CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Efectos agudos de la radioterapia en la cavidad oral

Efectos agudos de la radioterapia en la cavidad oral

Publicado por Dr. Dario Vieira el 31 Julio 2013 en Odontologia

Las alteraciones gustativas, la mucositis, la dificultad en la ingesta de alimentos y la hiposialia son algunos de los efectos agudos de la radioterapia en la cavidad oral.

Estos factores que agravan el estado nutricional del paciente neoplásico, ya afectado por otras causas. Por este motivo deben tomarse las medidas adecuadas de tipo local, dietéticas y de otros tipos, a fin de evitar pérdida de peso y degradación del estado general del paciente ya que especialmente este problema aumentará considerablemente el riesgo de infecciones.

Las principales complicaciones orales de la radioterapia son:

Afectación cutánea

En la actualidad con las técnicas de utillaje modernas las consecuencias son mínimas, y se puede observar un cierto grado de eritema que puede llegar a una epidermitis seca con descamación cuando las dosis de radioterapia se sobrepasan los 50 Gy.

Las reacciones cutáneas agudas varían con la cantidad de área irradiada, la dosis de irradiación, el tiempo total de tratamiento, el número de fracciones, la calidad de la radiación y numerosos factores individuales como la edad, zona irradiada y su grado de pigmentación.

Se pueden diferenciar varios grados de afectación cutánea dependiendo principalmente de la dosis de radiación:

  • Una dosis de 25 Gy produce la denominada radioepidermis o radiodermitis seca. Se produce una descamación seca o “peeling” y un oscurecimiento de la piel (ya que se activa la producción de melanina).El paciente muestra un aumento de la sensibilidad al tacto, escozor y tirantez. La recuperación se produce a las 2 o 3 semanas de finalizar la radioterapia y puede quedar una hiperpigmentación residual y una alopecia temporal o permanente de las zonas afectadas.
  • Con una dosis de 50Gy aparece un eritema con necrobiosis superficial, vesiculación, costras y ausencia de las capas cutáneas superficiales que sangran con facilidad. Esta lesión se repara a las 6-8 semanas; quedan una alopecia permanente, cicatrices blanquecinas con surcos y telangiectasias, esclerosis cutánea e hiperpigmentación.
  • Con dosis mayores a 60Gy puede aparecer una radiodermitis severa con necrosis y exfoliación de la piel y de los tejidos blandos irradiados. Se producen pérdidas de sustancia importantes, observándose ulceraciones con un fondo amarillento-grisáceo que pueden alcanzar los huesos maxilares, y que se acompañan de dolor, adenopatías satélites, etc.

Afectación mucosa

La afectación de la mucosa es una constante en este tipo de tratamientos ya que la renovación constante del epitelio de la mucosa bucal la hace muy vulnerable a los efectos de la radiación. Una vez perdida la continuidad de la barrera epitelial se inicia un ciclo de infección,inflamación y destrucción celular que constituye la mucositis.

Mediante los enjuagues de clorexhidina al 0,12% tres veces al día, mejoran estas mucositis provocadas por la quimioterapia, aunque esta medida no resulta totalmente eficaz en las producidas por la radioterapia.

La respuesta de la mucosa bucal a la irradiación depende de tres distintos factores:

  1. Dosis y duración de la radioterapia.
  2. Fraccionamiento y otras características técnicas del tratamiento.
  3. Variaciones individuales.
  4. Localización del tumor.
  5. Grado de higiene bucal.
  6. Distinta radiosensibilidad de la mucosa oral.
  7. Las restauraciones metálicas (facilitan la aparición de mucositis en la mucosa oral adyacente a las mismas).

Afectación glandular

La producción de saliva disminuye hasta un 97%, y sigue sin mejorar hasta los dos años posteriores del tratamiento, aunque el paciente mejora poco a poco.

La hiposialia tiene un carácter progresivo, se inicia a dosis de 10 Gy, y se intensifica paulatinamente; así con dosis de 50 Gy la hiposialia es transitoria, pero a partir de 60 Gy, la glándula salival no se regenera y la hiposialia es definitiva, debido a que se produce una inflamación de las estructuras acinares ductales, y como consecuencia quedan reemplazadas por tejido conectivo y grasa, lo cual provoca un aumento en la viscosidad de la saliva, la formación de placa bacteriana, la concentración de detritos orgánicos y la concentración de gérmenes cariogénicos.

Si en el área tratada sólo están incluidas las glándulas submaxilares y sublinguales y no las parótidas, los pacientes casi no refieren diferencias en la cantidad y calidad de su saliva. Si las parótidas son irradiadas y se evitan las submaxilares, puede mantenerse una salivación relativamente suficiente.
La radioterapia, a demás de producir hiposialia, induce a una sialoadenitis transitoria, con tumefacción de las glándulas salivales, dolor y mayor sensibilidad local.

Afectación del sentido del gusto

A la vez que se afecta la mucosa bucal, se produce la desepitelización y atrofia de todos los tipos de papilas linguales y de las gustativas (lesión de las microvellosidades y transtornos fisiológicos o bioquímicos); esto, unido a la xerostomía, dará origen a una disgeusia o hipogeusia.

La pérdida del gusto es muy ligera a dosis de 10 Gy, pero a partir de los 30 Gy, el paciente empieza a notar molestias. Cuando se alcanzan los niveles cancericidas de la radiación, la agudeza gustativa es prácticamente nula.

Una vez finalizada la terapia, el sentido del gusto se va reupcerando rápidamente (20-60 días) aunque en ocasiones queda con pequeñas alteraciones y el paciente refiere que su sensibilidad gustativa no es tan aguda con antes del tratamiento.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Efectos agudos de la radioterapia en la cavidad oral"

    Los comentarios están cerrados