CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El VIH y el cuidado de los dientes

El VIH y el cuidado de los dientes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 7 septiembre 2015 en Odontologia

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es un microbio que debilita el sistema inmunológico, el encargado de defender el cuerpo de infecciones y enfermedades. Este microbio puede causar el SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida), una de las enfermedades más temidas en los últimos ochenta años. El virus vive en ciertos líquidos del cuerpo, como la sangre, el semen y la humedad en la vagina. El contagio se produce cuando los líquidos de alguien infectado entran en el cuerpo de otra persona. Para los pacientes de Clínicas Propdental que tienen el VIH, la buena atención dental es un asunto vital. Si una persona infectada tiene la boca limpia y sana, podrá comer bien, estar más fuerte, sentirse mejor y vivir más tiempo, incluso igual que alguien que no está infectado.

¿Cómo afecta el VIH a nuestra boca?

Los pacientes infectados de VIH tienen, por lo general, más problemas en la cavidad bucal que aquellos que no están infectados. De hecho, cualquier llaga o infección en la boca podría extenderse más rápidamente que en las personas sanas y, por ello, este tipo de pacientes a menudo necesita recibir una atención dental más cuidadosa y más frecuente en el tiempo. Las enfermedades bucales aparecerán y, si no se tratan, pueden causar problemas de salud mucho más graves. Los labios, las mejillas, la lengua, las encías y el paladar son las partes más afectadas y, además, esta infección puede provocar lo que se conoce como el síndrome de la boca seca.

Los problemas bucales más frecuentes que puede causar el VIH son:

  1. Manchas blancas o amarillas en los dientes
  2. Llagas o úlceras en la boca
  3. Infecciones en las encías
  4. Herpes labiales, úlceras o ampollas
  5. El síndrome de la boca seca o la garganta adolorida

Generalmente, es recomendable que los pacientes infectados mantengan la boca limpia con un cepillado dental regular y se enjuaguen la boca varias veces al día con una mezcla de sal y agua limpia. Las zonas infectadas (con llagas o úlceras) también deben higienizarse cuidadosamente con un trapo humedecido en agua salada.

Los dentistas en Clínicas Propdental aconsejan a todo paciente que atienden y, sobre todo, a aquellos que son más propensos a infectarse: los jóvenes, los trabajadores migratorios, los refugiados, las trabajadores de sexo, las personas que comparten agujas para inyectarse drogas y cualquier paciente que mantenga relaciones sexuales sin protección con una o más personas. La odontología puede actuar eficazmente para combatir el virus del VIH.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El VIH y el cuidado de los dientes"

    Deja tu comentario