CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El cepillado dental puede ser divertido

El cepillado dental puede ser divertido

Publicado por Dr. Dario Vieira el 14 abril 2016 en Odontologia

Los progenitores más de una vez habrán tenido que lidiar con su pequeño para que acceda a lavarse los dientes. Esto es porque el cepillado dental para los peques de la casa puede tornarse rápidamente en una rutina demasiado aburrida, por lo que tratarán de darle esquinazo. Si crees que tienes problemas para lograr que tus hijos se cepillen los dientes, es posible que sea hora de añadir un extra de diversión en la técnica de higiene ora. En Propdental, nuestros dentistas han elaborado una pequeña lista para que los más peques de la casa se tomen el cepillado dental de forma divertida. ¡No te lo pierdas!

Formas de lograr un cepillado dental divertido

Transpórtale a otro mundo: Todo el mundo sabe que los niños se pierden cuando se les cuentan historias, magníficas y llenas de intriga. Puede que no haga falta que para ganar su atención les relates el nuevo Harry Potter, pero sí que puede ser buen momento para inventarte una historia que contarle a tus hijos mientras estos se limpian los dientes. ¿Parece complicado? No lo es tanto, ahí va un ejemplo:

“Había una vez, un niño con unos dientes muy, muy sucios. ‘-¡Oh, no!’ exclamó el pequeño. ‘-¿Qué puedo hacer para que vuelvan a estar limpios?’ Entonces, el Ratoncito Pérez apareció como por arte de magia, y le dijo “-Tengo un regalo especial para ti. Con este cepillo de dientes mágico, tus dientes estarán más limpios que nunca.’ En ese momento, un cepillo de dientes apareció de la nada, y comenzó a cepillarle los dientes hasta que su sonrisa era tan brillante que deslumbraba a su paso. -¡Muchas gracias, ya no me duelen los dientes!’ Dijo el niño. Como se había portado tan bien, el Ratoncito Pérez le dejó quedarse el cepillo para que así, nunca más se tuviera que preocupar de tener caries. ¡Fin!”

Naturalmente, aprovecha los intervalos que creas convenientes para higienizar la boca del pequeño.

Otra opción es que convirtamos el cepillado en un juego de niños: inventarnos un juego supone una excusa perfecta para así transformar lo que a priori sería una faena aburrida en algo divertido e interesante. A continuación exponemos algunas ideas que pueden resultar útiles para este fin:

El juego de los números: Deberás decir en voz alta cuando tus dientes se vayan limpiando, hasta llegar a todos ellos.
Los bichos del azúcar: Explicarle a tu hijo que el juego va de eliminar a todos los bichos del azúcar. Si le adentras en el juego con frases como “¡Cuidado, tienes bichos del azúcar detrás de tus dientes!” “Elimina a todos esos bichos malvados!” y frases de este tipo, su eficacia suele multiplicarse.
Usa la tinción a modo de juego: Si cuentas con líquidos que tiñen la placa, puedes enseñar a tu hijo cómo van limpiándose sus dientes hasta que no queda rastro; de esta manera podrás motivarle con ese pequeño “extra”.

Cepillarse los dientes junto con tu hijo
en el espejo puede ser una buena idea. Podéis imitaros entre vosotros, teniendo que repetir los movimientos que tú haces, incorporando muecas o gestos para que el niño se lo pase bien, podrás asegurar una limpieza perfecta en los dientes de tu hijo. Este es un ejemplo muy sencillo que muestra que un cepillado dental no tiene por qué ser aburrido. Puedes también dejar que tu hijo sea quien tome el mando, o tú enseñarle a él. ¡Tú escoges!

Hacer un seguimiento de la rutina de cepillado dental en un calendario también es una buena idea. Marca en éste cada día que tu pequeño se cepilla los dientes, dándole un pequeño premio cada semana que haya cumplido completamente el objetivo que se ha marcado.

Usar un cronómetro también puede ser muy interesante. No sólo te estarás asegurando de cumplir los dos minutos de cepillado, sino que también se lo tomará como un juego. Poner su canción favorita también puede ayudar a hacer esto más ameno.

Los odontopediatras de Propdental siempre recomiendan algunas ideas para que tu hijo se lo pase bien durante su rutina de higiene oral, olvidando así el concepto de “cepillarme los dientes es aburrido y una obligación”. Un poco de diversión causará una importante mejora en el cepillado dental de los más peques. También puede ser bueno dejarles elegir el cepillo de dientes que más les guste, así como la pasta dentífrica, siempre y cuando éstos cuenten con unos criterios mínimos.

Si todavía tienes más dudas sobre el cuidado de la higiene oral de los más peques de la familia, sólo acude a cualquiera de las Clínicas Propdental con tu pequeño. Tu hijo saldrá con la mejor de sus sonrisas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El cepillado dental puede ser divertido"

    Deja tu comentario