CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El síndrome del respirador bucal

El síndrome del respirador bucal

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 Noviembre 2015 en Odontologia

La respiración del ser humano debería realizarse, de forma natural, por la nariz. Sin embargo, según datos de un estudio reciente, el 80% de la población, el 100% de los niños nacidos por cesárea y el 75% de los deportistas de elite padecen el síndrome del respirador bucal. ¿De qué se trata? Respiran por la boca y no por la nariz, desafían lo fisiológico y convierten su situación en un problema serio que debería preocupar a los padres, dentistas y otorrinolaringólogos. Los efectos de este síndrome en la salud oral y general pueden ser devastadores, especialmente cuando afectan a los más pequeños.

Todos sabemos que la respiración persigue proporcionar oxígeno a los tejidos y retirar de ellos el dióxido de carbono producido por la actividad metabólica celular. Este proceso es esencial para mantenernos en vida y, cuando se presentan dificultades al llevarlo a cabo a través de las fosas nasales, el paciente podría sustituirlas por la boca. De hecho, los motivos más comunes que nos conducen al síndrome del respirador bucal son las obstrucciones de la vía aérea superior o la flacidez de la musculatura perioral.

Es verdad que las personas podemos respirar por la boca en momentos determinados – como cuando hacemos ejercicio – pero hacerlo de forma habitual es considerado científicamente como una disfunción por hábito. Según algunos profesionales, los respiradores bucales por mal hábito son pacientes que en algún momento tuvieron un factor obstructivo y que, como consecuencia de ello, se acostumbraron a respirar de forma no fisiológica. Si se trata en edades tempranas – en la infancia o la adolescencia –, el síndrome del respirador bucal tiene solución. Así, evitaremos los problemas que pueden derivarse del mismo. ¿Cuáles son estas dificultades? ¿Cómo afectan a la cavidad bucal? ¿Y a la salud general?

Consecuencias del síndrome del respirador bucal

  • Maloclusiones dentarias: son una de las consecuencias dentales más comunes del síndrome del respirador bucal. Estos pacientes suelen colocar la lengua en una posición baja y los labios entreabiertos para dejar pasar el aire. Como no sellan los labios, para poder tragar interponen la lengua y provocan, inconscientemente, una mordida abierta anterior. Los dientes de arriba no están en contacto con los de abajo y el paladar es más estrecho u ojival.
  • Síndrome de la boca seca: aunque suele ser provocada por medicamentos – sobre todo en personas mayores –, esta patología también puede ser producto de la respiración bucal. La falta de saliva por sequedad entorpece la función de autolimpieza de la saliva, presenta un mayor riesgo de contraer caries dentales y puede conducirnos al mal aliento.
  • Mal aliento, caries y enfermedad periodontal: el síndrome del respirador bucal causa una menor humedad de la cavidad oral – síndrome de la boca seca – que facilita el desarrollo de las bacterias y la afectación por caries, enfermedad periodontal e incluso halitosis.
  • Posturas de la cabeza, del cuello y del cuerpo alteradas: la respiración bucal suele comportar una posición más avanzada de la cabeza, que supone una sobrecarga de los músculos de la espalda y el cuello.
  • Asimetría facial: los pacientes que sufren de este síndrome mastican únicamente por lado de la boca puesto que, de hacerlo por los dos, no tendrían espacio para respirar y se atragantarían con la comida. Este hábito – que se convierte en necesario si quieren respirar y comer al mismo tiempo – puede dar lugar a una asimetría facial, pues la actividad muscular es mayor en el lado de la masticación.
  • Trastornos del sueño: la respiración bucal provoca trastornos del sueño como ronquidos, insomnio, terrores nocturnos y síndrome de hiperventilación. Todas estas circunstancias pueden evolucionar a una apnea del sueño, esto es, una respiración más rápida, superficial y entrecortada.
  • Bajo rendimiento: la falta de oxígeno y otros factores hormonales hacen que los niños sufran sobrepeso, cansancio y también bajo rendimiento.
    Aunque ya hemos dicho que la causa principal del síndrome del respirador bucal es la obstrucción de las fosas nasales, también puede aparecer debido a circunstancias distintas: alergias crónicas, hipertrofia de las amígdalas, pólipos nasales, desviación del tabique nasal, constricción de las vías respiratorias superiores o retroceso de la mandíbula producido por la succión digital (chuparse el dedo), entre otras causas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El síndrome del respirador bucal"

    Deja tu comentario