CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El miedo al dentista, un problema muy común

El miedo al dentista, un problema muy común

Publicado por Dr. Dario Vieira el 26 Febrero 2016 en Odontologia

Social y tradicionalmente hemos tenido un miedo irracional con tan sólo pensar en hacer una visita a la clínica del dentista. Por norma general, la gente cuando dice “Tengo que ir al dentista” ya está aplicando una connotación negativa, asociando esta visita a un más que probable dolor de muelas. Esto está tan arraigado debido a que antes la gente tenía la concepción de que acudir a la clínica dental tenía relación con sufrir dolor, padecimiento, o incluso la creencia de que acudir al odontólogo era casi casi, sinónimo de perder uno o varios dientes. Tenemos que ser racionales y poner en orden nuestros pensamientos, ya que en caso de que nos gane nuestra fobia al dentista, estaremos haciendo muy poco por la salud oral, teniendo que ir de todos modos y además, terminar por someternos a un tratamiento más costoso e invasivo que si realizamos una visita mientras la patología se encuentra en un estadio temprano

Antes de nada, tenemos que hacernos la pregunta: ¿En que consiste una fobia? Básicamente, este es un miedo que se da sin motivo aparente, que es capaz de paralizarnos cuando tenemos que enfrentarnos a la situación que nos genera temor e inseguridad, pudiendo en ocasiones afectar a nuestra salud. Naturalmente,el miedo al dentista no es menos, y en éste caso, el miedo o el pánico (en ocasiones profundo) para someternos a nuestra visita al dentista nos puede provocar serios problemas, por lo que deberemos tratar de corregir esta problemática antes de que tengamos un problema dental demasiado avanzado, cuando el dolor que ésta provoque roce lo insufrible.

Hace algún tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMG) publicó un estudio que recogía datos que afirmaban que más de un 15% de la población ha sufrido o padece actualmente signos de sufrir odontofobia. Además, existe un número mucho más pronunciado de pacientes que sufren malestar de algún tipo cuando tienen que ir al dentista.

Además de esto, y siempre según los datos que ofrecen diferentes plataformas, el hecho de que un paciente tenga miedo al dentista aumenta el riesgo de que sus problemas se agraven, ya que éste tiende a alejarse de las prácticas de carácter higiénico que los especialistas suelen recomendar, como por ejemplo que el cepillado oral dure como mínimo dos minutos o que use correctamente la seda dental. Prestigiosos facultativos también han demostrado en un estudio realizado que podemos encontrar una relación directa entre el malestar que causa tener que ir al dentista y el mal cuidado de la higiene de los tejidos orales.

Otra cifra que también resulta interesante destacar es que por lo visto, según una revisión de estudios que se publicaron hace algún tiempo, aproximadamente el 65% de los dentistas se ven afectados negativamente por aquellos pacientes que sufren de odontofobia.

Como podemos ver según los números, estudios y testimonios de numerosos especialistas de la odontología, el miedo al dentista es un problema real, que termina por afectar tanto a los pacientes que padecen esta problemática como a los propios dentistas y su equipo médico.

¿Qué puedo hacer si sufro miedo al dentista?

Son muchas las personas, incluidas algunas que han sufrido este problema y han conseguido superarlo, quienes dicen que la relación existente el paciente y el dentista es fundamental. La actitud mostrada por el odontólogo debe ser de comprensión a aquellas personas que padecen de esta fobia, otorgando así la seguridad que el paciente necesita, explicándole punto por punto si fuera preciso, en qué consiste la patología y cuál será el tratamiento que se va a seguir para solventarla, así como cuál será la duración de este tratamiento. De esta manera, mediante comprensión y explicaciones, lograremos que el paciente se sienta en un ambiente cómodo y seguro, para que comprenda rápidamente que el sufrir el dolor se terminará gracias a los cuidados otorgados por el facultativo; y es que todo el mundo sabe que la idea de que “al dentista se va a sufrir”, no es más que una falacia obsoleta, gracias a los tratamientos quirúrgicos que hoy día podemos encontrar en las Clínicas Propdental.

Podemos encontrar un buen número de técnicas de relajación para evitar el estrés y reducir el trauma ocasionado que, si se aúnan en conjunción con los avances que se dan de forma continuada en el campo de la anestesia, logran formar un tándem perfecto para que el paciente olvide cualquier atisbo de miedo o estrés que le ocasione el hecho de pensar en el dentista, forjando así un vínculo con el facultativo que hará mucho más llevadera esta relación.

También resultará importante que tratemos de reducir al máximo el tiempo de espera en la consulta de la clínica, a fin de evitar el estrés que pueda ocasionarse innecesariamente debido a que el paciente tenga demasiado tiempo para pensar en qué pueda o no ocurrir dentro del consultorio. Una buena idea es tratar de crear una atmósfera de relajación en la clínica, para así facilitar que los pacientes se sientan tranquilos y relajados.

Algunas iniciativas que se han fundado gracias al apoyo de diferentes profesionales que han detectado el problema se basan en ofrecer algunas soluciones prácticas, tanto a los pacientes como a los odontólogos y profesionales de este campo. Podemos encontrar cursos que se enfocan específicamente en los pacientes que sufren miedo irracional, además de encontrar también otro tipo de sesiones dirigidas a aquellos pacientes que sufran de fobia dental, para que, con intermediación de profesionales de la psicología y la odontología, logren calmar este miedo que les impide realizar su vida con naturalidad.

Todo este tipo de cursos, seminarios, consejos y apuntes han sido enfocados fundamentalmente a lograr que el paciente sepa que está en un lugar seguro y en el que no le harán daño sino todo lo contrario; que va a ser curado de sus patologías y que gracias a esto podrá volver a hacer una vida normal, sin enfermedades orales ni sus terribles dolores consecuentes a éstas.

En las Clínicas Propdental encontrará un ambiente adecuado y pensado específicamente para que los pacientes estén cómodos, seguros y relajados. Un entorno diáfano y un ambiente distendido hacen más de lo que se pueda llegar a creer, olvidando así la típica imagen de consulta dental en un piso angosto, dejando de lado la parte humana del paciente. En nuestras clínicas, tenemos muy claro que el paciente y su bienestar está por encima de todo. Gracias a la profesionalidad del equipo médico de Propdental los pacientes que sufren de fobia dental se relajan y se percatan de que no hay nada de lo que temer, y luchan contra esta fobia de la mano de su dentista de confianza, quien le ayuda, aconseja y asesora para dejar de lado a este miedo.

Lo más importante siempre será que no pongamos en riesgo nuestra salud oral, y es que si evitamos acudir al dentista, lo único que haremos será empeorar un problema que cada día que pasa causará más dolor, problemas, molestias y peligro.

Déjate aconsejar por los dentistas de las Clínicas Propdental, y convierte tu miedo en una sonrisa renovada, saludable y libre de patología.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El miedo al dentista, un problema muy común"

    Deja tu comentario