CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Efectos nocivos del tabaco sobre los dientes

Efectos nocivos del tabaco sobre los dientes

Publicado por Imma Roca el 7 Abril 2017 en Odontologia

Todos sabemos que el tabaco es extremadamente nocivo para la salud. Los problemas que causa en la boca en particular van mucho más allá del amarilleo de los dientes, la halitosis o las manchas dentales que encontramos en los pacientes fumadores, motivo por el que hoy vamos a hacer un resumen de las consecuencias más nocivas.

Partimos de la base de que los mayores peligros que presenta el tabaquismo no pueden ser apreciados a simple vista.

Consumir tabaco hace que nuestro cuerpo no pueda defenderse igual frente a enfermedades periodontales. Asimismo, también es un factor de riesgo en el tratamiento de implantología dental, aumentando la tasa de fracaso de los mismos.

Inclusive, hay que tener en cuenta que aumenta enormemente la predisposición a sufrir cáncer oral.

La boca es el acceso del humo del tabaco al organismo. Sólo tenemos que recordar los componentes de éste para saber que el hecho de que pasen por la cavidad oral hará que se concentren en ella, con las consecuencias negativas que esto acarrea.

El tabaco y las enfermedades orales: Una relación peligrosa

Encontramos también afectación del tejido periodontal en los pacientes fumadores. Hay que tener en cuenta que las enfermedades del periodonto son las que afectan a estos tejidos que hacen de sostén del diente. Las bacterias que se acumulan (en forma de sarro) en la capa subgingival son las encargadas de hacernos padecer gingivitis en primera instancia y periodontitis en el segundo caso.

Si no hacemos caso a la gingivitis y por ende no la tratamos desde un primer momento, esta irremediablemente se tornará en periodontitis, amenazando con tumbar nuestros dientes y dañar nuestro hueso maxilar.

Debemos tener en cuenta la sintomatología: la gingivitis comienza manifestándose mediante la inflamación y/o el sangrado de las encías, para pasar a afectar el hueso, derivando finalmente en una irremediable pérdida de dientes, ya que literalmente, pierden el hueso que la estaba sustentando.

Ahora que conocemos el motivo por el que la periodontitis puede acabar con nuestros dientes, tenemos que explicar la afectación del tabaco: éste afecta al riego sanguíneo, disminuyéndolo y también contribuye a la disminución de las defensas en las encías.

Con las defensas bajo mínimos, nuestra respuesta inmunológica frente al ataque bacteriano (causante de la enfermedad de las encías) éstas no encontrarán resistencia suficiente, por lo que comenzarán con la destrucción de los tejidos que hacen de soporte dental.
El problema real es que las personas fumadoras tienen problemas para detectar las señales de forma temprana, ya que el tabaco enmascara las señales de alarma, lo que complica un diagnóstico a tiempo.

Esto es debido a que los pacientes fumadores presentan un menor sangrado de encías e inflamación que los no fumadores. La periodontitis es una enfermedad crónica que no frena si no se la trata de forma adecuada, por lo que un diagnóstico tardío es un problema muy serio para ellos.

Una vez que el paciente ha sido diagnosticado y empieza el tratamiento debería dejar de fumar, debido a que la respuesta en el tratamiento también es más ineficaz en pacientes fumadores.

Primero de todo, deberemos considerar aunque esta sea una operación que parece sencilla y no demasiado invasiva, sigue requiriendo de una mínima incisión.

La herida que se produce mientras realizamos la intervención naturalmente también lleva su periodo de cicatrización, que se alargará inexorablemente en pacientes fumadores, debido a la disminución del riesgo sanguíneo y a las reducidas defensas que encontramos en la zona.

Para terminar, tenemos que advertir que el tabaquismo también reduce las posibilidades de éxito durante su fase inicial, sino que además también afectará a medio y largo plazo.

La osteointegración se ve dificultada debido al humo, que daña el hueso maxilar y también hace que la vida media de los implantes se disminuya.

Durante las semanas previas al tratamiento de implantología dental lo más adecuado será dejar de fumar a fin de prevenir todos estos problemas y riesgos corridos de forma innecesaria.

El cáncer oral, una lacra extremadamente peligrosa

Seguramente el cáncer de boca es el peligro más serio al que nos enfrentamos cuando hablamos de las consecuencias del tabaquismo en cuanto a la boca se refiere. Pese a que tenemos diferentes factores (edad o género del paciente) que no se pueden controlar, otros factores sí que están en nuestra mano para prevenir esta patología tan grave.

El riesgo de sufrir cáncer oral se relaciona directamente con la cantidad de tabaco consumida, así como del tiempo que llevemos fumando. Hay muchos otros factores que predisponen la patología, pero la mejor medida que podeos llevar a cabo para prevenirlo es sencillamente no fumar.

Aproximadamente mueren 50.000 personas cada año en nuestro país por causas atribuibles al consumo del tabaco. Si sumamos a estas las patologías cardiovasculares y pulmonares derivadas de éste, descubriremos rápidamente el enorme favor que le hacemos a nuestro cuerpo si dejamos este hábito tan nocivo y peligroso.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Efectos nocivos del tabaco sobre los dientes"

    Deja tu comentario