CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El cuidado dental en la sabiduría popular ¿Qué hay de verdad?

El cuidado dental en la sabiduría popular ¿Qué hay de verdad?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 22 Noviembre 2015 en Odontologia

El cuidado dental es algo que para algunas personas puede acarrear un gran número de dudas, que en algunas ocasiones se ven resueltas por lo que algunas personas saben “de oídas”, o simplemente, porque es lo que han llevado haciendo durante toda su vida. Esto favorece a que ciertos mitos pasen de generación en generación, lo cuál podría estar bien si estas pautas y consejos fueran fidedignos, peor por desgracia esto no siempre es así.

La verdad acerca del cuidado dental según los remedios populares

Para todos aquellos que siguen los mitos acerca del cuidado dental, tenemos que deciros algo: Dejad de hacerlo hasta que consultéis vuestras rutinas con un especialista. Seguir los consejos de una persona que no es especialista en la higiene oral podría suponer un riesgo para la salud, y justamente de esto trata el artículo:

Existe una creencia de un sector de la sociedad que afirma que o es importante que los niños cuiden de sus dientes de leche, cuando esto es poco menos que un absurdo. Pese a que los dientes de leche son temporales, en el caso de que obviemos su cuidado podrían comportar consecuencias perjudiciales en nuestra dentición permanente. Por ejemplo, si sufrimos de caries dental en la dentición de leche, podríamos perder los dientes antes de tiempo. Esto es algo realmente grave, ya que podría sufrir patologías como la malposición de los dientes, problemas de alineación o necesidad de tratamiento ortodóntico. No sólo esto, sino también es importante el hecho de que la niñez es el periodo de máxima importancia para que un niño adapte sus rutinas de higiene oral, y es que estos hábitos de buen seguro le acompañarán el resto de su vida.

Otro mito que hay que desmentir de forma tajante, ya que por desgracia existe una creencia generalizada, es que en el caso de no sufrir patologías en nuestra cavidad oral no resulta necesario que acudamos al odontólogo. ¡A buena hora le hacemos caso a este consejo! Quizás el más perjudicial de todos, y es que la gran mayoría de las patologías orales no resultan evidentes ni presentan sintomatología en su fase más inicial. Solamente cuando ya hayan progresado y hayan producido destrucción y afectación a los tejidos de nuestra cavidad oral, estos comenzarán a mostrar síntomas y signos detectables por el propio paciente. Para evitar este problema y ahorrarnos así tanto dinero como dolores de muelas, lo ideal será que realicemos visitas periódicas de control de carácter semestral. También y como forma de complementarlo con una buena higiene bucodental, podemos someternos al proceso de limpieza dental profesional, con lo que minimizaremos las probabilidades de sufrir una patología, y en el caso de sufrirla, ésta estará en una fase tan inicial que será posible tratarla apenas en unos minutos para detenerla.

Siguiendo con afirmaciones tan conocidas como de dudosa eficacia, tenemos que hacer mención acerca de la que trata sobre el chicle sin azúcar. Esta reza que masticar chicle sin azúcar es suficiente para evitar lavarnos los dientes después de cada comida, cuando, naturalmente, la cantidad de restos de alimento que el chicle elimina es despreciable. Si bien es cierto que el chicle ofrece beneficios para conseguir una mayor secreción de saliva y conseguir un aliento fresco, éste nunca deberá considerarse como un sustitutivo del cepillado dental ni del empleo de la seda dental, pese a que algunas publicidades intenten mostrarnos lo contrario. La placa bacteriana y las partículas de alimentos únicamente se eliminarán mediante una completa rutina de higiene oral.

Siguiendo con este tema, ¿Nadie ha escuchado alguna vez la afirmación de “Si te sangran las encías, no te cepilles los dientes ni te pases el hilo dental”? Por desgracia y aunque suene extraño, sí que hay personas que han escuchado este consejo, y lo peor, es que algunas otras, por desconocimiento, lo han puesto en práctica, cuando es total y completamente contraproducente. Debemos saber que el sangrado de las encías es un síntoma claro de padecer enfermedad periodontal o gingivitis, con lo cuál precisamente deberemos extremar nuestras medidas de higiene oral, además de, naturalmente, contactar inmediatamente con nuestra clínica dental. Una periodontitis supone un riesgo directo de pérdida del soporte dental con lo que terminaremos por perder el diente, con todas las consecuencias que esto acarrea. En el caso de presentar sintomatología de sufrir enfermedad periodontal o gingivitis, tendremos que continuar con nuestra higiene oral pero de forma más suave, y es que estas enfermedades están causadas por una pobre higiene oral, con lo que la ausencia de cepillado sólo empeorará la situación.

Otro mito realmente peligroso es el de que la caries dental únicamente es cosa de niños, cuando, naturalmente, las caries dentales pueden aparecer a cualquier edad. Una hran multitud de condiciones y factores provocan que todas las personas tengamos riesgo de padecer caries dentales en cualquiera de sus variantes. Por ejemplo y como adultos, estamos más expuestos a la recesión gingival, lo que podría ocasionarnos una caries radicular. Otro problema tiene que ver con la sequedad bucal, y es que algunos medicamentos hacen que se nos sequen la boca, con lo que la falta de saliva reduce la capacidad de la boca para limpiar bacterias y neutralizar ácidos, por lo que existe una mayor propensión a sufrir caries.

Por último, otra falsa afirmación que se hace en referencia a nuestro cuidado dental es que, aquellos dientes que sufren de caries dental y son tratados, necesariamente volverán a sufrir de esta patología en un futuro. Esto obviamente también es falso, si bien no resulta imposible que un diente tratado de caries vuelva a infectarse, pero esto ya quedará a expensas de nuestras correctas medidas de higiene bucal. En el caso de que suframos una grieta o rotura en nuestro empaste, sí que aumentarán las probabilidades de volver a tener una caries dental, por lo que se recomienda que se restaure nuevamente. El control de los empastes puede realizarse en la visita de control semestral.

Si tenemos cualquier tipo de duda respecto a nuestras pautas de higiene oral por seguir un consejo que hemos escuchado, sólo tenemos que pedir a nuestro dentista de confianza que nos lo aclare. En las Clínicas Propdental contamos con un equipo especializado en devolver una sonrisa sana a todos aquellos que lo necesite. Así que necesites el tratamiento que necesites, debes saber que miles de casos nos avalan, convirtiéndonos de este modo en una auténtica garantía de calidad.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El cuidado dental en la sabiduría popular ¿Qué hay de verdad?"

    Deja tu comentario