CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Enfermedades periodontales: Boca de trinchera

Enfermedades periodontales: Boca de trinchera

Publicado por Dr. Dario Vieira el 3 Diciembre 2015 en Odontologia

En las Clínicas Propdental nuestro equipo médico está recomendando de forma continuada a todos nuestros pacientes la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene oral, a fin de poder mantener una boca sana y libre de patología. Pese a esto y por desgracia, todavía son muchas las personas que no tienen en cuenta el seguido de desagradables consecuencias que acarrea tener unos hábitos de higiene oral incorrectos, así como el seguido de dolorosos efectos que esto puede tener.

La boca de trinchera, cuyo nombre de patología es gingivitis ulcerativa necrotizante, es una infección gingival aguda, causada por la placa bacteriana que se acumula en la dentición. Pese a lo poco común que es esta patología, algunos grupos específicos como los niños y adolescentes que sufren malnutrición, así como las personas con el hábito del tabaquismo o aquellas que tengan inmunodeficiencias son más susceptibles a sufrir esta enfermedad de las encías.

Diagnosticando la boca de trinchera

Lo primero que debemos saber es que los malos hábitos higiénicos, así como aquellas personas que sufren de estrés físico y emocional también sufren de factores que predisponen la aparición de la boca de trinchera.

Esta enfermedad está caracterizada por un dolor intenso en la cavidad oral, que se torna casi insoportable. Esto se acompaña de sangrado en el periodonto cuando las encías son mínimamente presionadas, además de existir presencia de úlceras en el tejido gingival.

Entre los síntomas podemos encontrar mal olor y mal sabor en la boca, así como una capa grisácea en las encías, todo esto acompañado de una sensación de malestar general. Asimismo, también existe una cierta tendencia de recaída una vez esta patología se ha tratado.

El diagnóstico de la boca de trinchera suele conllevar un exhaustivo examen oral, focalizándose en las encías y en los dientes. Es posible que se necesiten radiografías a fin de determinar si la infección ha provocado lesión extensiva en los tejidos. Es posible que el dentista de Propdental también tenga que realizar más pruebas, a fin de descartar posibles enfermedades sistémicas o inmunodeficiencias.

Tratamiento de la boca de trinchera

La boca de trinchera podría llegar a convertirse en una seria patología con el paso del tiempo si esta no se trata, es por eso que cuanto antes pongamos fin a esta enfermedad mediante el tratamiento que sea necesario, mejor será el resultado. El tratamiento incluye la toma de antibióticos y analgésicos, a fin de permitir la aplicación de una correcta higiene bucodental, y es que la técnica de cepillado y uso del hilo dental puede tornarse en un trámite extremadamente doloroso cuando tenemos que realizarla en tejido que está afectado.

El tratamiento por parte del odontólogo incluye también una limpieza dental profesional, centrando su foco tanto en encías como en dientes y su objetivo es el de eliminar cualquier tejido muerto. Es posible que también resulte necesaria la limpieza profunda por debajo de la línea de la encía. Esta será realizada por un periodoncista. Asimismo, también se pueden aplicar antibióticos en la zona.

La prevención de esta enfermedad, como prácticamente todas aquellas que podemos tener en nuestra boca, siempre tiene que ver tanto con la alimentación, como con nuestros hábitos orales. Mediante las técnicas de un correcto cepillado dental como el uso de un colutorio y el empleo del hilo dental, veremos como las probabilidades de sufrir esta patología se reducen drásticamente.

También nos ayudarán otros factores a fin de prevenir esta patología, como tener un buen descanso y no sufrir de estrés, ya que, como comentábamos anteriormente, esta también se torna en un factor de riesgo añadido para sufrir la boca de trinchera.

Por último, deberemos llevar una dieta que sea equilibrada, incluyendo la fruta y la verdura para obtener todos los nutrientes esenciales que necesita nuestro cuerpo, así como beber una buena cantidad de agua (lo óptimo son dos litros al día) y, en caso de sufrir esta enfermedad, deberemos olvidarnos de comer comidas picantes o fumar, ya que podrían acarrearnos unos dolores muy serios que nos harían correr a la clínica de urgencia.

Como hemos visto, la prevención es un factor que cumple un papel fundamental para evitar las patologías del periodonto. Una visita regular a nuestro odontólogo de confianza de carácter semestral nos ayudará a eliminar cualquier enfermedad en nuestra boca en sus estadios iniciales, cuando todavía no presentan sintomatología. Esto nos ayudará a ahorrar mucho dinero y dolores sufridos innecesariamente por no seguir una correcta técnica preventiva.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Enfermedades periodontales: Boca de trinchera"

    Deja tu comentario