El mal aliento en los niños -
Inicio » El mal aliento en los niños

El mal aliento en los niños

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 9 abril 2014 en Artículos sobre Odontologia general

Actualizado el 21 noviembre 2014

La halitosis o mal aliento es una de las principales preocupaciones de los pacientes cuando acuden a la clínica dental y también afecta a los más jóvenes. El origen de este olor desagradable puede tener un origen bucal o sistémico y su etiología es multifactorial, o sea que su tratamiento se adaptará en función de los factores que lo provocan. El principal causante del mal olor es la putrefacción de los microorganismos de la boca. Los dentistas dividen esta afección entre verdadera halitosis, pseudo halitosis y halito fobia.

Identificar las causas del mal aliento y respetar las medidas de higiene es vital para acabar con la halitosis.

La respiración oral, la enfermedad periodontal, las infecciones respiratorias, el acumulo de bacterias en la lengua o las enfermedades gastrointestinales son algunas de las causas que se relacionan con el mal aliento de la cavidad oral. Por otro lado, la halitosis no se relaciona con el sexo, la edad, motivo por el cual los niños están igual de expuestos que cualquier otra persona.

Para acabar con la halitosis es vital identificar las causas del mal aliento y respetar las medidas de higiene bucodental. Lo mismo sucede con el tratamiento de la halitosis en niños, que según han indicado los estudios tiene los mismos factores causantes. Así pues, el índice de placa y la prevalencia de infecciones gingivales se han mostrado como circunstancias relacionadas con el mal olor, del mismo modo que la caries en dientes permanentes o el hecho de no desayunar por la mañana también la provoca.

Tratamiento de la halitosis en niños
Hay algunos aspectos generales que son fundamentales para tratar la halitosis y son los mismos que se deben aplicar en adultos y jóvenes. Visitar periódicamente el dentista para corregir cualquier afectación oral, seguir una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras, mantener una correcta higiene oral (que incluya la limpieza de la parte posterior de la lengua), utilizar el hilo dental, y cepillarse y enjuagarse los dientes correctamente, es clave para acabar con la halitosis. Los otros tratamientos posibles solo se deben emplear si no ha sido posible corregir la situación con estas medidas, que normalmente son efectivas.

En definitiva, los estudios respecto la halitosis en los niños han demostrado que las causas del mal aliento son las mismas que las de los pacientes adultos y que su prevalencia se puede frenar con los mismos métodos que en el tratamiento normal. Sin embargo, las particularidades de los niños hacen que se deba estar más encima de ellos y que la educación juegue en papel fundamental en relación a la higiene oral y a la dieta, aspectos claves para acabar con el mal olor de la boca.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El mal aliento en los niños"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita