CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Embarazo: ¡Evita la enfermedad periodontal!

Embarazo: ¡Evita la enfermedad periodontal!

Publicado por Imma Roca el 19 noviembre 2017 en Odontologia

El embarazo es una etapa fundamental en la mujer, y es una época de grandes cambios. Es por ello que debemos extremar los cuidados -tanto orales como generales- durante la etapa en la que se está gestando.

Normalmente durante el embarazo prestamos atención a la alimentación, el ejercicio y el tipo de medicamentos que tomamos, pero solemos dejar la higiene oral aparcada, y es algo que nunca debería ocurrir, más si cabe en estado de buena esperanza.

Hay que tener en cuenta que durante este periodo, es muy habitual sufrir la gingivitis gestacional.

Antes de nada: ¿Qué es la gingivitis? Esta es una enfermedad de las encías causada por un acúmulo de placa en los dientes.

Las primeras consecuencias que notaremos pasan por la inflamación y el sangrado del tejido gingival, pero de no eliminar la placa esta se endurecerá hasta convertirse en el temido sarro.

Cuanto más tiempo aguante el sarro en la boca, más será la zona infectada, y mayores los daños que causen.

La gingivitis que no se trate correctamente degenerará en la periodontitis, la vertiente más grave de la enfermedad de las encías.

La periodontitis es capaz de destruir el tejido que sostiene el diente, lo que ocasionaría la inevitable pérdida dental.

En su variante gestacional, y pese a lo que la gente cree normalmente, no es un ‘efecto secundario’ de la propia gestación, aunque sí que es cierto que factores hormonales intervienen de forma crítica.

Para evitar la gingivitis gestacional, lo primero que debemos hacer es mantener nuestra boca libre de placa. Para esto, debemos extremar nuestras medidas de higiene oral.

¿Por qué aparece la gingivitis durante el embarazo?

Tal y como estábamos diciendo más arriba, los cambios hormonales que se producen durante este estado fomentan la aparición de la gingivitis gestacional. Ahora hablaremos sobre los factores que influyen en esta patología:

  • Aumento de los niveles de hormonas

Mientras gestamos, encontramos un incremento en la producción de estrógeno y progesterona, lo que hace que la probabilidad de desarrollar inflamación y sensibilidad en dientes y encías aumente exponencialmente.

Además, los tejidos orales pasan a ser más vulnerables frente a ataques bacterianos.

  • Incremento del flujo sanguíneo

Durante el embarazo, el flujo sanguíneo experimenta un aumento de entre el 30 y el 50%. Esto es así porque el cuerpo busca que el feto reciba todos los nutrientes que necesita.

Naturalmente no estamos hablando únicamente de un incremento en general, sino que también hace mella en las encías, por lo que son mucho más propensas a que se inflamen, sangren y refiramos dolor.

Sensación de náuseas: únicamente en determinados casos, las nauseas del embarazo pueden causar una cierta aversión tanto a la pasta dental, como al colutorio, como a la propia técnica de higiene oral.

Pese a esto no podemos abandonarla, ya que sino estaremos literalmente abonando el terreno para que la placa se desarrolle, ataque a nuestros tejidos orales y aparezca la gingivitis.

Vómitos: Devolver de forma repetitiva también supone un serio problema para nuestros dientes, debido a que encontramos un tejido gingival ya de por sí debilitado, además de la consecuente erosión del esmalte dental.

¿Cómo detectar la gingivitis?

Para encontrar los signos que muestra la gingivitis, debemos buscar en los propios tejidos orales:

  • Encías sangrantes cuando cepillamos los dientes, e incluso de forma espontánea.
  • Encías hinchadas.
  • Encías que presentan un aspecto enrojecido.
  • Sabor desagradable en la boca

Estos síntomas suelen ser un signo inequívoco de la temida enfermedad de las encías, por lo que el periodoncista debería realizar una revisión y ver si realmente estamos sufriendo este problema.

La gingivitis no debe preocuparnos en exceso siempre y cuando la tratemos a tiempo, pues mediante una limpieza dental profesional y una higiene dental en casa más exhaustiva conseguiremos neutralizarla. En caso de que el problema siga su curso, sí que encontraremos un peligroso enemigo en la boca: la piorrea.

Complicaciones de la gingivitis

Tal y como avanzábamos anteriormente, la gingivitis que no se trata sigue avanzando, por lo que se convierte en periodontitis y termina ocasionando muchos otros problemas:

  • Periodontitis

La más común de las consecuencias. Esta patología es degenerativa, y tiende a atacar a los huesos maxilares.

Estos dientes hacen las veces de sostén del diente, por lo que terminamos perdiendo piezas dentales si no controlamos inmediatamente la infección.

  • Formación de bultos

Conocidos como los ‘tumores del embarazo’, estos se pueden extirpar fácilmente, y no acarrean ningún problema.

  • Parto prematuro

Diferentes estudios han comprobado que las mujeres con enfermedad periodontal llegan a tener tres veces más posibilidades de que se les adelante el embarazo que aquellas que tienen una boca sana.

Esto es así debido a que las bacterias de nuestra boca terminan convirtiéndose en sarro, lo que causa que el sistema inmunitario segregue unas sustancias llamadas interluquinas y prostaglandinas.

Cuando estas atraviesan la barrera de la placenta, pueden causar el parto prematuro, antes incluso de las 37 semanas.

¿Cómo tratar la gingivitis?

Como decíamos arriba, los tratamientos para combatir la gingivitis son simples:

  • Limpieza dental profesional: eliminamos el sarro que se aloja en la boca
  • Mejora de la higiene en el hogar: Si realizamos un cepillado dental más exhaustivo, conseguiremos que las bacterias no se queden en la boca, lo que hará que nuestra sonrisa, además de más bonita, esté más sana.

El tratamiento que realizamos en la clínica nos sirve para eliminar el sarro que se acumula en los dientes.

Asimismo, conseguimos dejar la boca sana y limpia, para que así el paciente no tenga que preocuparse por si quedan restos de sarro en la línea supra o subgingival. Mediante estos buenos hábitos, conseguiremos frenar la enfermedad periodontal.

La prevención siempre es fundamental, por lo que debemos hacer hincapié en ella: una buena rutina de higiene oral siempre prevendrá la enorme mayoría de problemáticas que podamos haber sufrido.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Embarazo: ¡Evita la enfermedad periodontal!"

Deja tu comentario