CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El paciente oncológico

El paciente oncológico

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 junio 2013 en Odontologia

Es muy frecuente que el paciente oncológico en la clínica dental padezca de cáncer de cabeza y cuello ya que aproximadamente en el 90% de los casos, este se desarrolla en las células escamosas que revisten ciertas estructuras de estas localizaciones.

La mayoría de ellos se manifiestan en la laringe y en la cavidad bucal. En todo el mundo se diagnostican alrededor de 650.000 nuevos casos al año y se producen 350.000 fallecimientos a causa de esta patología.

El cáncer de células escamosas de cuello y de cabeza corresponde al 5% de todos los cánceres y es más frecuente en hombres. Se ha relacionado con un mayor riesgo en personas desnutridas, consumidores de alcohol y de tabaco.

El diagnóstico clínico se basará en una exploración minuciosa de las lesiones y en los resultados de una biopsia tras el estudio anatomopatológico.

El tratamiento se basará en un abordaje multidisciplinar, para que cada caso se someta a un comité de expertos. La cirugía y la radioterápia son las armas terapéuticas clásicas y, cuando el tumos no es muy incipiente, se utilizará de forma combinada, realizando una cirugía ablativa del tumor y de las vías de drenaje linfático para, posteriormente, utilizar la radioterápia en la zona.

La quimioterapia se utiliza como tratamiento de la enfermedad metastásica y en casos de recidiva no susceptible de tratamiento locorregional o en asociaciones con la radioterapia en una enfermedad localmente muy avanzada.

El paciente oncológico sometido a radioterapia de cabeza y cuello

Muchas son las complicaciones que pueden aparecer tras el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello con radioterapia, algunas de estas complicaciones son:

La musositis es una inflamación de la mucosa oral que suele manifestarse como un enrojecimiento con sensación de quemazón y que evoluciona hacia lesiones atróficas, erosivas y finalmente ulcerosas, que van ocupando grandes áreas de la cavidad bucal. Suelen aparecer a los 7-10 días del comienzo del tratamiento y pueden persistir de 2 a 4 semanas tras la finalización del mismo.

El tratamiento de la mucositis se basará en evitar las sustancias irritantes sobre la mucosa oral, debiendo administrar una dieta blanda y enjuagues con lidocaína al 2% como anestésico local si hay dolor. Se deberá mantener una buena higiene oral y se evitará la sobreinfección de las lesiones.

La disminución del flujo salival o hiposialia se produce cuando hay una exposición directa de las glándulas salivales al haz de radiación. Las glándulas suelen afectarse a los 15 días de haber empezado el tratamiento y es reversible entre 6 y 12 meses tras finalizar el tratamiento oncológico. La saliva se hace más densa y filamentosa, con un pH más ácido disminuyendo su capacidad tampón; esto puede producir un cambio en el ecosistema oral, con un aumento de gérmenes cariogénicos. Si se mantiene a medio plazo provocará la aparición de caries de rápida evolución, localizadas preferentemente en los cuellos dentarios.  Los pacientes también son susceptibles a padecer infecciones oportunistas, como pueden ser la candidiasis con carácter crónico eritematoso.

La osteonecrosis es una lesión producida por el efecto secundario de la radiación sobre el hueso, especialmente en la mandíbula, generando una forma de osteomielitis crónica que progresa lentamente y que no tiende a la curación espontánea. El hueso pierde la capacidad de reparación y de defensa y así, ante cualquier trauma, se forman lesiones que fácilmente se sobre infectan, no pudiendo repararse adecuadamente.

Tratamiento del paciente oncológico en la clínica dental Propdental

Las consideraciones dentales previas al tratamiento de radioterapia son:

  1. Exploración buco-dental completa.
  2. Valorar la ortopantomografía.
  3. Realizar una sialometría basal de control.
  4. Dar instrucciones de higiene oral.
  5. Realizar los tratamientos dentales necesarios antes del tratamiento oncológico.
  6. Si ser debe realizar alguna exodoncia esta deberá realizarse al menos, 20 días antes de empezar el tratamiento de radioterapia.

Consideraciones dentales después del tratamiento de radioterapia:

  1. Revisar al paciente cada tres meses hasta el año y posteriormente, cada seis meses.
  2. No realizar exodoncias o cirugía oral hasta que no se cumpla un año del tratamiento de radioterapia.
  3. Motivar al paciente a que mantenga y mejore su higiene buco-dental.
  4. En pacientes con riesgo de caries dental, usar flúor en gel y dentífricos con alto contenido en flúor.
  5. Ajuste y buena retención de las prótesis removibles para evitar lesiones en la mucosa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El paciente oncológico"

    Los comentarios están cerrados