CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La enfermedad periodontal es una infección crónica

La enfermedad periodontal es una infección crónica

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 Abril 2014 en Odontologia

La enfermedad periodontal es una infección crónica de los tejidos de las encías que tiene diferentes fases y puede terminar con la salud de todos los tejidos que soportan el diente, incluido el deterioro del hueso que envuelve y aguanta los dientes. Esta infección se inicia cuando las bacterias y la placa forman una pegajosa capa en los dientes y causan la inflamación del tejido de las encías.
De no ser tratada, la enfermedad periodontal continúa su procedimiento hasta llegar a provocar la pérdida de los dientes. Se calcula que entre el 75 y el 95% de las personas adultas sufren algún tipo de enfermedad periodontal.

¿Cómo se afectan la enfermedad periodontal y la caries dental?

La enfermedad periodontal y la caries dental están provocadas por diferentes tipos de bacterias y se consideran dos afecciones distintas, aunque un mismo paciente puede padecerlas las dos a la vez. Una mala salud bucodental las promueve a ambas y la prevalencia de una también puede llevar a la otra. Este sucede, por ejemplo, cuando las encías se retraen, dejando expuesta la parte del diente que no está cubierta por el esmalte dental, facilitando la creación de caries radiculares. Por otro lado, los pacientes con dientes desglosados facilitan que los residuos de los dientes queden atrapados, manteniendo el tejido gingival inflamado de manera crónica.

enfermedad periodontal y sarro

Etapas de la enfermedad periodontal
La primera fase de la enfermedad periodontal se llama gingivitis o, simplemente, inflamación de las encías. Se trata de la forma más leve de afectación por de esta enfermedad. Los síntomas incluyen encías rojas e hinchadas que pueden sangran con el cepillado, y están causadas por la acumulación de placa.

Durante las etapas primerizas de la enfermedad periodontal, su procedimiento se puede frenar mediante enjuagues dentales, la utilización de hilo dental y el cuidado profesional por parte del dentista para remover el exceso de placa bacteriana. Si no se producen estos cuidados, la enfermedad periodontal avanza hasta la siguiente etapa. Esto suele suceder en bastantes casos, ya que la mayoría de pacientes afectados en esta fase no saben que tienen este problema en sus encías. Se trata de un periodo crucial para al paciente, ya que la afección puede ser revertida, ya que los tejidos conectivos y el hueso todavía no han sido afectados.

La gingivitis suele darse durante la pubertad, el embarazo, las etapas de estrés y la menopausia, ya que se ve impulsada por los cambios hormonales. Mientras que para el resto de la población, la mala higiene dental suele ser la causa más común, seguida por algunas medicaciones o condiciones de salud externas.

La periodontitis es la segunda fase de la enfermedad periodontal y comporta una mayor complicación del tratamiento y del control de la afectación. La diferencia entre gingivitis y periodontitis es que en la primera fase solo se ven afectadas las encías, mientras que la periodontitis también invade el hueso que soporta y da estabilidad al diente.

Durante la periodontitis las bacterias pueden incluso invadir la línea de la encía y empezar la destrucción de manera que las encías se comienzan a separar de los dientes (eliminando su soporte y las fibras conectivas). Lo que concluye en las conocidas como bolsas periodontales. Esto permite que las bacterias invadan la parte inferior de la línea de la encía, dónde las propiedades tóxicas de la placa empiezan a trabajar de manera profunda. Entonces se inicia la erosión del hueso y se ve afectada la mordida del paciente (los dientes se mueven o se pierden) a través de la pérdida del soporte que afecta a la masticación y otras funciones de la boca.

periodontitis avanzada

La periodontitis avanzada es la fase más dañina de la enfermedad periodontal. A medida que el procedimiento avanza, las fibras y el hueso que dan soporte al diente son destruidos. Como mínimo, la mitad del soporte del hueso (sino más) se pierde durante esta última etapa de la enfermedad periodontal. Y lo más crítico es que el hueso no vuelve a crecer de manera natural, por lo que el daño es irreversible.

Entonces es posible que empiecen a caer los dientes. Situación en la cual son necesarias las limpiezas de las raíces e incluso la intervención quirúrgica. Esto puede incluir la limpieza mediante un microscopio periodontal, el injerto de tejido, hueso, el uso de factores de crecimiento, antibiótico periodontal y la inyección de antibiótico en las bolsas periodontales, la cirugía de colgajo, o incluso la extracción del diente para el posterior reemplazamiento mediante implante dental u otros tratamientos rehabilitadores.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La enfermedad periodontal es una infección crónica"

    Deja tu comentario