CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El control odontológico durante el embarazo

El control odontológico durante el embarazo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 abril 2014 en Odontologia

Algunas mujeres confunden las limitaciones médicas que tienen las mujeres durante el embarazo, como el hecho de no tomar medicamentos o no someterse a según qué tratamientos, y terminan por descuidar su salud. Pero precisamente por el hecho de estar embarazada, la mujer sufre ciertos cambios que requieren un mayor control de su salud en varios aspectos. Uno de ellos es la salud oral.

Embarazo y salud bucodental

Todas las mujeres embarazadas deben saber que las limpiezas orales preventivas y las visitas dentales durante la gestación no solo son seguras sino que están recomendadas. Los cambios hormonales durante el embarazo facilitan la aparición de la enfermedad periodontal, con lo que es esencial evitar mediante ayuda profesional este tipo de infecciones que, además, están relacionadas con el nacimiento prematuro.

Además de preservar una buena salud bucodental y realizar las medidas preventivas necesarias para evitar el avance de la enfermedad periodontal, también es posible que surjan otro tipo de inconvenientes durante el embarazo. Los tratamientos dentales como los empastes o las coronas también deben realizarse por el riesgo de infección que suponen. El mejor momento para hacerlo es durante el segundo trimestre.

Siempre que no suponga un riesgo para la mujer ni el bebé, los tratamientos se pospondrán hasta después de dar a luz. Sin embargo, en algunas ocasiones es necesario realizar algunos tratamientos de emergencia como un tratamiento endodóntico o una extracción dental.

Del mismo modo, los tratamientos voluntarios como el blanqueamiento dental u otros procedimientos estéticos deben posponerse hasta después del embarazo. Lo mejor es evitar los tratamientos dentales durante el embarazo para no exponer a la madre ni al bebé a ningún riesgo, aunque sea mínimo.

Medicamentos usados en odontología durante el embarazo
Actualmente hay estudios contradictorios que hablan sobre los efectos nocivos en el bebé por culpa del uso de medicaciones en el tratamiento odontológico durante el embarazo. La lidocaína es el medicamento más usado en los tratamientos y está comprobado que cruza la placenta al administrarse.

En caso que se necesite tratamiento dental, la cantidad de anestesia aplicada debe ser lo más pequeña posible sin comprometer la comodidad de la paciente. Del mismo modo, los tratamientos puede requerir el uso de antibióticos para prevenir infecciones. Los antibióticos que contienen penicilina, amoxicilina o clindamicina pueden ser indicados después del tratamiento. Si tu dentista sabe que estás embarazada, te recomendará lo mejor para ti y para tu bebé.

Rayos X durante el embarazo
Normalmente el uso de rayos X para realizar radiografías pueden ser pospuestos ahsta después del embarazo. Aunque los estudios apuntan que los rayos X utilizados en odontología no tienen una dosis lo bastante importante para afectar al feto. En cualquier caso, el desarrollo de los órganos de feto se produce durante el primer trimestre, por ello es mejor evitar cualquier riesgo, por mínimo que sea, durante este tiempo.

Recomendaciones para el control odontológico durante el embarazo

  • Se recomiendo que las mujeres embarazadas mantengan una dieta equilibrada, limpien sus dientes dos veces al día con pasta fluorada y utilicen el cepillo dental diariamente.
  • Deben someterse a exámenes preventivos y limpiezas orales durante la gestación.
  • Deben comunicar a su dentista que están embarazadas tan pronto como sea posible.
  • Es aconsejable posponer los tratamientos dentales no urgentes hasta el segundo trimestre o después del parte, si es posible.
  • Los tratamientos voluntarios, como los estéticos, deben posponerse hasta después de dar a luz.

Además, nuestros dentistas tienen algunos consejos específicos para la comodidad durante el tratamiento:

  • Mantén una buena circulación sanguínea, dejando las piernas sin cruzar durante el tiempo que estás sentada en la silla del dentista.
  • Utiliza un cojín y escucha música para estar más cómoda y relajada durante el tratamiento.

Conclusión
Los cambios en el cuerpo de la mujer que comporta el embarazo, expone la madre a un mayor riesgo de sufrir enfermedad periodontal así como a acumular placa que puede provocar caries. Por este motivo, es importante realizar visitas periódicas al dentista combinadas con un excelente control higiénico diario mediante cepillado dental, hilo dental y enjuagues bucales.

Además de ayudar a mantener tu salud durante el embarazo y preservar los tejidos de tu boca, el hecho de mantener una boca sana te ayudará a evitar el parto prematuro y el bajo peso del bebé al nacer.

Si estás embarazada debes comunicárselo como antes mejor a tu médico para que lo tenga en cuenta en los tratamientos realizados. Si por el contrario estás planeando quedarte embarazada, no sería mala idea acudir a tu dentista para comprobar que disfrutas de buena salud oral y no necesitas ningún tratamiento. En caso de hacerlo, será mejor realizarlo con anterioridad a la gestación para ahorrarse problemas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El control odontológico durante el embarazo"

    Deja tu comentario