CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Enfermedades orales: Síndrome de la boca seca

Enfermedades orales: Síndrome de la boca seca

Publicado por Imma Roca el 4 noviembre 2017 en Odontologia

¿Alguna vez habéis sentido una sensación de aspereza en la boca? En la gran mayoría de casos basta con poco de agua para que la sensación desaparezca y estemos hidratados de nuevo, pero no siempre es así. Hoy vamos a hablar acerca del síndrome de la boca seca.

Pese a que en muchos casos no somos conscientes de este problema, la xerostomía en realidad tiene una gran incidencia: uno de cada cinco personas de entre 18 y 30 años la padece, y esta cifra aumenta un 10% en los pacientes con más de 50 años.

La xerostomía se puede definir como la sensación de no tener saliva en la boca. Esta sensación causa incomodidad en quienes la sufren, y está causada por una alteración en el funcionamiento normal de las glándulas salivales.

Más allá de las molestias que pueda ocasionar esta sensación podemos encontrar problemas relativamente graves, ya que el hecho de no tener suficiente saliva es un auténtico problema en nuestra boca.

La xerostomía facilita la aparición y el desarrollo de enfermedades orales como la caries dental, la enfermedad periodontal o la halitosis, por lo que si la detectamos debemos tratarla cuanto antes a fin de evitar las consecuencias.

Primeramente deberemos valorar si esta sensación de sequedad ocurre frecuentemente o no es más que un caso aislado. Si realmente estamos padeciendo xerostomía, debemos acudir al dentista en busca del origen de este problema.

Antes de pasar a explicar cómo se combate la enfermedad de la boca seca, pasemos a explicar qué causa este problema y en qué consiste de forma más detallada.

Xerostomía: ¿En qué consiste el síndrome de la boca seca?

Las causas por las que una persona puede sufrir el síndrome de la boca seca son de carácter variado, pero estas suelen estar relacionadas con los hábitos y las pautas que el paciente realiza en su día a día.

El hecho de tener una alimentación desequilibrada, consumir alcohol de forma frecuente, el tabaquismo e incluso el consumo de ciertos fármacos son motivos por los que la xerostomía hace acto de presencia.

Asimismo, la xerostomía también puede aparecer debido a otro tipo de patologías sistémicas como la diabetes, además de algunas alteraciones psicológicas que afectan al sistema nervioso central como puede ser la ansiedad, la depresión o el estrés.

Tal y como hemos indicado antes, determinados medicamentos (antihistamínicos, antidepresivos, ansiolíticos o antihipertensivos) así como las terapias de quimioterapia y radioterapia son motivos por los que disminuye la saliva. Para terminar, la sensación de sequedad oral también puede hacer acto de presencia en aquellos pacientes que portan prótesis dentales.

Sintomatología del Síndrome de la boca seca:

  • Sensación frecuente te sed
  • Labios agrietados
  • Dificultad en la masticación y deglución
  • Problemas para hablar
  • Notar pegajosidad en la boca
  • Halitosis
  • Lengua seca y roja
  • Presencia de llagas

Pasos para combatir el síndrome de la boca seca

¿Tú también crees que tienes xerostomía? Lo más importante como decíamos ma´s arriba es que acudas a tu dentista de confianza y a tu médico de cabecera. El trabajo combinado entre ambos determinará cuál es el origen del problema, y te ofrecerán un tratamiento acorde a tus necesidades.

Los factores por los que se origina la xerostomía pueden ser reversibles o no, por lo que antes de realizar un tratamiento debemos saber si realmente podemos actuar contra ellos.

Lo más fácil sería ver si algún tipo de medicación que tome el paciente es la que origina el problema y de ser así, cambiarla por otra o reducir la dosis que tome el paciente.

Para aliviar los síntomas que provoca el síndrome de la boca seca también podemos encontrar algunas herramientas de utilidad. Por ejemplo, existen colutorios diseñados específicamente para aumentar y estimular la producción de saliva.

Asimismo, también ofrecemos algunas recomendaciones que el paciente puede seguir para que el problema se solucione si las causas no son sistémicas:

Pautas para frenar el síndrome de la boca seca

Beber agua con frecuencia: Esta solución es evidente, y es que al beber llenamos de humedad la boca. Asimismo eliminamos los restos de alimentos que se han alojado en nuestra boca, que es lo que hace la saliva cuando tiene un flujo normal.

Deja de fumar: Tanto la cafeína como el alcohol son problemáticos para los pacientes con xerostomía, por lo que debemos apartarlos.

Chicle sin azúcar: El chicle sin azúcar ayuda a estimular la secreción de saliva, lo que nos ayuda a normalizar la humedad dentro de la boca.

Es fundamental que nos aseguremos de que el chicle a consumir lleva xilitol, ya que si este es azucarado podemos obtener el efecto contrario, ya que el azúcar favorece la aparición de la caries dental.

Consume alimentos líquidos: tanto el caldo, la sopa o las cremas de verduras son un aliado estupendo para humedecer nuestra boca.

Es recomendable que el paciente restrinja aquellos alimentos que sean demasiado salados, así como los más secos o los que estén azucarados.

Sigue una dieta saludable: El apio que se compone de un 95% de agua es un alimento extremadamente beneficioso para conseguir la boca hidratada. Asimismo, otro tipo de alimentos como el pepino, la lechuga u otras especias como la pimienta de cayena nos ayudarán a incrementar la humedad oral estimulando las glándulas encargadas de fabricar la saliva.

Para terminar, otro consejos que no son del ámbito alimentario pero también son muy beneficiosos:

  • Respira por la nariz, manteniendo la boca cerrada.
  • Usa un vaporizador en la habitación donde vayas a dormir, así podrás mantener tus vías respiratorias humedecidas.
  • Extrema la higiene oral, ya que así evitarás posibles patologías o complicaciones que puedan venir de la xerostomía.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Enfermedades orales: Síndrome de la boca seca"

    Deja tu comentario