiones, el paciente mismo o su pareja reconocen dichos síntomas, pero en el caso del bruxismo nocturno son mucho más difíciles de detectar.

Afortunadamente, en el ámbito clínico y odontológico existen muchos síntomas que nos permiten detectar un excesivo rechinamiento. Según los mismos, se puede diagnosticar un bruxismo suave, moderado o severo. En el primero de los casos, se detecta un leve desgaste que no compromete la estética de los dientes. En el segundo, existe un desgaste visiblemente obvio pero sin patrones establecidos. Y, finalmente, el tercer caso se caracteriza por un desgaste excesivo y un compromiso estético claro.

Aunque sea un hábito perjudicial, no significa que pacientes con una moderada o grave parafunción no deban ser tratados con implantes dentales. Es cierto que dichas condiciones presentan riesgos adicionales, pero el dentista trabaja para reducir sus efectos y conseguir eliminarlas por completo. Posteriormente, procede al tratamiento con implantes dentales.

En Clínicas Propdental creemos que todo paciente debe tener la oportunidad de ser sometido a un tratamiento implantológico si así lo desea o necesita. De este modo, las parafunciones también son tratadas, así como en todos los demás casos. El bruxismo, el apretamiento o el empuje de la lengua presentan riesgos y complicaciones en su condición general, no solo en pacientes tratados con implantes dentales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Efecto de las parafunciones en el tratamiento con implantes dentales"

Deja tu comentario