CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El ardor bucal

El ardor bucal

Publicado por Anabel Propdental el 3 Febrero 2015 en Odontologia

¿Alguna vez te has sentido como si tu boca estuviera ardiendo sin haber tomado ninguna comida picante? Puede que sufras ardor bucal, un síndrome oral que provoca una sensación muy desagradable, cómo si acabaras de beberte un líquido ardiente. Aunque puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, se trata de un problema que se da principalmente en mujeres menopáusicas.

Acompañantes del ardor bucal

El ardor bucal puede ir acompañado del síndrome de boca seca, dolor, hormigueo y un sabor metálico o amargo. No se trata de una simple molestia, sino que es muy desagradable y puede llegar a provocar problemas para dormir o incluso depresión.

¿Qué enciende la boca ardiente?
Las causas del ardor bucal son complejas y aunque no son muy conocidas, se suelen relacionar con algunos factores. Los posibles causantes o desencadenantes incluyen:

  • Problemas orales: existen varios problemas de salud bucal que contribuyen al síndrome del ardor bucal. La boca seca, la candidiasis oral o en síndrome de Sjorgen pueden tener que ver con la sensación de quemazón.
  • Menopausia y cambios hormonales: las mujeres menopáusicas sufren una serie de cambios hormonales que pueden afectar a la producción de saliva. Cualquier persona que experimente un cambio hormonal puede sufrir síndrome de ardor bucal.
  • Enfermedades: la diabetes o los problemas de tiroides también pueden ser el origen de esta sensación de quemazón.
  • Deficiencias vitamínicas: la nutrición es un factor clave en la prevención del síndrome del ardor bucal. Las deficiencias en sustancias como el hierro, el zinc o la vitamina B, entre otras, puede aumentar el riesgo de sufrir boca seca o quemazón oral.
  • Enfermedad de reflujo ácido: el ácido de la boca puede irritar los tejidos orales, provocando varios problemas en la boca.
  • Medicamentos y tratamientos: los medicamentos para tratar la presión arterial alta y la depresión son dos posibles causantes del ardor bucal. Tu farmacéutico te puede ayudar a determinar si alguno de los medicamentos que tomas está relacionado con tu problema. El ardor bucal también ha sido relacionado con los tratamientos de radiación y quimioterapia que reciben los pacientes con cáncer.
  • Irritaciones orales: hay muchos irritantes que pueden afectar tu salud oral. Las bebidas ácidas, el tabaco o algunos colutorios pueden provocar sensación de sequedad y contribuir a la sensación de quemazón. Pero hay otros elementos que también pueden tener un papel protagonista: las dentaduras mal fijadas, el bruxismo, la candidiasis oral o el cepillado agresivo pueden dañar también los tejidos orales.
  • Alergias: el ardor bucal puede ser una reacción alérgica a algunas comidas u elementos.
    Daños nerviosos: los nervios dañados de la boca o la lengua pueden afectarte más que simplemente en la degustación de alimentos. Estos nervios controlan el dolor, de modo que el ardor bucal puedes ser un síntoma del daño de los nervios.
  • El aspecto psicológico: el elemento más intrigante de todos los relacionados con el ardor bucal es el aspecto psicológico. Los problemas emocionales como la ansiedad y la depresión también pueden causar el ardor bucal. Por otro lado, la incomodad y la frustración que siente el paciente ante el problema también puede afectar a su salud oral.

Tratamientos contra el ardor bucal
Con tantas causas potenciales, puede que no puedas determinar el origen del síndrome del ardor bucal tu solo, pero sí que es posible hacerlo con la ayuda de un dentista. Después de comentar contigo las posibles causas, tu odontólogo de Propdental estudiará los posibles problemas que contribuyen al ardor bucal. En algunos casos, puede que tu dentista te refiera a un médico para comprobar si existe alguna circunstancia de salud general que tenga que ver con el síndrome.

Aunque este síndrome puede ser un poco difícil de diagnosticar, suele ser más fácil de tratar. Lo primero que suele hacer el dentista es eliminar aquellos elementos que secan la boca como el tabaco, el alcohol o las bebidas ácidas. Mejorar tu dieta, beber más agua o tomar vitaminas y sustitutivos de saliva puede ayudar a reducir la sequedad oral. Si es necesario, pueden prescribirse medicamentos para regular cualquier problema médico o infección que pueda causar el síndrome. En algunos casos, la solución es tan simple como lograr encajar las dentaduras correctamente o mejorar los hábitos de higiene oral.

Si crees que puedes estar sufriendo este problema, pide una cita con tu clínica dental Propdental más cercana.

Comentarios

2 comentarios para "El ardor bucal"

  • El 03.11.2015 , Yanina ha comentado:

    Hola soy de Argentina y hace 3 meses empecé con una candidiasis oral. La cual me generó mucho ardor. El hongo se fue pero yo sigo con lo mismo. El mismo ardor bucal. Me pueden sugerir alguna solución. O abra una forma de hacer una consulta on-line. Estoy desesperada.

    • El 04.11.2015 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      La Candidiasis o Cándida Albicans es una infección por hongos de larga duración y tratamiento cursa con inflamación de la mucosa y ardor bucal. Si aún tienes ardor bucal, aunque no tengas las manchas blancas en la mucosa, esto me hace pensar que no está correctamente curada, esto implicaría seguir con el tratamiento para ello; el tratamiento suele durar varias semanas.
      Debes mantener obligatoriamente, tanto si la presentas como si ya ha remitido, en estos momentos una correcta y escrupulosa higiene oral. Si notas sequedad en la boca, bebe mucho líquido (agua) evitando el consumo de bebidas carbonatadas o alcohol y evidentemente, no fumes.
      Mi consejo es que acudas a tu dentista para que pueda revisar tu estado y controlarlo.
      No demores tu visita.
      Un saludo cordial.

Deja tu comentario