CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El aislamiento en operatoria dental

El aislamiento en operatoria dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 Octubre 2015 en Odontologia

El aislamiento del campo operativo es una necesidad en todas las áreas de la cirugía. No se puede entenderse un acto quirúrgico en el que no se disponga de un campo estéril que trate de evitar la contaminación de la herida.

Tanto en los procedimientos de operatoria dental, como en los de cirugía oral, la consecución de un campo absolutamente estéril es un hecho imposible, dadas las características de la cavidad oral y de su flora. Sin embargo, la práctica totalidad de los procedimientos habituales de la odontología conservadora precisan mantener un área de trabajo que, si bien nunca permanece estéril., sí debe ser una zona lo suficientemente seca y por tanto libre de la presencia de saliva, sangre u otros fluidos de la cavidad oral. También deberemos procurarnos n terreno que nos facilite la visibilidad, el acceso y la manipulación de los instrumentos de trabajo.

Por otra parte, la necesidad del aislamiento también viene dada como protección del resto de las estructuras de la cavidad oral, tanto del uso de nuestro instrumental de mano o rotatorio como de la utilización de determinados productos irritantes o cáusticos.

Otra necesidad no menos importante es la de evitar la posibilidad de que el paciente degluta de forma accidental algún instrumento, hecho este que, aunque es ciertamente infrecuente, puede acarrear trágicas consecuencias.

Existen diversos métodos para conseguir un campo operatorio que reúna estas características. Con ellos, se podrá conseguir un mayor o menor aislamiento del mismo. La elección de cada uno de ellos estará en función del tratamiento a realizar, material a emplear, tamaño de la zona que precise el ser aislada (que puede ser uno o varios dientes, e inclusive en ocasiones toda una arcada) e incluso de las características de cada uno de los pacientes.

Pasemos a describir los más utilizados en la actualidad:

Medios absorbentes

La utilización de algodón, papel, celulosa y otros materiales absorbentes en forma de rollos o discos como método para retirar la saliva del campo operatorio puede haber sido una de las primeras técnicas de aislamiento que han sido utilizados en la operatoria dental. En la actualidad, siguen siendo de utilidad en multitud de procedimientos dentales que no precisen un campo absolutamente seco, como puede ser la toma de impresiones o la realización de tallados para prótesis. Se ejecuta colocando vestibular o lingualmente rollos de algodón fabricados en distintos tamaños y longitudes. También existen en el mercado discos de celulosa diseñados de forma específica para colocarlos en el vestíbulo oral sobre la desembocadura del conducto de Stenon, para así absorber la secreción de la glándula parótida. Puede complementarse su uso con portarrollos de distintas formas y diseños que ayudan a mantener los algodones en su posición, además de facilitar la tarea de retracción de lengua y mejillas. Con este fin, también pueden utilizarse las grapas de acerco con aletas de las utilizadas con el dique de goma.

Las ventajas de este método son, entre otras, su sencillez de aplicación y que permite el comprobar la relación oclusal entre las arcadas dentales con facilidad.

Entre las desventajas principales se encuentra el hecho del limitado poder de absorción de estos materiales, que obliga a su sustitución por otros nuevos muy frecuentemente, y la posibilifad de que el pacienet desplace los rollos con cualquier movimiento incontrolado de la lengua. Su uso exige la colaboración de un auxiliar que esté muy entrenado y frecuentemente la ayuda de la aspiración. La indicación de este medio de aislamiento es para cementado de coronas y puientes, tallado de preparaciones cronales y en general para aquellas acciones que no requieran un aislamiento absoluto.

Aspiración

El desarrollo de las técnicas de aspiración en los años 20 permitieron conseguir una rápida evacuación del agua de refrigeración y de la saliva del paciente. En la actualidad, es un medio imprescindible para la realización de todo acto de operatoria dental. Existen dos tipos de aspiración principalmente:

– De efecto venturi o de bajo caudal, prácticamente en desuso y superada por la

– De efecto caudal, incorrectamente llamada aspiración quirúrgica, que utiliza un motor de aspiración y un vaso de decantación para así realizar su función.

Ambos tipos de aspiración utilizan distintos tipos de boquillas en función de la zona de trabajo o tarea a realizar, algunas desechables y otras esterilizables. Nosotros, por ser el más higiénico, práctico, versátil y barato recomendamos encarecidamente el modelo eyector desechable de punta desmontable.

Dique de goma o ataguía

A pesar de la creencia generalizada, el dique d egoma no es un “invento” reciente. Fue desarrollado a mediados del siglo XIX por S.C barnum, y curiosamente su uso fue desplazado por la incorporación a los gabinetes dentales de las bombas de aspiración y el desarrollo de la amalgama de playa. Es si duda el medio más eficaz de aislamiento para los trabajos de operatoria dental, y además es la única forma de conseguir un campo de trabajo absolutamente seco, lo cual hace imprescindible su uso para la utilización de materiales de restauración adhesivos. Es por ello que a su uso se le denomina también aislamiento absoluto.

También es el medio más eficaz de protección del resto de las estructuras orales del paciente de la acción del instrumental de mano o rotatorio, además de ser la única barrera fiable que puede evitar la ingestión accidental de pequeño instrumental, como fresas o limas de endodoncia. Son contadas las situaciones clínicas en las que la única razón para no utilizarlo es la falta de habilidad del profesional.

Por ser el mejor medio de aislamiento y precisar de un mayor armamentario vamos a dedicarle mayor tiempo a su estudio.

Los materiales que precisa para su utilización son los siguientes: dique de goma propiamente dicho, perforador de goma y un medio de retención que habitualmente consiste en grapas de acero (“clamps”).

Ocasionalmente, puede requerirse la utiización de otros materiales que ayiden a la colocación como lubricantes

Si necesita cualquier tipo de intervención quirúrgica, no debe dudar en acudir a un dentista que sea capaz de ofrecerle las máximas garantías en cuanto a su seguridad se trata. En las Clínicas Propdental, la higiene y la seguridad son una prioridad, gracias a una renovación constante de su material y a un equipo médico dotado de una dilatada experiencia, garantizando así la satisfacción del paciente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El aislamiento en operatoria dental"

    Deja tu comentario