CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El hueso alveolar

El hueso alveolar

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 febrero 2015 en Odontologia

Entre comer, practicar deportes y masticar cualquier cosa, de lápices a chicles, las personas tendimos a poner mucho estrés en nuestros dientes. Por suerte, cada uno de nuestros dientes está bien fijado en su lugar por el hueso de otros tejidos periodontales.

En concreto, nuestros dientes están anclados en la mandíbula por un tejido duro llamado hueso alveolar. ¿Te suena? Quizá lo conozcas por otro nombre: el alveolo dental. Lo llames como lo llames, el hueso alveolar es el principal soporte de nuestros dientes.

Debajo de la superficie

Tus dientes son mucho más largos de lo que muestran en la superficie, todos ellos tienen una larga raíz que se extiende por debajo de las encías y dentro del hueso mandibular. Este anclaje profundo les proporciona la fuerza necesaria para soportar la presión de la masticación. La parte del hueso alveolar que rodea a las raíces se llama alveolo. La base de los dientes está rodeada por un tejido llamado cemento, que es el que los engancha al hueso alveolar.

Tanto la mandíbula superior como la mandíbula inferior contienen hueso alveolar. La fijación que este aporta, se ve completada por un ligamento especial, que aporta un soporte muy seguro a los dientes.

Pérdida de hueso alveolar
Por desgracia, algunos problemas dentales, malos hábitos y los efectos del tiempo, pueden provocar una reabsorción o disolución del hueso alveolar. Esta pérdida de hueso puede terminar comportando la pérdida de dientes con el tiempo. La enfermedad periodontal, también conocida como periodontitis, es la principal causa de este problema. De modo que la mejor manera de prevenir la pérdida de hueso y la pérdida de dientes es evitar la enfermedad periodontal.

Hay otros factores que contribuyen a la pérdida de hueso alveolar:

  • Fumar: el tabaco es un factor de riesgo de la enfermedad periodontal y la pérdida de hueso alveolar.
  • Dentaduras mal fijadas: unas dentaduras mal fijadas pueden comportar presiones en la mandíbula que incrementen la reabsorción ósea que se inicia con la pérdida dental.
  • Osteoporosis: este problema afecta también al hueso alveolar.
  • Mala higiene o malos hábitos orales: debido a la relación entre la enfermedad periodontal y la pérdida de hueso alveolar, los malos hábitos orales pueden tener serias consecuencias en ambos sentidos. Por esto es importante mantener una buena salud oral.

Como siempre, tu dentista es el mejor consejero para ayudarte tanto en la prevención como en el tratamiento de este problema. Contacta con tu clínica dental Propdental para más información.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El hueso alveolar"

    Deja tu comentario