CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Enfermedades de las encías

Enfermedades de las encías

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 marzo 2017 en Odontologia

Las enfermedades de las encías se deben a una inflamación de los tejidos que sujetan y rodean las piezas dentales. Estas patologías son la principal causa de pérdida dental entre los adultos. Una buena rutina de higiene bucodental y una prevención adecuada serán la clave para evitar las enfermedades de las encías. Pero, ¿Cuáles son?

El gran peligro de estas enfermedades es que sus primeros síntomas suelen pasar desapercibidos a simple vista. En este sentido es fundamental acudir al odontólogo con frecuencia. Mediante una exploración rutinaria se pueden diagnosticar a tiempo las principales enfermedades de las encías.

En las primeras fases, la enfermedad de la encía se conoce como gingivitis. La gingivitis conlleva inflamación y sangrado. Pero si no es tratada o detectada a tiempo, evoluciona a la periodontitis. Conocida también como piorrea, puede suponer la destrucción de los tejidos y los huesos que soportan las piezas dentales. Algunos síntomas habituales de la periodontitis son, además de la inflamación y el sangrado, la halitosis y la movilidad de la pieza dental.

Estas patologías afectan a pacientes con una buena salud bucodental, pero con fallos en su rutina de higiene. La causa principal de desarrollo de las enfermedades de las encías es la acumulación de biofilm oral en la cavidad oral. Para evitarlo es fundamental mantener de forma constante una buena rutina de limpieza. Los profesionales de PropDental recomiendan tener una rutina basada en el cepillado dental. Es decir, cepillarse los dientes después de cada comida, durante un mínimo de dos minutos. Es importante insistir en cada pieza dental durante unos segundos.

Muchos profesionales recomiendan el uso del cepillo eléctrico, ya que según algunos estudios elimina más cantidad de placa bacteriana en comparación con el manual. Pero la realidad es que ambos cepillos tienden al desgaste con el tiempo, por lo que conviene renovarlos de vez en cuando.

Además, solamente con el cepillado no basta para realizar una higiene bucodental eficaz. El cepillo no consigue llegar a las zonas más difíciles de la cavidad oral con eficacia. Hablamos de los espacios interdentales. Es decir, los espacios entre dientes, la línea de los dientes y las encías… la acumulación de placa bacteriana en estos espacios es la causa principal del desarrollo de enfermedades de las encías. Con el tiempo, esta placa se endurece y genera sarro y otras alteraciones estéticas en la sonrisa del paciente.

Entonces, ¿Cómo evitarlo? La clave está en una buena prevención mediante las técnicas de limpieza interproximal. Las más habituales son el enjuague bucal y el hilo dental. Pero hay otras técnicas para conseguir una higiene interdental más profunda, como la irrigación bucal. Otro factor importante en la prevención de la halitosis como causa de la enfermedad en las encías es la limpieza de la lengua. Aunque se puede hacer con el cepillo, existen limpiadores linguales para eliminar las bacterias de la superficie lingual. Con todas estas técnicas es posible realizar una buena prevención de las enfermedades principales de las encías: gingivitis y periodontitis.

Enfermedades de las encías: factores de riesgo

Hay diversos factores de riesgo que favorecen el desarrollo de estas enfermedades, además de una higiene oral deficiente. Uno de los más habituales es mantener hábitos perjudiciales como el tabaquismo. El tabaco tiene graves consecuencias sobre la salud general y también sobre la salud bucodental. Además de favorecer la acumulación de placa bacteriana, es la primera causa de cáncer bucal, la patología oral más grave en odontología.

También la genética y el consumo de medicamentos se han relacionado con el desarrollo de gingivitis y periodontitis. Además los pacientes diabéticos están más expuestos a desarrollar piorrea, según diversos estudios. En estos casos los pacientes deben acudir con más regularidad al odontólogo de confianza.

Algunas señales que alertan sobre el posible desarrollo de estas patologías son el enrojecimiento y el sangrado de las encías. Hablamos de sangrado no sólo durante el cepillado dental. En algunos casos el mínimo contacto con las encías o morder algunos objetos provocan el sangrado gingival. El mal aliento, si es persistente, también puede alertar sobre la presencia de gingivitis o periodontitis. Otro factor a tener en cuenta es la dentadura postiza. Una mala colocación de las dentaduras postizas parciales inflaman las encías, un proceso que puede acabar en gingivitis.

En caso de tener cualquiera de estos síntomas es fundamental acudir al odontólogo de confianza de inmediato. Cuanto antes se detecten estas enfermedades, más efectivo será el tratamiento. Para ayudar a combatir estas patologías también hay pastas dentales y colutorios específicos.

Así, la clave para evitar el desarrollo de estas enfermedades es realizar una buena prevención. Esta prevención tiene diferentes pilares: buena rutina de higiene bucodental, estilo de vida sano y visitas frecuentes al odontólogo. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y ajustado a las necesidades de cada paciente, para que puedas lucir la mejor sonrisa durante más tiempo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Enfermedades de las encías"

    Deja tu comentario