CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El tabaco, gran enemigo de los dientes

El tabaco, gran enemigo de los dientes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 Octubre 2015 en Odontologia

El tabaquismo es una de los drogas que más nos ha acompañado a lo largo de los años. De hecho, incluso ha formado parte de modas, un elemento más del estilo de una época determinada. Para los hombres ha sido símbolo de masculinidad, y para las mujeres de rebeldía. Incluso ha adquirido un papel sexista en según qué ocasiones. Se ha hablado mucho del tabaco, pero no tanto de el efecto que tiene sobre nuestros dientes.

Los múltiples intereses económicos que rodean esta industria se han tomado las molestias de ocultar sus dramáticos efectos sobre la cavidad oral en general: manchas en el esmalte, caída de dientes, enfermedad de las encías, periodontitis, cáncer oral… Fumar es verdaderamente nocivo para la salud bucodental, y también para la salud general. Los dentistas en Clínicas Propdental advierten constantemente a sus pacientes de las consecuencias que un paquete de cigarrillos diario puede producir.

Los efectos del tabaco sobre la salud bucodental

El objetivo de los dentistas debería ser, entre otros, desmitificar el tabaquismo y abrir los ojos al paciente. El deterioro de la cavidad bucal es evidente a simple vista, aunque sus peores consecuencias no lo sean. Los efectos del tabaco pueden ser varios, pero todos contienen la misma carga de negatividad. Mancha los dientes, altera el color del esmalte, provoca mal aliento, disminuye la percepción de olores y sabores, favorece la pérdida de soporte óseo de los dientes, causa enfermedad periodontal… Y una lista de infinidad de problemas. Pero, ¿cuáles son los efectos específicos del tabaco? Veamos los más graves:

  • Provoca candidiasis oral: predispone al paciente a la infección y está clínicamente demostrado que algunas candidiasis orales desaparecen con el simple hecho de dejar de fumar.
  • Altera la mucosa oral: el humo del tabaco irrita las membranas de la mucosa oral, una afectación que se convierte en crónica. De hecho, incluso puede provocar lesiones o úlceras que conduzcan al paciente hacia el cáncer oral.
  • Efectos en la saliva: debido al tabaco, pueden encontrarse nitrosaminas en la saliva, unas moléculas que pueden ser potencialmente carcinógenas.
  • Compromete la estética dental: los dientes y las prótesis dentales se vuelven más amarillentos y son más propensos a mancharse, incluso más que con el exceso de café o vino tinto. Además, el tabaco produce mal aliento y contribuye a la aparición de arrugas en la cara.
  • Afecta a los sentidos del olfato y el gusto: los pacientes fumadores suelen tener dificultades a la hora de distinguir olores y sabores. Por ejemplo, les cuesta hasta 14 veces más identificar un alimento salado. Cuando los pacientes dejan de fumar, van recuperando lentamente la percepción de olores y sabores.
  • Retrasa la cicatrización de heridas: sufren un mayor dolor tras la extracción de dientes y, además, presentan más dificultad en el proceso de cicatrización.
  • Produce enfermedad periodontal: fumar está directamente asociado a las enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis. De hecho, se da una mayor predisposición a estas patologías en fumadores y ex fumadores.
  • Implantes dentales: el tabaco es un inconveniente claro ante cualquier tratamiento de implantes dentales. Además de comportar dificultades en el proceso, también obstruye el mantenimiento de los mismos a largo plazo.
  • Lesiones en el paladar: los pacientes fumadores suelen tener lesiones blancas en el paladar duro, algo que científicamente se denomina palatitis nicotínica (paladar del fumador). Esta afectación suele desaparecer cuando se deja el tabaquismo.
  • Melanosis: los fumadores ven como su mucosa oral se pigmenta por melanina. Esto ocurre en un 30% de los casos. La pigmentación es reversible y no se trata de un efecto completamente maligno. Aunque es antiestético, desaparece de forma paulatina cuando se deja de fumar.
  • El cáncer oral: es la últimos de las consecuencias, y la más negativa. Está demostrado por la ciencia que la relación entre el tabaco y el cáncer oral es directa y evidente. De hecho, el hábito de fumar está asociado a alrededor del 80% de casos de cáncer oral.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El tabaco, gran enemigo de los dientes"

    Deja tu comentario